5) Más que señales de humo, que son de color rojo

Por María Argelia Vizcaíno
www.mariaargeliavizcaino.com

Mis amigos que defienden a Obama y que se ponen bravos
cuando se dice que es comunista, debían conocer un poco
más sobre el motivo por el que este argumento es cada vez
más frecuente.
El 14 de septiembre de 2012 nos enteramos que la
Agencia
Federal de Protección Ambiental (EPA)
envió un correo
electrónico interno usando la imagen del asesino Che
Guevara para celebrar el Mes de la Cultura Hispana.
Habiendo tantos verdaderos próceres que bien nos
representarían como Bolívar, Martí, Hidalgo, San Martín,
Hostos, etc., tuvieron que escoger la figura de quien
representa el comunismo internacional de América Latina, un
asesino confeso.




















¿Cuántas señales más tienen que necesitar mis amigos
obamistas para darse cuenta hacia la dirección que nos lleva
este presidente? Nosotros lo vimos desde que supimos
quienes eran sus allegados (
Bill Ayers y Bernardine
Dohrn
, un matrimonio de marxistas que fueron terroristas y
fugitivos de la justicia por 11 años, y que Obama fue nada
menos que el presidente “chairman” de la Junta de
Directores de su asociación Chicago Annenberg Challenge);
también a quien siguió Obama por 20 años (al pastor
Jeremía Wright, que inculca a sus feligreses el odio hacia
los Estados Unidos); quiénes están detrás de las marchas de
los “indignados” y de los “ilegales” que Obama ha apoyado,
y que portan la insignia de la hoz y el martillo y las imágenes
repulsivas de asesinos como Castro y Guevara; quienes son
los que piden que reelijamos a Obama (
Hugo Chávez,
Mariela Castro
; el gobernante de Irán); cómo tratan de
controlar los medios de comunicaciones firmando leyes que
coartan el derecho a la libre expresión; y como lavan el
cerebro creando robots que no son capaces de pensar por
sí mismo igual que vi en Cuba hicieron con muchos de mis
buenos amigos.

















Pero hay más señales de humo que son de color rojo
muy bien definidas.
No es un secreto quienes eran los creadores de Solymdra, el
proyecto ambientalista, que los contribuyentes gastamos
más de quinientos millones de dólares para que muy
generosamente nuestro presidente Obama se los entregara,
y ellos al final se declaran en bancarrota. Por esos
ambientalistas nuestro presidente bloqueó el gaseoducto
desde Canadá que daría miles de empleos a nuestro pueblo
americano.
También vimos con temor, como en la Convención
Demócrata celebrada en Carolina del Norte la primera
semana de septiembre de este 2012, la manera que
eliminaron a Dios en su plataforma política, y después
cuando recibieron protestas y críticas por su error, al tratar
de agregarlo con una enmienda, sus delegados la negaron
mayoritariamente tres veces seguidas, y ellos finalmente
impusieron su voluntad con actitud totalitaria. Y ya sabemos
que los comunistas son los que no aceptan a Dios como
guía, pero lo peor fue confirmar que si los que dirigen el
Partido Demócrata son capaces públicamente de romper con
la regla de aceptar la voluntad de la mayoría de sus
miembros, qué no serán capaces de hacer cuando tomen el
poder.
En esa convención como invitado estuvo
Julián Castro,
Alcalde de San Antonio y su hermano gemelo aspirante al
Congreso por el Partido Demócrata, cuya madre Rosie
Castro, allí presente, es miembro fundadora del Partido de la
Raza Unida, que según su propia web http://www.pnlru.org  
está “dedicada a lucha por la autodeterminación del pueblo
Chicano Mexicano y la liberación de Aztlan”.
Utilizando el
lema “Patria o muerte”
.

































No es la primera vez que obamistas muestran su adoración
por la imagen de un miserable asesino internacionalista, y
admiren la “revolución” comunistas de Castro, y que los que
han escrito artículos para la prensa mientan o escondan
información que a la larga salen a relucir, como cuando
aquella joven cubana identificada solamente como María
Isabel que durante el año 2008, en una oficina de campaña
en Texas para el candidato presidencial demócrata Barack
Obama, trabajaba delante de una bandera cubana que tenía
insertada la figura repulsiva del criminal Guevara. Joven que
apareció en fotos al lado de Obama y su esposa Michelle.
Después que comenzaron las críticas, los de la campaña de
Obama se justificaron emitiendo un comunicado que ponía
una distancia moderada entre la campaña y sus "voluntarios".





















“Era inadmisible que el candidato presidencial se negara a
usar en su solapa la bandera de EE.UU. y permitía el
despliegue de una enorme bandera cubana en una de sus
oficinas, adornado con la imagen de un asesino de masas”,
preguntó una publicación local. Y en vez de repudiar la
imagen, Obama sólo lo llamaría 'inapropiado'.
Y aunque hayan dicho que eran casos aislados, se ha
demostrado que la mayoría de los comunistas son
seguidores de Obama. Al poco tiempo apareció en USA
Today (junio, 2008)
www.usatoday.com/news/nation/2008-06-
10-ohio-lethal-injection_N.htm?csp=34 la foto del prominente
juez James Burge, del condado Lorain, mostrando en su
bufette una foto de Obama al lado de una del Che.







































Tampoco es un hecho aislado la simpatía de Obama con el
tiranuelo Hugo Chávez que muy bien lo dio a entender en
una entrevista al periodista Oscar Haza, en julio de 2012,
que creía “que lo que ha hecho el señor (Hugo) Chávez en
los últimos años no representa un peligro para nuestra
seguridad nacional”, muy a pesar de su acercamiento con el
gobierno enemigo de Irán y sus negocios armamentistas con
el mismo y con Rusia, enemigos americanos, y de su
protección a la narco-guerrilla-terrorista-comunista
colombiana.
No ha sido la primera vez que el gobierno de Obama insulta
nuestra inteligencia y se burla de los anticomunistas. Les
recuerdo a los olvidadizos uno de los episodios más
vergonzosos y humillantes en la historia de nuestra nación,
cuando el famoso y servil pianista chino
Lang Lang
interpretó una melodía antiamericana durante el banquete
ofrecido al dictador chino Hu Jintao en la Casa Blanca el 19
de enero de 2011. La canción llamada “Mi patria” proviene
de una película propagandista comunista de la China de
1956 llamada “Batalla en la Montaña Shangganling” que
ocurrió en la guerra de Corea. Durante la guerra de Corea
(1950-1953) más de un millón de soldados chinos mataron e
hirieron a cientos de miles de soldados estadounidenses.
Miles de prisioneros estadounidenses capturados durante la
guerra de Corea fueron torturados. La canción que Lang
Lang interpretó en la Casa Blanca tiene una letra que llama
a los soldados estadounidenses “’chacales’ que serán
saludados con los rifles”. Todos los chinos conocen esta
película y canción como antiamericana, las cuales fueron
hechas durante la época de Mao Tse Tung.
Muy preocupada estaría siendo una anticomunista acérrima
que en mi partido estuvieran afiliados sujetos como
Eric
Burdon, Carlos Santana, Sean Penn, Danny Glover,
Oliver Stone
, que tienen en común al asesino Che como su
ícono y admiración por el tirano Castro. Igualmente
personajes de la izquierda radical (como le llaman ahora a
los comunistas) han hecho y hacen campaña por Obama
como
Carl Davidson que junto con Tom Hayden (esposo
de Jane Fonda), dirigieron la organización actual de
Progressives for Obama (Progresistas por Obama) y que
fundaron la Brigada Venceremos de muy triste recuerdo
para los cubanos.
Otros colaboradores de Obama de muy mala recordación
han sido el abogado
Greg Craig, quien sirvió al tirano Fidel
Castro en el caso del secuestro del niño Elián para que se lo
enviaran a Cuba y así servirle de propaganda política, y que
Obama utilizó como asesor primero, y abogado de la Casa
Blanca después. Y el tristemente célebre Eric Holder, quien
fue Fiscal General Adjunto de los Estados Unidos desde
1997 hasta 2001 cuando el mismo caso del secuestro
abusivo contra el niño Elián en complot con Bill Clinton, y fue
asesor legal de Barack Obama durante su campaña a la
presidencia, quien lo premia con el  puesto de Fiscal
General de los Estados Unidos a partir de 2009, llegando a
ser el primer alto funcionario del gobierno de USA en
declararlo en desacato por no cooperar con la investigación
de la operación “Fast and Furious”.

























Y qué decir de las organizaciones musulmanas radicales
extremistas que apoyan a Obama como la Sociedad
Musulmana Americana, fundada por la Hermandad
Musulmana; Musulmanes Americanos por Obama’08; y la
Nación del Islam, dirigida por el líder racista Louis Farrakhan.
No conozco a ningún miembro del Partido Republicano que
sea admirador del Che y de Castro, y mucho menos de
musulmanes radicales enemigos de EE.UU., puede que los
haya, pero jamás los he visto y menos en gran cantidad
como sí los vemos integrando al Partido Demócrata.
Además me preocupó y me sigue preocupando que cuando
Obama era un senador, de las pocas veces que trabajó fue
para votar junto con otros 28 senadores para obstruir el
suministro de la ley de reforma de la FISA que le da
inmunidad prolongada a las empresas de
telecomunicaciones que colaboran con las autoridades
policiales y de inteligencia en la identificación de las
comunicaciones internacionales terroristas. Esos 29
senadores demostraron estar votando contra la seguridad
nacional a favor de nuestros enemigos.
Si saben todo esto ¿por qué piden cuatro años más para
Obama? Es un hecho que necesitan tiempo para acabar su
obra, y así seguir el ejemplo de Chávez, del socialismo del
siglo XXI, permitido por sus mismos electores. Y si no lo
saben ¿por qué los obamistas se niegan a informarse? No
creo en la ingenuidad, solo en la maldad y el lavado de
cerebro. El que no está informado a estas alturas es porque
no quiere o porque no puede, bien porque su medio
ambiente no les permite adquirir conocimiento, o sus
neuronas están muy afectadas.
Ojalá que el capricho de defender a Obama no sea como
aquel que ha destruido a Cuba por más de 53 años de
repetir
“Si Obama es socialista que me pongan en la
lista”.
Son suficientes señales de humo de color rojo. Se lo
advirtieron a los cubanos antes de 1959, y se lo advertimos
a los venezolanos y no nos creyeron. ¿Qué esperan mis
hermanos cubanos que dicen ser anticomunistas y votan por
Obama? Parece que están esperando que grite:
¡Socialismo o muerte! , como hizo Castro y repitió Chávez
después de jurar que no eran comunistas, marxistas,
leninistas, socialistas, terroristas y antiamericanos.
En esta página
5.- Más que señales de humo, que son de color rojo.

3.- El famoso superávit de Bill Clinton.
3) El famoso superávit que Bill Clinton nos
dejó

Por María Argelia Vizcaíno
www.mariaargeliavizcaino.com

Las personas que no vivieron la administración de Bill
Clinton y se guían por lo que informa la prensa liberal
al parecer no saben nada de lo ocurrido entre 1993
al 2000. A muchos que no tuvieron pérdidas
económicas, tampoco les importó como logró el
famoso
“superávit”, pero yo que tuve que lidiar con
padres y suegros viejos y enfermos aún no olvido los
terribles recortes al Medicare de que fueron víctimas,
y de aquel hostigamiento y casi obligatoriedad de que
si no eran ciudadanos americanos perderían todos
los beneficios, que los llevó a un gasto extra de
dinero que no tenían, a estudiar después de haber
sobrepasado la tercera edad, para adquirir la
ciudadanía, sin contar tener que verlos como se
alteraba su estado de nervios, muy peligroso para su
edad.
El primer superávit que Bill Clinton anunció fue en
1998 que supuestamente no se había visto en las
cuentas federales en tres décadas. Dice la nota de
www.cidob.org/es/documentacion que el año terminó
con un montante del 0,9% del PIB y en 1999 le fue
mucho mejor, con el 1,3%, con un excedente histórico
de 124.000 millones de dólares, lo que es un gran
promedio si tenemos en cuenta que en 1992 el déficit
había sido de 290.000 millones (principalmente por la
guerra del Golfo y los recortes fiscales de Reagan).
Los números suenan bonitos pero ¿a qué costo
tuvieron un superávit? En su primer discurso sobre el
estado de la unión, el 17 de febrero de 1993, Bill
Clinton anunció que subirían los impuestos, algo que
jamás dijo durante la campaña electoral y que tanto le
criticaron a Bush padre. También anunció recortes
amplios en el gasto público, especialmente a los más
indefensos, los de la tercera edad, los retirados, y los
incapacitados (no olvido lo difícil que era en esos
años conseguir un médico que aceptara Medicare
porque pagaban muy poco o no pagaban, y cuantos
niños se quedaron sin cobertura médica). También
subió los intereses de los préstamos estudiantiles
(que por fortuna George W. Bush los bajó
inmediatamente y también recién llegado al poder
aprobó un paquete de ayuda y servicio médico para
los niños e incapacitados que Clinton les había
cortado). Decía Clinton que era necesario para
obtener fondos para crear millones de puestos de
trabajo y financiar la reforma del sistema de salud
(que fue un fracaso). Para esto contó sus dos
primeros años con un congreso [258-176] y senado
[57-43] mayoritariamente demócrata, amantes de los
impuestos.
Su veto a una ley aprobada por los congresistas (en
los 6 últimos años de mayoría republicana) que
establecía considerables rebajas fiscales es la mejor
manera de demostrar lo que sufrió el pueblo para que
él tuviera la fama de acabar con el déficit.

La Seguridad Social y Bill Clinton

Clinton es un gran defensor de los recortes a la
Seguridad Social, eso está comprobado, pero muy
poco se ha dicho al respecto, y el que no busca la
información escondida no lo sabrá, si no lo vivió y lo
sufrió como mi familia y yo.
En la conferencia de déficit que patrocinó un
banquero de inversiones de Wall Street, en el 2010,
Clinton se jactó de que él había querido cortar la
Seguridad Social, pero los líderes del Congreso de
ambos partidos lo bloquearon. Los cortes que quería
era reducir las prestaciones en aproximadamente un
1 por ciento al año. Esto significa que los jubilados en
sus 70s, 80s o 90s, estarían recibiendo casi el 15 por
ciento menos en beneficios del Seguro Social hoy en
día, si el presidente Clinton hubiera salido con la
suya. Esto salió publicado en el New York Time y está
registrado en el Center for Economic and Policy
Research.
CNN Politics también publicó en 1999 el discurso de
77 minutos que Bill Clinton dio sobre su séptimo
estado de la Unión ante el Congreso, manifestando
entre otras cosas que el estado de nuestra unión era
fuerte, y señaló que Estados Unidos
“está
disfrutando de la expansión más larga en tiempo
de paz económica de nuestra historia, con casi 18
millones de nuevos puestos de trabajo, los salarios
aumentados a más del doble de la tasa de
inflación, el costo de la propiedad más alta en la
historia, y el menor gasto en ayuda social en 30
años, con la tasa de desempleo más bajo en
tiempos de paz desde 1957”.
Clinton señaló que por
primera vez en tres décadas, el presupuesto estaba
equilibrado, pero lo más honesto fue haber
reconocido que había tenido el menor gasto en ayuda
social, y eso que dicen que los del Partido Demócrata
trabajan para los pobres.
Lo que no entendí fue cómo en ese discurso se
mostró preocupado sobre el futuro a largo plazo del
Seguro Social, porque ya le había hecho mucho
daño. Durante su administración tres grupos
nacionales se habían encargado para revisar las
opciones de reforma de seguridad social: la
Comisión bipartidista sobre el derecho y la
reforma fiscal
(1993-1995), el Consejo Consultivo
1994-1996 de la Seguridad Socia
l; y la Comisión
Nacional sobre la política de jubilación de 1997-
98
. Pero muy poco se hizo porque el presidente
estaba en medio de la destitución de los cargos de
perjurio y obstrucción a la justicia derivada de una
relación amorosa con la ex becaria de la Casa Blanca
Monica Lewinsky (fue el segundo presidente en la
historia en ser sometido a juicio político).
Por lo que el tema de Seguridad Social y lo que se
afectó durante la administración de Clinton es muy
largo para un artículo como este.

La inseguridad nacional en aumento durante la
administración de Bill Clinton

Lo más terrible en la era Clinton fue la desprotección
de los estadounidenses por bajar el presupuesto a la
defensa nacional, desde el 4,1% al 2,9%, eso nos
trajo los atentados contra las Torres Gemelas de NY,
el 26 de febrero de 1993 (6 víctimas en territorio
norteamericano), los atentados contra centros
militares en noviembre de 1995 (en Riad, capital de
Arabia Saudita, causando siete muertos) y el 13 de
junio de 1996 (en Dhahrán, causando 19 muertos y
446 heridos), y las bombas del 7 de agosto de 1998
contra las embajadas de Estados Unidos en las
capitales africanas de Nairobi y Dar es Salam (Kenya
y Tanzania), que causaron 224 muertos (incluidos
una docena de norteamericanos), y el atentado del
12 de octubre de 2000,  contra el destructor 'USS
Cole' en el puerto yemení de Adén, matando a 17
marineros y 36 resultaron heridos, todos obras del
multimillonario terrorista saudí Osama bin Laden, y su
grupo Al Qaeda, que al no perseguirlo el gobierno de
Bill Clinton como se debe por falta de $$$, se
encargó del atentado más siniestro de la historia de
esta gran nación el del 11 de septiembre de 2001,
que es el único que parece recuerda la mayoría en el
mundo.
Todo esto sin contar que el 19 de abril de 1995,
Timothy Mc Veigh, un ex soldado de 29 años de
edad, colocó una bomba en un edificio federal de la
ciudad de Oklahoma y mató a 168 personas.
Otra vergüenza que recae en la administración de Bill
Clinton fue ver como permitió que se fulminaran
desde el aire dos avionetas de Hermanos al Rescate
con sus 4 tripulantes que brindaban ayuda
humanitaria a los balseros que huían del régimen
totalitario de los Castro, y por si fuera poco también
permitió desde La Habana que el genocida en jefe
Fidel Castro manipulara la política inmigratoria de
esta gran nación, y qué decir de la manera que se
dejó obligar a secuestrar al pequeño niño Elián de
casa de sus tíos en Miami, para entregárselo como
trofeo al tirano, que hasta le implantó una escuelita
de adoctrinamiento en Washington, entre otras
muchas irregularidades.
Todo esto perjudicó grandemente al vice presidente
Al Gore en sus aspiraciones para conquistar la
presidencia de la nación, que cuando estaba en
campaña le pidió a Clinton que se alejara, que su
presencia no le era conveniente.

El superávit a costa del sufrimiento del pueblo

El superávit no es el que hace grande a las naciones,
por ejemplo el Irak de Sadam Husein tuvo un
superávit gracias a la venta de petróleo y a la
austeridad con que se mantenía a su pueblo. Más
cerca aún, en enero de este 2012 en Argentina se
anunció un superávit de 971 millones de dólares,
según informó el Instituto Nacional de Estadística y
Censos (Indec), pero pregúntele a los argentinos si
están mejores este año que hace 4 u 8 años atrás, y
ya sabemos de sobra lo que sufrieron los iraquíes
con el superávit de Husein.
Así que el tan mencionado “superávit” no es lo que
hizo mejor al gobierno de Clinton en sus ocho años
de administración, lo más importante que debemos
reconocer fue que la economía de Estados Unidos
registró un crecimiento acumulado del 28,7%, una
tasa anual media del 3,6% y una tasa anual mínima
del 2% (en 1995). La inflación media anual fue del
2,7%, con el índice más bajo desde 1965, pero muy
especialmente el desempleo cayó del 6,3% en 1993
al 4% en 2000, porque se crearon más de 20 millones
de puestos de trabajo, según reportó
http://www.cidob.
org, que en el discurso de Clinton de finales de 1999
dijo que era casi 18 millones (como nota extra
agregamos que el promedio del índice de desempleo
fue un total de 5.21% con Clinton; un 5.27% con
Bush, y con Obama en casi 4 años de gobierno ha
llegado a 9.36%).
Eso sí, sus recortes a la educación perjudicaron
grandemente, pero se mantuvieron estables con el
5,4%, que es una cifra mala si se tiene en cuenta el
aumento del costo de la vida, lo mismo el nivel de
pobreza que pasó a 12,7% del 15,1% que había en
1992, cifra que no muestra la cantidad de personas
que se le negó o se le rebajó la ayuda como a los de
la tercera edad y a los incapacitados, lo que trajo un
agravamiento de las desigualdades sociales, y el
endeudamiento del americano medio.
Pero si bien se habla de un “superávit” no se
menciona que en ese 1999 tuvo un saldo negativo de
la balanza comercial, que alcanzó niveles récord. El
déficit en las transacciones corrientes marcó el 3,7%
del PIB, esto es, 364.000 millones de dólares.
Hay que recordar que en el 2000, la inflación
comenzó a subir, y si en el tercer trimestre del año la
economía creció un 2,4%, en el cuarto trimestre sólo
creció el 1,1%, que se interpretó como una
deceleración pasajera o el principio de una recesión,
que bien puede decirse que fueron los primeros
truenos de la tormenta que vino después, que como
George W. Bush no se parece a Obama, no le echó
la culpa a Clinton de la recesión que le tocó en su
mandato.

Conclusión

Reconocemos que Bill Clinton era muy hábil para
entrar en negociaciones con todos los partidos y
todas las tendencias, que muy a pesar de sus
relaciones extramaritales no dejó de trabajar ni se la
pasaba en campaña política, ni culpando a otros de
sus problemas o errores, su experiencia como
gobernador lo ayudó mucho, también contó en su
gabinete con un personal muy capacitado de ambos
partidos, todo esto unido contribuyó a muchos de los
éxitos que se le atribuyen en la nación, aunque en
política exterior fue un tremendo fracaso.
Sin importarle a quien no lo sufrió, es cierto que Bill
Clinton mejoró notablemente el Déficit Federal, y que
durante la administración de George W. Bush por 8
años subió el déficit a $45.9 billones (recortes de
impuestos y ayuda a los más necesitados, además de
subir los gastos en defensa para protegernos de los
terroristas hacen la diferencia); pero que en sólo
menos de cuatro años Barack H. Obama lo triplicó,
aumentando la pobreza y el desempleo, y ahora en el
2012 tenemos un déficit de $1.2 trillones. ¿Quieren
seguir culpando a la administración saliente? Si es
así, Bill Clinton tiene toda la culpa de la recesión que
le inició a George W. Bush y del ataque que
recibimos el 11 de septiembre de 2001, etc., etc.

Otras fuentes (imparciales) consultadas:
1.- Oficina de Presupuesto del Congreso, "Datos históricos
del presupuesto", sin fecha, consultado el 06 de septiembre
2010.

2.- Center for Economic and Policy Research.

3.- Documento anual denominado "Informe Financiero del
Gobierno de los EE.UU." ("Financial Report of the U.S.
Government").

4.-
www.cidob.org/es/documentacion y el http://www.cepr.net

5.- CNN Politics, 1999. http://articles.cnn.com/1999-01-
19/politics/sotu.post_1_social-security-budget-surpluses-
tobacco-companies?_s=PM:ALLPOLITICS

6.- Archivo personal de la autora.
No olvidamos este criminal secuestro
autorizado por Bill Clinton. Todavía sufrimos
cuando vemos la cara de terror de este
inocente niño, y vemos en lo que lo covirtieron.
I   LOVE   USA
El Tirano en Jefe Fidel Castro mostrando su trofeo
que le envió Bill Clinton.
El abogado Greg Craig, quien sirvió al tirano Fidel Castro en el
caso del secuestro del niño Elián para que se lo enviaran a Cuba y
así servirle de propaganda política, y que Obama utilizó como
asesor primero, y abogado de la Casa Blanca después.
Contactar por e-mail  -
mariaargelia@hotmail.com
RECOMIENDA
DICCIONARIO DE TALENTOS ARTÍSTICOS CUBANOS EN EL EXILIO
Copyright © 2008 María Argelia Vizcaíno
I Love USA
Yo amo a Cuba
Contactar por e-mail  -
mariaargelia@hotmail.com
RECOMIENDA
DICCIONARIO DE TALENTOS ARTÍSTICOS CUBANOS EN EL EXILIO
Copyright © 2008 María Argelia Vizcaíno
I Love USA
Yo amo a Cuba
Espere un poco a que
termine de cargar
Material de consulta con Derechos Reservados conforme a la ley
Queda prohibida la reproducción total o parcial de todo lo que aparece en
esta página (web. blog, etc.), por cualquier medio o procedimiento, sin
para ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito de María
Argelia Vizcaíno. Cualquier forma de utilización no autorizada le será
aplicada lo establecido en la ley federal del derecho de autor. Información
puede encontrar visitando
http://www.copyright.gov/
Por favor, no omita el nombre del autor
ni la fuente de dónde fue publicado
cualquier escrito que copie y
distribuya. Hay que respetar los
derechos de los autores, que es
respetarnos a nosotros mismos.
Gracias.
María Argelia Vizcaíno
El Tirano secundón Raúl
Castro mostrando en lo
que convirtieron al niño
Elián gracias a Bill
Clinton.