ESTAMPAS DE CUBA POR MARIA ARGELIA VIZCAINO
Clavelito: Miguel Alfonso Pozo
Opiniones sobre este trabajo pueden ser enviadas
escribiendo a mariaargelia@hotmail.com
PÁGINA INICIAL
Un buen amigo me avisó que acababan de presentar un libro sobre la vida de Miguel Alfonso
Pozo, ese famoso personaje que se hizo célebre bajo el nombre de “Clavelito”, y esto me
llenó de recuerdos personales.

Cuando se menciona a Clavelito los conocedores de la historia de la radio en Cuba enseguida
rememoran un verso que de tanto escucharlo nunca lo olvidaron:
“Pon tu pensamiento en
mí / y harás que en este momento / mi fuerza de pensamiento / ejerza el bien sobre ti.”

Tengo entendido que era el tema de uno de los programas de radio más famosos de la Cuba
de ayer, conducido por
Miguel Alfonso Pozo, que como dice el amigo Rosendo Rosell en
su primer tomo de “Vida y Milagros de la Farándula en Cuba” ese es
“su nombre registrado
en los archivos civiles, pero CLAVELITO fue el apelativo con el cual se conoció de San
Antonio a Maisí. Empezó como todos los cantores de puntos cubanos que se
‘profesionalizan’, es decir, cantando acompañados por el laud y la claves, en los cafés de
los pueblos, aprovechando la aglomeración del público, para venderles sus décimas
impresas...”

Para completar esta historia la amiga Leah Suri me prestó su libro escrito por el Dr. Juan
F. Castillo
y titulado igual que este escrito. En el mismo relata la vida de tan insigne artista
y personaje que ha pasado al folklore de Cuba.

Miguel Alfonso Pozo nació el 29 de septiembre de 1908, en la ciudad de Ranchuelo,
provincia de Las Villas. De su abuelo materno heredó su nombre artístico “Clavelito” ya que
se llamaba José Clavelo. De familia humilde, no tuvo mucho tiempo para prepararse en la
escuela porque desde muy pequeño se dedicó a trabajar para ayudar a sus padres. Su talento
poético es nato, por eso llegó a ser uno de los mejores repentistas (improvisadores de la
música campesina) de toda Cuba. Sus conocimientos generales los adquirió leyendo mucho
cada vez que podía, por eso además de cantar música guajira, compuso canciones en
diferentes géneros de la música cubana y escribió libros de poemas y dos de consejos u
orientaciones siquiátricas, siempre tratando de ayudar a sus semejantes.

Comenzó su vida artística en la emisora de radio CMHI de la ciudad de Santa Clara,
formando el dúo Mariano-Clavel con un programa de punto guajiro. Pero el éxito comienza
cuando debuta en la estación CMQ en el programa “El Rincón Campesino”, que pasó a ser
“El Rincón Criollo” con Coralia Fernández y Nena Cruz “La Calandria”. Más tarde pasó para
Unión Radio con el programa “Controversias de pelota entre Habana y Almendares”. Es
después que tiene la oportunidad de producir su propio programa nombrado “Aquí está
Clavelito”, que comenzaba con un laud y claves tocando una tonada campesina en la que el
propio Clavelito cantaba la décima famosa de “Pon tu pensamiento en mí...”. Y después leía
las cartas que le escribían los oyentes a los que aconsejaba mediante sus improvisaciones,
pidiéndoles que antes pusieran un vaso de agua sobre el radioreceptor, y que se
concentraran en la misma para que pudieran beneficiarse de sus poderes curativos. Para su
sorpresa empezaron atribuirles milagros, porque lo mismo curaba a un desahuciado,
armonizaba un hogar con problemas, daba los números de la lotería, buscaba un novio a la
más fea, consolaba a cualquier afligido, etc.

Llegó a recibir más de 50,000 cartas en una semana. Su popularidad era insoportable para la
competencia, que se vio afectada por su gran audiencia, así que se unieron para destruirlo,
de ahí que prepararon una denuncia de que incumplía con el código de ética radial y su
programa fue cancelado el 5 de agosto de 1952. Pero sus oyentes no lo resistieron y
presionaron tanto a sus gobernantes que tuvieron que volverlo a poner por radio pero
suspendiendo las predicciones, y sobre todo las curaciones con el vaso de agua.

Fue tanta su fama y afán de servir al pueblo necesitado que decide postularse para
Representante en el Congreso Nacional de Cuba en las elecciones del año 1954, como nos
narra el
Dr. Cristóbal Díaz Ayala en su libro “Del Areyto a la Nueva Trova”, que también
había varios artistas como candidatos: Manolo Fernández; el comediante Leopoldo
Fernández; el famoso actor Enrique Santiesteban. Para presidente de la república concurre
Fulgencio Batista como candidato único, que era en ese entonces el gobernante de Cuba por
el golpe de estado que dio el 10 de marzo de 1952. Como era de esperarse el día de las
elecciones el pueblo eligió a Clavelito por unanimidad, pero la corrupción gubernamental lo
relega a primer suplente, que al renunciar el representante de la Cámara Sr. Morales Gómez,
es que puede escalar a ese puesto legislativo, que ante la impotencia de poder servir al
pueblo producto de la dictadura existente, decide renunciar.

Mis recuerdos de Clavelito datan de los primeros años de la década de 1960. Él con su hija
Anita acudían cada 3 de diciembre a una fiesta en Guanabacoa que se daba en honor a Santa
Bárbara en casa de Felino Ramos un tío de mi mamá casado con Tola Batista, una tía de mi
papá. Mi padre que era un gran admirador de todos los poetas campesinos, mucho más de
los talentosos improvisadores, disfrutaba mucho de aquella celebración en la que
invariablemente Clavelito era el centro de la atención, y le hacían coro para escuchar sus
chistes que yo no entendía por mi edad, por eso lo que más me gustaba era cuando a las
doce de la noche develaban el altar para ver a la carismática Anita con su guitarra que le
cantaba a la santa la popular canción “Que Viva Changó”.

Un año que jamás olvidaré, 1966, y eso que yo tenía de 11 años, Anita cantó más emotiva
que nunca, le imploraba a la santa entre canto y sollozos por la liberación de su esposo
Eduardo, que lo habían confinado para los campos de concentración nombrados la UMAP
(Unidad Militar de Ayuda a la Producción). Los que conocen lo tétrico de aquel lugar y a lo
que fueron expuestos los jóvenes de entonces, se podrán imaginar lo que sufrieron ellos y
sus familiares, de ahí que Anita estuviera desesperada por su regreso. Unos meses después
Eduardo fue liberado, ellos habían solicitado su salida definitiva para irse del país, por lo que
fueron expulsados de sus trabajos, así que tenían que inventar como podían para sobrevivir,
y Eduardo de peluquero se convirtió en mago que Anita acompañaba con su inseparable
guitarra y sus alegres canciones en los cumpleaños infantiles que solicitaban su show.
Nunca más supe de Clavelito y su familia, ni siquiera nos enteramos en Cuba cuando
Clavelito falleció un 21 de julio de 1975, cuando no había cumplido los 66 años, hasta que
en el exilio, leyendo los libros de Rosendo Rosell me enteré que Anita conocida por
“La
Clavelito”
todavía se presentaba en actos patrióticos para animarlos con su indiscutible
cubanía y verdadero arte.

Este nuevo libro del Dr. Castillo Mujica despejó la nube donde se envuelven los recuerdos
imborrables, con el mismo he aprendido mucho sobre este gran artista que como dice el
autor:
“todos los cubanos debemos recordarlo siempre, porque en su poesía, supo pintar
con matices relucientes, la belleza de nuestro suelo y nuestras costumbres, y a la vez,
llevar un mensaje de esperanza para nuestro afligido pueblo”.

No me consta la riqueza que dicen hizo Clavelito con el “agua magnetizada”, total otros se
han hecho multimillonarios ganando la batalla de las ideas, convirtiendo el revés en victoria,
fusilando, apresando injustamente, amedrentando, traficando drogas, exportando el
terrorismo, declarando ¡Patria o Muerte!, sometiendo a millones de cubanos... y los
ignorantes y envidiosos del mundo lo aplauden y apoyan. Al menos Clavelito trató de hacer
el bien a cada ser humano que le tuvo fe, por eso fue endiosado y querido, y lo
recordaremos siempre con cariño y respeto.-
www.mariaargeliavizcaino.com



***La sinonimia en la
música cubana

***La cultura de la política

***La ciudad más bailadora
del mundo

***Maggie Carlés: La Voz
Vs. La Actriz

***La cruz de Celia

***Música Tropical o
afrocaribeña o afroantillana

***El Lenguaje Salsero

***¿Qué clase de Salsa
bailamos?

*** Historia de un mismo
baile: Salsa o Casino

***Hago Constar: Nunca fui
comunista







***Mi primer día en el exilio

***Esteban Fernández: El
ilustrador de la cubanidad
exiliada

***Logros revolucionarios

***El mejor amigo de Miami
***Los Precursores de
Telenovelas

***Cuba sin Castro
estuviera mucho mejor

***Ventajas de que se
acabe el castrismo

***En Cuba no hay estatuas
de Fidel

***Historia del Servicio
Militar Obligatorio y la
UMAP

***¿Son distintos los
mexicanos de ahora?

***¿Quiénes son los
mafiosos?

***Historia del SMO y la
UMAP

***Reseña de la escuela al
Campo

***La tiranías no hacen
distinciones

***Exilo vs. emigración

***¿Quién divide a la familia
cubana?

***Intercambio con
Colombia

***Guanabacoenses
ofendidos y algunos
mexicanos también
MÚSICA CUBANA
HISTORIA DE
CUBA
dC
(después del
castrismo)
Más sobre Música
Cubana
PULSE AQUÍ







***Doblemente Pastor

***La Sierva de Dios

***Descubrimiento de la
Tierra más Hermosa que
ojos humanos hayan visto

***La Perla de las Antillas

***La Tea Incendiaria de
Bayamo

***La Educación en Cuba
antes de 1959

***El Himno Nacional de
Cuba
HISTORIA DE
CUBA
aC (antes
del castrismo)
Amiga Maria Argelia,
De tu interesante y siempre bien informada página en la Internet me llegó información sobre un libro publicado sobre el Sr. Miguel
Alfonso Pozo, más conocido por Clavelito.
En tus Estampas de Cuba y con referencia a un libro publicado sobre este señor leo el siguiente párrafo:
“Llegó a recibir más de 50,000 cartas en una semana. Su popularidad era insoportable para la competencia, que se vio afectada por
su gran audiencia, así que se unieron para destruirlo, de ahí que prepararon una denuncia de que incumplía con el código de ética
radial y su programa fue cancelado el 5 de agosto de 1952. Pero sus oyentes no lo resistieron y presionaron tanto a sus gobernantes
que tuvieron que volverlo a poner por radio pero suspendiendo las predicciones, y sobre todo las curaciones con el vaso de agua.”

Esta cita no se ajusta a la verdad. La historia del caso Clavelito no es como se relata en ese párrafo. Arturo Artalejo, mi tío, en el
programa Con la Manga al Codo recibió muchas críticas de oyentes sobre el giro peligroso que estaba tomando el programa de
Clavelito con el mensaje de que con el vaso de agua sobre el radio se curaban todos los males y que no era necesario ver a los
médicos y después de oír el programa estuvo de acuerdo con las críticas al programa y el peligros que podía representar. Con la
Manga al Codo era el programa de crítica de Radio y Televisión más respetado y de mayor audiencia en La Habana, desde que salió
al aire el 14 de Marzo de 1952 hasta Septiembre de 1960 en que salimos al exilio.

Al Sr. Clavelito le molestó la crítica y se puso en contacto con el Sr. Viana Presidente de la firma Sabatés y con el Sr. Juan Mola
productor del Programa “Aquí Todos Hacen de Todo” donde Arturo Artalejo hacía de Juez y les dijo que si Artalejo lo seguía criticando
le iba a decir a sus oyentes que no compraran los productos de Sabatés. Recuerdo, como si fuera hoy, que estos señores visitaron a
Arturo en nuestra Emisora para comunicarle la amenaza de Clavelito. La respuesta de Arturo, en mi presencia, fue que tajante
renunciando inmediatamente a la firma Sabatés ya que él no aceptaba ni amenazas ni chantaje de nadie y que se lo iba a comunicar
públicamente a Clavelito en el programa como lo hizo. La firma Sabatés no aceptó la renuncia de Arturo y lo denunció a la Comisión
de Ética Radial que dirigía Juan José Tarajano, suspendieron a Clavelito por violar el Código de Ética de la Asociación de
Anunciantes de Cuba y por chantaje a una de sus firmas afiliadas, después de la suspensión él accedió a las condiciones de la
Comisión de Ética y regreso su programa al aire.

Todo lo que se aparte de lo que aquí te relato es pura fantasía y no se ajusta a la verdad, ni los oyentes y menos los gobernantes...
¿Gobernantes de que? Tuvieron nada que ver ni con la suspensión ni con el regreso al aire del programa, él se ajusto a la ética
establecida y regresó al aire sin más problemas.

En importante aclarar, para los que no lo sepan, que en Cuba estaba prohibido por la Comisión de Ética de la Asociación de
Anunciantes de Cuba, no por el gobierno, no por las Emisoras de Radio o Televisión. Sino por los propios Anunciantes muchas de
las cosas que se ven y se oyen en la actualidad. Los Horóscopos, los Adivinadores, los que como Clavelito pretendían curar con un
vaso de agua sobre el radio estaban prohibidos. La Ética de los anunciantes de antes prohibía mencionar a un producto de la
competencia. Usted no podía decir “Ace” es mejor que “Fab” ni la CocaCola es mejor que la PepsiCola.
Yo fui testigo del caso Clavelito, Sabatés y la Comisión de Ética de la Asociación de Anunciantes de Cuba. Nada que ver con
audiencias ni gobierno ni nada que se le parezca.

Estas autorizada a utilizar esta información en la forma que lo estimes conveniente, lo importante es que los que no vivieron y no
fueron testigos de situaciones como estas, tengan las historias claras y que se ajusten a las más rigurosa verdad, ya que de este
caso en particular ninguno de los mencionados está vivo pero yo si estuve presente.

Enrique Artalejo
EARTALEJO@BellSouth.net