Opiniones sobre este trabajo
pueden ser enviadas
escribiendo a
mariaargelia@hotmail.com
Sección constantemente en
progreso, visítela próximamente
Otros diccionarios y notas de
importancia
e-mail  -    mariaargelia@hotmail.com
Copyright © 2011 María Argelia Vizcaíno
Mirta de Perales ejemplo de esfuerzo, bondad y patriotismo
Por María Argelia Vizcaíno

Falleció la famosa cosmetóloga cubana Mirta de Perales después de sufrir una larga enfermedad de Alzheimer. Una
cubana más que muere lejos de la patria añorando su libertad.Se ha informado hasta el cansancio muchos detalles de
su exitosa vida como empresaria, pero muy poco sobre la patriota que jamás claudicó ni se vendió por intereses de
ningún tipo.





















  Mirta de Perales
, famosa cosmetóloga conocida internacionalmente, creadora de un emporio de productos de belleza de alta
calidad, nació el 2 se septiembre de 1922, en Rancho Veloz, Las Villas, Cuba, donde fue bautizada como Mirta Raya Casanova, hija
de un matrimonio humilde de cuatro hijos.





























 En su web
www.mirtadeperales.us relata que a  los siete años tuvo un problema con su cabello que la motivó a preocuparse por el
cuidado del mismo. A los 11 años les cortaba el pelo a sus vecinas por un precio módico. A los 15 años, ya había reunido suficiente
y se trasladó a La Habana, donde se encontraba su madre laborando como empleada doméstica. Mediante un anuncio en el
periódico ofrecía sus servicios de manicura y peluquería a domicilio, y así trabajó durante 5 años. El 6 de enero de 1944, con 21
años, se casó con el Dr. Benito Perales, farmacéutico 10 años mayor, en la Iglesia Nuestra Sra. del Carmen de La Habana y abrió
su primer salón de belleza en las calles L y 27 del Vedado.
  Unida a su esposo se dio a la tarea de crear nuevos productos de belleza con las materias primas naturales que ella misma ya
había tratado en su cabello y el de sus clientas, creando la línea de cosméticos con su propio nombre Mirta de Perales,
consolidando la firma que la haría famosa internacionalmente, por la que fue reconocida en New York, en Puerto Rico, en toda
Latinoamérica y París desde antes de 1960, donde también había ido a superarse con lo último de la moda y nuevas técnicas para
mejorar la salud del cabello y la piel, y donde fue premiada y reconocida. El matrimonio no duró muchos años, pero del mismo
nacieron sus dos hijos que tanto amó.


























 En Cuba, cuando no era frecuente que una mujer promoviera sus propios productos en un espacio televisivo, desarrolló un
programa de TV de 30 minutos los domingos por la noche llamado
"Luzca siempre bien", donde ella planteaba diferentes
problemas y mostraba cómo resolverlos, lavando su cabello correctamente, cómo aplicar el famoso tratamiento de aceite, y cómo
cuidar el cabello de sus hijos. Ella también se había centrado mucho sobre la importancia de la apariencia y de cómo contribuye a la
autoestima.  












































 Participaba en la Convención Nacional del Club de Peluqueros de Cuba, dando clases y exhibiciones como la efectuada en 1955
en el hotel Sevilla Biltmore a finales de octubre y principio de noviembre de 1955, que anuncia el Diario la Marina.
En 1956, ya tenía el salón de belleza más lujoso y confortable de América en el edificio Naroca, de la Avenida Paseo #159  entre
Línea (9na.) y Calzada, también en la exclusiva barriada del Vedado, confirmado por
Santiago Ruiz, propietario de Santi
International & Wave Spa at FIU, al periodista
Arturo Arias Polo que escribió para El Nuevo Herald “Adiós a Mirta de Perales” el 10
de mayo de 2011. (El Naroca fue rebautizado “Hermanas Giralt  Abreu” por Lourdes y Cristina, de 22 y 28 años, cienfuegueras que
según decían habían sido acribilladas a balazos a manos de la policía de Fulgencio Batista, cuando regresaban a su apartamento
de un edificio de la calle 19, del Vedado donde mismo se escondían los guerrilleros que escaparon ilesos Eduardo García
Lavandero, Enrique Rodríguez Loeches y Faure Chomón, del Directorio Revolucionario acusados de atentar contra el ministro de
Gobernación, Santiago Rey Pernas. Las hermanas “asesinadas” pertenecían al Movimiento de Resistencia Cívica, del 26 de Julio
dedicándose a sabotear lugares públicos, poniendo bombas, etc.).




























      La prestigiosa escritora Ena Curnow escribe en su comentario (en http://palabracubana.com/?p=853) que la distinguida actriz y
locutora Marta Casañas,
“asegura que muchas veces se arregló allí y que existía en el sitio una lujosa cafetería donde las
damas podían charlar mientras disfrutaban de golosinas y refrigerios
” . En el mismo artículo informan queen el primer piso
estaban las oficinas (trabajaban en total en la peluquería 30 personas), y en el séptimo piso vivía Mirta con su familia. Otra
nota de la prensa independiente cubana, fechada en noviembre 2006, describe que el Naroca tenía ocho pisos, y que en el
penthouse, que era ‘espacioso y elegante…. construido a su gusto, con todas las comodidades modernas de los años 50’
vivía su propietario, el empresario Ramón Mestre”
Gutiérrez (dueño de CMQ Radio y TV y de Naroca Construction Company).
  Agregamos que en este lujoso edificio vivió también la famosa cantante cubana Mercedita Valdés y su esposo el percusionista
Guillermo Barreto; y el famoso escritor español Herminio Almendros Ibáñez autor de: Había una vez (1946), 30 escenas de animales
(1951), Lecturas ejemplares. Aventuras, realidades, fantasías (1955) y A propósito de La Edad de Oro de José Martí. Notas sobre
literatura infantil (1956), y padre del gran cineasta cubano-español Néstor Almendros.
 Pero en realidad los empleados de Mirta eran casi un centenar, incluyendo el salón de belleza y la producción de sus productos
cosméticos para satisfacer las necesidades de su clientela, que llegó a ser un negocio más grande que su misma peluquería.  
Basados en lo que ha relatado Bertila Pozo, antigua trabajadora para los productos Mirtha’s y amiga de la familia
“cuando la
empresaria se fue de Cuba (…) se quedó en el apartamento ‘Rayito’, el hermano menor de Mirta. Precisamente le llamaban
con el diminutivo de Raya, el apellido de soltera de Mirta, porque era el menor de los hermanos. Rayito después falleció y no
estamos al tanto de quién puede vivir allí en estos momentos y si la peluquería ‘impostora’ sigue funcionando en el espacio
que con tanto sudor y esfuerzo forjó esta admirable mujer, una de las primeras empresarias exitosas de Cuba, de Estados
Unidos, y de todo el continente”.
 Su esfuerzo, sacrificio y labor de toda su vida le fueron arrebatados al arribo del gobierno totalitario castrista en 1959, que le
confiscó todos sus bienes. Valientemente protestaba por el abuso de poder, por lo que cuando se produjo el ataque a Playa Girón
por los aguerridos integrantes de la Brigada de Asalto 2506, que desató el pánico entre los castristas, fue apresada durante 9 días
en la fortaleza del Morro, acusada infructuosamente de conspirar contra el estado, tratando de humillarla porque no toleraban los
éxitos de nadie mucho menos de una mujer. En el libro de memorias de
Juanita Castro “Fidel y Raúl: Mis hermanos, la historia
secreta”
, escrita por María Antonieta Collins confirma su detención: “Cuando llega la invasión toman preso a miles y una fue
Mirta de Perales. Estaba dormida en el piso con el vestido subido y Juanita la tapó pues los milicianos la miraban con
lujuria”
.
Gracias a los buenos amigos que cosechó durante toda su vida y a la bondad con que se caracterizó donando regalos a quienes
menos tenían, consiguió influencias para ser liberada.
 Es que por ser una ferviente católica nunca simpatizó con un gobierno que asesinaba para conseguir sus propósitos totalitarios.
Se marchó de Cuba en 1962 con sus dos hijos Mirtica y Jorge, quienes han relatado que con solo $5.00 pesos en la cartera. A su
alrededor se crearon varias leyendas, como que se escapó de Cuba con todas sus prendas escondidas en su pelo, también la
acusaron de preparar a una clienta que salía del país con sus joyas dentro de su cabellera.
Al arribar a tierras de libertad en los Estados Unidos empezó de nuevo peinando a domicilio y estudiando, para obtener el “board”
de cosmetología, regresando a New York y París, obteniendo nuevas certificaciones, asistiendo a la mayoría de las convenciones de
belleza que se realizan en el mundo, hasta fundar su nuevo Salón de Belleza en la prestigiosa ciudad de Coral Gables, Florida. Al
mismo tiempo que fundó Mirta de Perales Inc., lanzó al mercado la línea de productos de belleza Mirtha’s, siempre con calidad
científica y evolucionando, distribuyendo sus productos a nivel nacional y Puerto Rico, pues por suerte sus proveedores de materias
primas eran de los Estados Unidos, por lo que pudo continuar con sus fórmulas especiales llegando a tener nuevamente su show en
televisión. Esto lo logra a finales de la década de 1970 en el canal 23 de Miami (que posteriormente pasó a manos de Univisión), y
empezó "Cinco Minutos con Mirta de Perales" en honor aquellos cinco pesos con que salió de Cuba y le dieron la oportunidad de
empezar de la nada. En este breve tiempo promovía ella misma sus productos de belleza transformando tanto a niños, como
jóvenes que concursaban para se
r El Chico o la Chica  Mirtha’s.




























 También, nos dice nuestra amiga Rossana Azuero en su página que “hay que recalcar que se había convertido en una
figura famosa por sus actividades en pro de la comunidad"
. http://rossanamusica.com/portal/?p=28412#more-28412































 Su generosidad fue bien retribuida por Dios, era una gran donadora para su iglesia católica; para la Liga contra el Cáncer;
ayudaba a los recién llegados a comprar su primer vehículo; le daba a algunos de sus empleados la entrada para que compraran su
primera vivienda; fue de gran apoyo a los recién llegados en el éxodo masivo del Mariel-Cayo Hueso. Por eso, al reconstruir su vida,
se le multiplicaron sus bienes 10 veces más de lo que le robaron los comunistas.
 Es Mirta de Perales fuente de inspiración para todo aquel que ha tenido que emigrar y empezar de la nada, y para los que en
nuestro propio país nos despojan de lo que hemos adquirido a fuerza de trabajo y sacrificio, su ejemplo es la mejor muestra para
seguir con persistencia y obtener éxito.
 Entre los innumerables premios y reconocimientos que recibió fue declarada la Industrial Latina del Año por la Cámara de
Comercio Latina; también recibió el máximo galardón de su carrera profesional al ser escogida por el presidente Ronald Reagan
como el ejemplo de la realización del Sueño Americano.


































  

  Desde siempre contó con el apoyo de su hija Mirtica, quien era la vicepresidenta de la compañía y su mano derecha, hasta que
debido al avance de la enfermedad de su madre empezando el nuevo milenio, en el 2002, tuvo que enfrentarse a todo sin su ayuda
para continuar su legado.

























    
  En la actualidad los productos Mirtha’s de Mirta de Perales siguen dando excelentes resultados, y el lema que los caracteriza
continúa siendo de gran credibilidad:
"cualquiera que sea su problema de belleza, Mirtha’s tiene la respuesta”…

    Falleció el 3 de mayo de 2011, en su residencia de Miami Beach, rodeada de sus seres más queridos como su hijo el sacerdote
Jorge Perales, de 59 años, quien ofició la misa de réquiem, su hija Mirtica y sus nietos Jorge y Cristina Echevarría. Aunque no se
informó a la prensa hasta el 9 de mayo, pues su familia quería un funeral privado, decisión que respetamos, pero que consideramos
que al ser una figura pública muy querida, muchos hubieran deseado ir a darle el último adiós a este gran ser humano.
































     En Cuba, la comunidad católica de Rancho Veloz recordó con cariño a Mirta de Perales y leímos en el blog El Lugareño un texto
escrito por el reverendo Padre Raúl Rodríguez, Párroco de Quemado de Güines que pertenece a la Diócesis de Santa Clara.
http:
//www.ellugareno.com/2011/05/cuba-la-comunidad-catolica-de-rancho.html relatando con emoción los hechos.







































  Nuestras oraciones por su descanso eterno y la resignación de todos sus seres queridos. Nunca debemos olvidar su ejemplo de
esfuerzo, bondad y patriotismo.
ARRIBA: Iglesia de Rancho Veloz. A la derecha con el
reverendo Padre Raúl Rodríguze, durante su visita en la
Florida en 1995.