Rogelio Vizcaíno, Marta Ivelisse y Ángel Roque,
después del concierto
e-mail  -    mariaargelia@hotmail.com
Copyright © 2010 María Argelia Vizcaíno
Una recopilación única de datos y fotos sobre Tropicana que
sólo puede encontrar en www.mariaargeliavizcaino.com
Concierto para la historia: Tropicana en
Palm Beach
Por María Argelia Vizcaíno

 El destacado pianista, director, productor, arreglista Ángel Roque
reunió la noche del 30 de marzo de 2011, en el Eissey Theater de
Palm Beach Gardens, a doce de los más profesionales músicos y
dos melodiosas voces femeninas en un histórico concierto,
recordando la música que estremeció internacionalmente al famoso
cabaret Tropicana en La Habana, desde la década de 1940.

  El público asistente no me dejará mentir cuando afirmo que fuimos
testigos de más de dos horas de interpretación musical impecable
que quedará para la historia de nuestro condado.

  El concierto comenzó con una introducción original del maestro
Roque que entrelazó los temas “Noche cubana” del compositor César
Portillo de la Luz; "Siempre en mi corazón" y “La comparsa” del genial
Ernesto Lecuona que fue muy admirado en el mundo entero y ha sido
el primer latinoamericano que fue nominado a un Oscar por su
música para el cine en 1942, como mejor canción por “Always in my
heart” (Siempre en mi Corazón).

  Cada interpretación nos hacía recordar a decenas de artistas de
fama internacional que aún se admiran por sus historias y
grabaciones y su presencia en el más famoso cabaret de la década
de 1940-50 que por algo fue nombrado el "Montecarlo de las
Américas"; “el más grande y maravilloso night club del mundo”, "el
cabaret más atractivo y suntuoso"; el “Moulin Rouge cubano”, el centro
nocturno predilecto de nacionales y turistas extranjeros. Entre ellas “El
Manisero” de Moisés Simons; "Vereda Tropical" del maestro Gonzalo
Curiel; "Bésame mucho" de Consuelo Velázquez; "Las perlas de tu
boca" de Eliseo Grenet, un danzón que Ángel Roque le hizo un arreglo
muy especial, como todas las interpretaciones de la noche.

   No faltaron las improvisadas descargas de los excelentes músicos,
especialmente del primer violín
Gerardo Aguillón, de larga trayectoria
artística participando en las mejores orquestas como la Florida
Chamber Orchestra y la orquesta “Cha-ChaCha All Star” en las más
prestigiosas salas de concierto y teatros internacionalmente tocando
con importantes músicos como Frank Coopola, Michael Legarns, Tony
Bennet, Steve Turre, Arturo Sandoval, Paquito D ' Rivera, Néstor Torres,
Israel López (Cachao), Willy Chirino, Gilberto Santa Rosa, Celia Cruz,
Oscar D'Leon, Federico Brito, Sammy Davis Jr, y otros.

  Y hablando de este último, Sammy Davis Jr., que también fue una
estrella de Tropicana en su tiempo, cuando dejó de ser un niño
prodigio que cantaba, bailaba y actuaba, la orquesta interpretó el tema
"As time goes by" / “A medida que el tiempo pasa”  del compositor
Herman Hupfeld l, que es más reconocida por ser la canción principal
del ya clásico filme Casablanca. Fue interpretada magistralmente por
la cantante
Katherine Rose que nos trajo además en el primer set la
interpretación bilingüe de “Somos novios” / "I'ts impossible" de  
Armando  Manzanero (que la versión en inglés fue escrita por Sid
Wayne), y que arrancó fuertes aplausos, al escuchar su destreza vocal
en el manejo tanto de las notas graves como las altas.

  Fue muy agradable como siempre la interpretación de
Marta
Ivelisse
del popurrí de canciones del maestro Rafael Hernández
"Campanitas de cristal” y “Capullito de alelí", y en el segundo set de
“Lamento borincano” que nos recordaba la participación del gran
compositor en Cuba y de la cantante Ruth Fernández conocida como
"El alma de Puerto Rico hecha canción" que iba todos los años a la
mayor de las Antillas para hacer una temporada en el Tropicana.
También actuaba en el Teatro América y en la estación de radio CMQ,
allá grabó la opereta "Cecilia Valdés", interpretando a la esclava
Dolores Santa Cruz con unos hermosos sones afro, y fue venerada
por su público cubano cuando los deleitaba con esos mismos temas
"Campanitas de Cristal", "Capullito de Alelí", del maestro boricua;
también Daniel Santos “El Inquieto Anacobero”, que fue un hijo
adoptivo de Cuba, cantaba “Lamento borincano”, “Cachita” y  “El
cumbanchero”, del mismo maestro; y Mirta Silva, la “Gorda de Oro” de
Puerto Rico, cantante y compositora, fue proclamada en Cuba la
artista extranjera más popular cuando fue cantante de la Sonora
Matancera, antes de 1950 que la sustituyó Celia Cruz. Todos fueron
temas muy escuchados en Tropicana.

   De lo mejor de la noche puede considerarse que fue el estreno de
la interpretación de Marta Ivelisse del tema "Quiéreme mucho" de
Gonzalo Roig y letra de Agustín Rodríguez, acompañada por el piano
de Ángel Roque. Lo mismo el video que prepararon para animar la
gran pantalla al principio y el final, a cargo de Alex Dream House
Studios, con vistas muy bien escogidas del legendario Tropicana.
En todos los temas musicales, - más de veinticinco - el maestro
Roque desde su piano alternaba la dirección y hacía las
presentaciones de cada uno de sus músicos en inglés y en español.
Todas fueron muy aplaudidas, especialmente al final con “Mucho
corazón” de Emma Elena Valdelamar y  "El Cumbanchero" de Rafael
Hernández, que puso al público de pie unido en una fuerte ovación y
pidiendo otra.

   Si Tropicana fue, el más grande y maravilloso cabaret en la historia
de los espectáculos musicales del orbe desde las décadas de 1940 y
50, este concierto del pianista Ángel Roque y su orquesta que nos
trajo Tropicana en Palm Beach, fue indiscutiblemente histórico,
porque logró su propósito de transportarnos en la nave del recuerdo, y
eso sólo lo pueden hacer los verdaderos profesionales.

  Ojalá que se repita para que todos lo que se lo perdieron puedan
disfrutarlo como nosotros.


  Interesados en adquirir la variada discografía de Ángel Roque
pueden visitar
www.aroquemusic.com
Katherine Rose, María Argelia Vizcaíno y Ángel Roque,
después del concierto.