ESTAMPAS DE CUBA POR
MARIA ARGELIA VIZCAINO

El pueblo cubano sí ha luchado contra la tiranía

Opiniones sobre estos trabajos pueden ser
enviadas escribiendo a
mariaargelia@hotmail.com
e-mail  -    mariaargelia@hotmail.com
Copyright © 2009 María Argelia Vizcaíno
Parte I de II

  Estando de casualidad presente en una grabación televisiva, como público y no como invitada, me tocó
soportar uno de los tantos mitos que se han repetido durante más cincuenta años y sin fundamento: “los
cubanos no han hecho nada por salirse de su dictadura”.

  Era el programa La Noche del Oscar, que conduce
Oscar Nodarse por su recién inaugurado canal Mi
Pueblo TV, en la ciudad de West Palm Beach. Uno de los invitados era Víctor Sepúlveda, respetado
dominicano que es el gerente general del canal y que me ha contado que fue diplomático de su país,
abogado, y presentador de la televisión en Quisqueya.

  No me hubiera molestado si lo hubiera dicho cualquier otra persona, como un joven de los tantos
desinformados que estaban ese día en el canal, o cualquier otro de tendencia izquierdista, pero resulta que
Don Víctor es de los pocos seres pensantes que todavía lee, y que yo creía hasta ese momento que conocía
la historia de Cuba y del mundo, por ende, no es comunista.

  De ahí que me sorprendió cuando dijo en el programa, que todos los países han tomado el control de su
nación, que solos y sin ayuda externa se habían liberado de quienes los han oprimido, “como hizo Chile con
Pinochet, los argentinos contra el general de Rosas, y los alemanes”. No son estas sus palabras textuales,
pero sí algunos de los personajes que mencionó.

  Por supuesto, Oscar rebatió muy bien el mito pero era su invitado y el tiempo muy corto para dar más
explicaciones.

  Cuando vino la pausa, me levanté y les aclaré un poco ofuscada que eso no era cierto, que los cubanos sí
hemos luchado contra el castrismo, que tenemos miles de muertos y presos por tantos años combatiendo
en las montañas, en la clandestinidad, desde el exilio y además, contamos con hombres y mujeres que
durante años protestan pacíficamente, y que al parecer las personas como mi amigo Sepúlveda no conocen.
Aclarando que no es lo mismo una dictadura de izquierda que de derecha, y que los cubanos nunca hemos
contado con ayuda exterior de ningún gobierno, como sí tuvieron los alemanes para librarse de Hitler, los
argentinos para sacarse a de Rosas, y los dominicanos para quitarle a Trujillo.

  Lo escribí hace como quince años en un artículo que titulé
“El derecho por la beligerancia” y relataba
como los cubanos desde tiempos en que éramos colonia española, hemos sufrido por no contar con el
apoyo del mundo, incluyendo a los Estados Unidos, para lograr nuestra independencia.

 … Después del estallido de nuestra guerra independentista el 10 de octubre de 1868, el gobierno
revolucionario solicitó de sus vecinos que se le reconociera, además de pedir el derecho a la
beligerancia. Y aunque México, Perú, Venezuela, Chile, Guatemala, Honduras, Bolivia y Brasil lo
hicieron, alegaron que no estaban en condiciones de darnos ayuda efectiva. Por su parte el presidente
norteamericano Grant, aunque firmó reconociendo a los cubanos el derecho beligerante el 19 de agosto
de 1869, esta se guardó en la caja de caudales de la cancillería del Potomac, sin siquiera haberle puesto
el sello legal para su promulgación. Y el resto del mundo al parecer, ignoró el deseo de los cubanos a
ser libres.
  De esta forma, casi todas las expediciones preparadas con grandes sacrificios por los cubanos desde el
exilio en los Estados Unidos, eran incautadas por agentes federales norteamericanos (…)
El silencio y la falta de apoyo a la libertad que merecemos los cubanos continuó en 1961 cuando el
presidente Kennedy trasladó el entrenamiento de nuestros combatientes a las selvas guatemaltecas y
después de iniciado el desembarco en Bahía de Cochinos, ordenó no darnos la ayuda prometida,
deviniendo en el fracaso de la invasión, el fortalecimiento de Castro y la Crisis de los Misiles, que se
creyó que salió airoso firmando el pacto con Kruschev, donde condenaron al pueblo cubano a vivir bajo
la represión totalitaria del comunismo, y nos impediría a toda costa prepararnos desde este país para la
lucha armada contra el tirano.
  Nunca los Estados Unidos durante los más de 50 años de la dictadura de Fidel ha reconocido a
ninguna organización anticastrista como «un gobierno en el exilio», ni siquiera al Consejo
Revolucionario Cubano que en 1961 jugó un papel preponderante cuando Girón.
Cientos de veces han sido decomisados armamentos y apresados miembros de nuestras organizaciones
combativas: ALPHA 66, Comandos L, Omega 7, Comandos Liberación Unidos, PUND, y más
recientemente a los Comando F-4. A los militantes anticastristas Rodolfo Frómeta y Fausto Marimón, se
les encontró culpables (30 de septiembre de 1994) de la acusación de «violar leyes de control de armas,
por tratar de exportar armas pesadas sin licencia», para combatir contra Castro ...

  Años después se repitió la jugada que pareciera planeada desde La Habana contra Osvaldo Mitat que en
el 2008 fue enviado nuevamente a la cárcel en EEUU esta vez por ocho meses por negarse a declarar contra
su amigo Luis Posada Carriles en un juicio acusado de “obstrucción a la justicia” tras la vinculación de otros
cubanos que también fueron a prisión en un complot contra la liberación de Cuba como  Ernesto Abreu (dos
meses), Rubén López Castro (10 meses) Santiago Álvarez (10 meses) y José Pujol (3 meses). Quizás el
caso más drástico sea el de Eduardo Arocena encarcelado desde 1983 y según la sentencia, podrá salir en
libertad en marzo del 2050 si llega a los 107 años de edad, acusado de matar a un castrista.

  Dentro de la isla, mucho menos ha cesado la lucha contra la tiranía, tampoco la represión y los
fusilamientos contra todo el opositor que ellos encuentren necesario eliminar. Millones de personas como
mi amigo Sepúlveda (incluso, muchos cubanos que andan en el limbo informativo) no se han enterado de
todo lo que han hecho nuestros movimientos pacíficos por la restauración de los derechos humanos.

  Para ellos escribió recientemente desde República Dominicana nuestro admirado compatriota
Licenciado
Antonio Gómez Sotolongo
en su blog http://eltrendeyaguaramas.blogia.com del 2 de mayo, 2009, bajo el
título
“Los cubanos de ahora también se revelan” que después de la introducción dedicada al periodista
Ricardo Brown relata:

 
 “…generación tras generación los cubanos se han enfrentado de diversas maneras a la dictadura;
desde las más violentas, entre ellas la guerra de las montañas del Escambray y la expedición de Bahía
de Cochinos; hasta las innumerables demostraciones pacíficas en las que se pueden incluir, entre muchas
otras, los documentos presentados a las instancias del Estado Cubano por Criterio Alternativo y La
patria es de todos, exigiendo las libertades conculcadas por la dictadura, o las más recientes entradas en
los blogs escritos desde Cuba, entre ellos Generación Y, de Yoani Sánchez, o el de Martha Beatriz
Roque, quien en su entrada del pasado 29 de abril publicó una Declaración que constituye un acto más
de rebeldía ante la dictadura; también, Las Damas de Blanco son conocidas en el mundo entero y no
precisamente por plegarse a los designios del régimen.
  Si fue posible derrocar a Machado y Batista mediante movimientos populares, debo recordar que,
entre otras cosas, ninguno de estos dictadores pudo desbrozar completamente la democracia, solamente
la trasgredieron, y que fue la clase media y los estudiantes quienes en su momento constituyeron la
fuerza más poderosa para derrotarlos. Dictaduras como las de Trujillo en Santo Domingo, Franco en
España o Castro en Cuba no dejaron la más mínima grieta por la que pudieran entrar aires de
oposición; ellos, no trasgredieron la Democracia y el Estado de Derecho, sino que lo demolieron,
destruyeron la clase media y, sobre todo en Cuba, los estudiantes fueron adoctrinados y separados de su
entorno natural a través de las escuelas en el campo impidiendo, de manera eficaz, la participación de
este sector en los cambios que verdaderamente necesita la sociedad cubana. (…)
  Los cubanos de ahora también se rebelan, merecen nuestro respeto quienes durante medio siglo se han
enfrentado y sufrido las consecuencias de un régimen que mutila con ferocidad al más mínimo indicio de
oposición, los cubanos de ahora se rebelan y merecen la gratitud de quienes estamos a una distancia
prudencial del batacazo, los cubanos de ahora se rebelan y merecen nuestra comprensión y apoyo.

  Pareciera que el Licenciado Gómez Sotolongo le contestara también a mi amigo el dominicano
Sepúlveda. Pero aún falta recordarles cómo algunos países para derrocar a sus dictadores sí contaron con
el apoyo exterior, como los haitianos contra Duvalier, los nicaragüenses contra Somoza, los paraguayos
contra Stroessner, los argentinos contra Juan Manuel de Rosas, los dominicanos contra Rafael Leonidas
Trujillo, los alemanes contra Adolf Hitler, y aunque los españoles tuvieron que esperar por la muerte de
Franco y los chilenos porque Pinochet entregara el poder, también sintieron solidaridad mundial y esas
dictaduras fueron sancionadas por organismos internacionales, que con Castro no han ejercido la misma
presión, salvo muy contadas excepciones.

Continúa.-

El pueblo cubano sí ha luchado contra la tiranía
www.mariaargeliavizcaino.com
Parte II de II

  Es muy doloroso para los cubanos que deseamos intensamente que nuestro país conquiste la
democracia perdida por más de cinco décadas, que tantos millones de personas desconozcan nuestra
historia, incluyendo a nuestros compatriotas. De ahí es que se repitan tantos desaciertos, manifestando que
el pueblo cubano no ha hecho nada para librarse de la tiranía impuesta el 1ro de enero de 1959, como fue
que escuché en la grabación del programa de TV que dijo mi admirado amigo dominicano, que considero
una persona ilustrada como es
Don Víctor Sepúlveda.

  En la primera parte de este artículo les di algunos datos para documentar sobre la lucha de los cubanos,
pero cincuenta años no se pueden reflejar con detalles en una cuartilla, pues se quedan fuera muchísimos
e importantes señalamientos. Tampoco podré en esta parte contar todas las historias de cómo casi todo el
mundo abandonó a los cubanos con su tiranía y no hizo lo mismo con otros gobiernos, como los ejemplos
que dio Don Víctor de que su población sin ayuda externa se libró de sus gobernantes, cuando no fue así.

1.-
Juan Manuel de Rosas, Gobernador de Buenos Aires (1829-1832; 1835-1852) y líder de todas las
provincias en ese período, donde decidió hacer respetar su autoridad por cualquier medio. Gracias a la
ayuda de los unitarios, las fuerzas de Rivera, y el Brasil (contra el que de Rosas había luchado por el
Uruguay) y la mayoría de los caudillos provinciales. Las fuerzas de Rosas fueron vencidas en la batalla de
Caseros: el 3 de febrero de 1852.

2.-
Rafael Leonidas Trujillo inicia su dictadura en República Dominicana el 24 de mayo de 1930 y termina
con su asesinato el 30 de mayo de 1961. Muchos atribuyen a la OEA quien termina con su régimen
dictatorial con la ayuda de la CIA, porque es cierto que desde Estados Unidos les dieron apoyo en armas y
logística a quienes buscaban poner fin a la dictadura, pero antes tuvieron el apoyo directo de cubanos,
fundándose en la Universidad de La Habana el Frente Unido de la Liberación Dominicana, con Ángel
Morales como presidente y Juan Bosch delegado especial ante los países americanos. Tomando como
base de operaciones las instalaciones de un hotel en La Habana, dominicanos, cubanos y de otras
nacionalidades lograron conformar un ejército de más de 1,000 hombres. Se entrenaron militarmente en el
politécnico de Holguín, y se trasladaron a Cayo Confites perteneciente al archipiélago de Camagüey donde
por la traición del general Genovevo Pérez Damera jefe del ejército cubano, le fueron decomisados el
armamento y apresados los integrantes. Además, estaban opuestos a Trujillo el presidente de Venezuela
Rómulo Betancourt; Juan José Arévalo en Guatemala quien reclamó al ejército cubano le devolvieran las
armas a los expedicionarios; y Elli Lescot en Haití que entregó la suma de 25 mil dólares como aporte a la
lucha contra Trujillo.

3.- Aunque España no se pudo liberar del dictador
Francisco Franco prácticamente hasta después de su
muerte el 20 de noviembre de 1975, su gobierno que comenzó el 30 de enero de 1938 fue muy combatido
desde el exterior, aunque contó como aliado al dictador dominicano Trujillo que solicitó su ingreso en la
recién creada ONU en 1945, que no solo lo rechazaron sino que recomendaron a sus miembros la retirada
de sus embajadores en 1946.  Posteriormente, en 1949 fue sancionado por la ONU.  El pueblo español
sufrió las consecuencias del aislamiento que le impusieron las naciones como Francia, Gran Bretaña y
Estados Unidos. En 1955, cuando ya Franco estabiliza el país y disminuye la represión, es aceptado en la
ONU y es cuando se produce una mayor apertura internacional del régimen franquista. Pero cuando grupos
terroristas como ETA y el FRAP empiezan a desestabilizar a España que son apresados varios cabecillas y
ejecutados a cinco, el 27 de septiembre de 1975, vuelve el mundo a censurar a Franco y quince países
europeos retiraron sus embajadores aislando a España nuevamente condenando a las víctimas por
defender a los terroristas.

4.- La dinastía
Somoza que ejerció la dictadura en Nicaragua, comenzó en 1936. Fueron derrotados por la
internacional comunista que desde su base en Cuba le daba ayuda logística y económica a los guerrilleros
del nombrado Frente Sandinista de Liberación Nacional fundado en 1961, y porque el gobierno de Jimmy
Carter le retiró la ayuda a los somocistas por su abierta simpatía con la izquierda. Al no contar con el
tradicional apoyo de los antiguos aliados norteamericanos, ni de los obispos, intelectuales, financieros,
empresarios, profesionales, Somoza aceptó iniciar una conversación con la Unión Democrática de
Liberación (Udel), grupo compuesto por personalidades de muy variada significación ideológica y social,
pero un poco tarde, ya que al ser asesinado del periodista Chamorro que presidía Udel, el mundo se unió a
favor de la urgente necesidad de un cambio radical en Nicaragua, de la que se aprovecharon los
Sandinistas. La madrugada del 17 de julio de 1979, los Somoza huyeron a Miami, poniendo fin al régimen
somocista. Anastasio Somoza Debayle fue asesinado el año siguiente en su exilio en Asunción, Paraguay.

5.- El asesinato del ex dictador nicaragüense Anastasio Somoza Debayle, hizo tambalear la dictadura de
Paraguay de
Alfredo Stroessner que duró casi 35 años y concluyó gracias a un golpe de estado liderado por
el ya fallecido general Andrés Rodríguez, de 64 años, entonces comandante de Caballería y consuegro de
Stroessner, pero que tuvo como antesala la suspensión de la ayuda económica del gobierno de Ronald
Reagan en EEUU que buscando la democratización en América Latina y salir de la crisis económica que
había dejado Jimmy Carter al país, le suspendió la ayuda a Paraguay quienes tenían una enorme deuda
externa. Sin dinero para pagar a los agentes represores y con la cooperación externa de argentinos y
brasileños, el pueblo paraguayo se sintió motivado para salir en manifestaciones a las calles que eran
organizadas principalmente por  los sindicatos, con apoyo de la internacional comunista, más el apoyo de  la
Iglesia católica, de ahí es que pierde el control absoluto del país.

  Ronald Reagan es además el artífice en 1989 del derrumbe del imperio soviético, también del triunfo de la
democracia en Nicaragua con la elección presidencial de
Violeta Chamorro, y de la invasión a Granada el
25 de octubre de 1983, dando fin al gobierno comunista de
Maurice Bishop que junto a su New Jewel
Movement, tomó el poder por la fuerza el 13 de marzo de 1979, con la colaboración directa del militares de
Fidel Castro. La corrupta organización de Naciones Unidas condenó la invasión de EEUU no así la de los
mercenarios castristas.

6.-
Adolf Hitler dirigió el gobierno de su país Alemania desde 1933 a 1945, nombrándose a sí mismo
Reichsführer. A Hitler no lo derrotan los alemanes, ni los franceses sino la coalición aliada que incluía el
imperio más grande del mundo (el británico), el más grande del mundo industrial y financiero (los Estados
Unidos), y el ejército más grande del mundo (la Unión Soviética), más otros países (como Canadá).

7.-
Augusto José Ramón Pinochet Ugarte, siendo en 1973 Comandante en Jefe del Ejército de Chile, el 11
de septiembre dirigió el golpe de estado que derrocó al gobierno socialista de Salvador Allende, asumiendo
la dirección de un gobierno dictatorial hasta que permitió un Plebiscito Nacional en 1988 que el pueblo
libremente votó por la democracia que resurgiría en 1990. Se critica las acciones de la CIA para
desestabilizar económicamente al gobierno de Allende, pero no se dice de la injerencia directa de Castro
para imponerlo. Se habla de la represión desatada por Pinochet y no se cuenta como el pueblo
mayoritariamente lo apoyó en contra de la errada política entreguista de Allende que salió presidente con
solo el 36% de los votos. Pinochet implantó el llamado “terrorismo de estado” al ser constantemente
atacado por la izquierda internacional entrenados expresamente desde Cuba, como el fracasado intento
para asesinarlo del 7 de septiembre de 1986. Implantó como su enemigo en Cuba un gobierno de línea
dura, obligando al exilio masivo a todo el que no podía desaparecer. Sin embargo, a Pinochet se le hacía
campaña de repudio por todas partes, y eso que hizo profundas reformas económicas mejorando
notablemente todo el país, eliminando el grave problema de la hiperinflación, a pesar de ser aislado
políticamente hasta por EEUU, porque nunca pudo salir del país en calidad de gobernante invitado o en
misión diplomática, y al tirano de Cuba se le ha dado recibimiento como si fuera un presidente
constitucional.

8.- Mientras en el mundo se obsesionaron contra Pinochet, casi nada decían de otro militar golpista, el
general
Juan Francisco Velasco Alvarado, quien el 3 de octubre de 1968 lideró la Junta Militar que derrocó
al presidente de Perú Fernando Belaúnde Terry, tratando de controlar la libertad de expresión al expropiar
periódicos, canales de TV y emisoras de radio,  y así lanzar la propaganda adoctrinadora y no supieran del
gran fracaso de su reforma agraria que los puso hasta importar papas, destruyendo la gran industria
pesquera y armándose hasta los dientes. Pero como su afiliación era con el bloque socialista, le dan
categoría de patriota. Por suerte, el 29 de agosto de 1975, antes de que inmolara a cientos de peruanos
enfrentándolos en una guerra innecesaria contra Chile, fue depuesto por otro militar, el Comandante
General del Ejército
Francisco Morales Bermúdez, con el apoyo del gobierno de Richard Nixon, flexibilizando
la política económica y devolviendo en 1980 el poder a los civiles después de una elección democrática.

  Una cosa sí es cierta que me dijo Don Víctor, en su país ayudaron a los cubanos durante la guerra de
independencia porque nos regalaron a
Máximo Gómez, algo que los cubanos nunca olvidamos. Pero le
aclaré que nos ayudó el pueblo dominicano, pero por algo se lamentaba el mismo Generalísimo de la poca
cooperación que tuvimos en Cuba para independizarnos, que le costó 30 años de lucha, contra un cuarto de
millón de soldados españoles, más que la totalidad de las tropas contra las que lucharon George
Washington, Bolívar, Don Pedro I, San Martín, Iturbide, Sucre, L’Ouverture, pues ningún otro país de América
pasó por lo mismo.

  Mientras en Cuba un médico pro-vida como
Oscar Elías Biscet languidece en una prisión por su oposición
contra la tiranía, y tantos miles han pasado y pasan por lo mismo, el mundo repite injustamente mitos, que
no podemos permitir que se sigan propagando, porque sí hemos luchado y estamos luchando por nuestra
libertad, y casi sin solidaridad internacional. -

Opiniones sobre estos trabajos pueden ser enviadas escribiendo a mariaargelia@hotmail.com
Mientras en Cuba un médico pro-vida
como
Oscar Elías Biscet languidece
en una prisión por su oposición contra
la tiranía, y tantos miles han pasado y
pasan por lo mismo, el mundo repite
injustamente mitos...
Pareciera que el Licenciado Gómez
Sotolongo
le contestara también a mi
amigo el dominicano Sepúlveda.
Iris Pérez Aguilera esposa de Jorge Luis
Pérez Antunez y el periodista independiente
Carlos Serpa Maceira.
Agentes represivos vestidos de civil gritando,
hostigando y golpeando al Dr. Darsy Ferrer y a
su esposa que conmemoraban pacíficamente
el Día Internacional de los Derechos Humanos.
Cesar Calas fusilado en enero 1959,
Manzanillo, Oriente.
Raúl Castro cubriendo los ojos a un hombre que
fusilaria.
Asesinato del oficial García Olayón en las calles
de Santiago de Cuba en los primeros días de
enero de 1959.
Antes de ser fusilado les gritó: “Ahí les dejo su
revolución, ¡disfrutenla! ...
PEDRO LUIS BOITEL 1931-1972
Nació un día 13 de mayo de 1931. Humilde, estudioso,
dedicado pero rebelde hasta las últimas consecuencias.
Quien no pensaba en sí mismo, sino en Cuba, por eso luchó
contra la dictadura de Batista, y cuando éste huye, se dio
cuenta inmediatamente de la traición de Castro. En 1961 fue
sentenciado a 10 años de prisión por conspirar contra la
dictadura castrista.
Realiza innumerables huelgas de hambre para protestar por
las condiciones infrahumanas a que estaban sometidos los
presos políticos. Su huelga final fue estando en la cárcel del
Castillo del Príncipe en La Habana.
El ocho de mayo, 1971, el doctor Humberto Medrano publicó
un reportaje en el Diario Las Américas, de Miami,
denunciando lo que ocurría y líderes del exilio cubano junto a
organismos de Derechos Humanos enviaron mensajes
cablegráficos a la Comisión de Derechos Humanos de la
ONU y a la Cruz Roja Internacional para que salvaran su vida.
Fue inútil, Boitel no era comunista que son los a los que le
hacen caso en esas organizaciones corruptas, y en
Hollywood, en la prensa internacional se tratan con letras
grandes y en primera plana.
El 25 de mayo de 1972, después de 53 días en huelga de
hambre, falleció Pedro Luis Boitel. Existe un diario escrito por
su compañero en cautiverio en el que relata todo lo
acontecido en esos momentos desde el comienzo de la
huelga de hambre el día 2 de abril de 1972. Cuenta que un
día al ver a Pedro Luis tan flaco y depauperado que casi no
podía hablar, en un ataque de desesperación, le dijo: No
sigas con esta huelga!; no te das cuenta que quieren matarte,
a lo que Pedro Luis sacando fuerzas de su alma y casi sin
aliento, le contestó: Podrán matar mi cuerpo pero no mi
espíritu.
Su madre, dormía hasta en las afueras de la prisión
solidarizándose con su huelga, pero también hizo ingentes
esfuerzos para que lo atendieran, y habló personalmente con
Fidel Castro, ya que fueron amigos por muchos años, y éste
le prometió que no se preocupara, que todo estaba bajo
control, pero la orden era que lo dejaran morir, por eso no le
dieron atención médica y por el contrario estando en huelga
hasta lo golpearon.
Fue un valiente que pasó a la historia por su valor y su
firmeza. Su nombre jamás debe ser olvidado igual al de
muchos hombres y mujeres que entregaron los mejor de su
vida luchando por la libertad de Cuba.