ESTAMPAS DE CUBA POR MARIA ARGELIA VIZCAINO
El mejor amigo de Miami
Opiniones sobre este trabajo pueden ser
enviadas escribiendo a
mariaargelia@hotmail.com
MÚSICA CUBANA
HISTORIA DE
CUBA
dC
(después del
castrismo)
Más sobre Música
Cubana
PULSE AQUÍ
HISTORIA DE
CUBA
aC (antes
del castrismo)
CONTENIDO
Cultos Sincréticos
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
_ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Página constantemente
en progreso, visítela
próximamente
Cronología de
otra mentira
Fotos de la reciente
enfermedad del
tirano de Cuba Fidel
Castro
PULSE AQUÍ
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Otros temas de
interés sobre Cuba
PULSE AQUÍ
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
¡NUEVO En
ESTE SITIO!
Reseña sobre la
Escuela al Campo
PULSE AQUÍ
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
HA señalado ese gran escritor argentino Andrés Oppenheimer, el día 3 de julio del 2000, en su
sección de El Nuevo Herald que «Miami debería hacerle un gran monumento a las dos figuras
latinoamericanas que más están contribuyendo al progreso económico de la ciudad: el
presidente venezolano Hugo Chávez y el líder guerrillero colombiano Manuel Marulanda
'Tirofijo'» porque gracias a ellos la fuga de grandes capitales de sus respectivos países está
viniendo a parar a los bancos de Miami.

Pero siento que antes de hacer el monumento de estos sujetos, le toca uno a Fidel Castro,
porque él fue el que facilitó el camino a todas las fortunas que acá se han asentado desde
1959. Si tenemos en cuenta lo que era Miami antes del arribo de Castro al poder y en lo que se
fue convirtiendo después de que los cubanos salían huyendo de la tiranía que impuso, el
monumento debe ser más grande y de mayor calidad.

Basándonos en lo escrito por Mercedes Cros Sandoval, en «Cultural Contributions of Cuban
Migration in South Florida», recogido en el libro «Cuban exiles in Florida: Their presence and
contributions», editado por la Fundación Cubano Americana, les muestro la interesante cifra de
cerca de 15,000 hispanos en 1960 en el área del «Greater Miami» y de estos, unos 10,000
eran cubanos. El crecimiento ha sido asombroso pues en 1988 se calculó un estimado de
950,000 hispanos de los que 650,000 eran de origen cubano.

La razón es obvia, la permanencia en el poder del gobierno represivo de Castro, protegido por  
las superpotencias mundiales (incluyendo la unión americana), ha hecho que cada vez que un
cubano tiene la oportunidad de escapar, trate de llegar a Estados Unidos, especialmente al
sur de la Florida.

Nada de los avances que hemos visto en el condado de Miami-Dade en la década de 1990 era
conocido ni imaginado por quienes llegaron primero a este territorio sumidos en la gran
tristeza de abandonar la patria para comenzar de cero en un suelo extraño que no ofrecía
mucho más que la libertad anhelada.

A medida que el cubano se asentaba mostraba un espíritu emprendedor, por eso «Jorge &
Moncarz» apuntaron en 1981 que «desde el comienzo de su estadía en el sur de la Florida,
eso fue una proliferación de pequeños y medianos negocios». Y la «Strategy Research
Corporation»  en 1988 anotó que a «los cubanos les gusta más ser los dueños de sus
propios negocios que otros hispanos». Todo esto ha contribuido al crecimiento económico del
sur de la Florida, afirmando L. J. Botifoll en «Como se creó la nueva imagen de Miami» en
1989, que los cubanos ayudaron a crear una  nueva imagen que hizo más atractiva la inversión
de los americanos en Miami, haciendo que se mudaran muchas firmas multinacionales de
seguros, bancos y otras industrias. Entre ellas la compañía urbanizadora Pacific International
Equities Inc., que se fundó en Montreal en 1954, y se radicó en Miami en 1969, desde entonces
ha llevado a efecto grandes proyectos en el centro ('downtown') de la ciudad.

Nuevos municipios y barriadas que son hoy atractivos y superpoblados al sur de Miami, como
Kendall, hace unos 30 años eran campo de cultivo de maíz, fresas y tomates, donde tuvieron
que ir a trabajar muchos de los primeros refugiados cubanos. Por suerte llegué a conocer lo
que fue aquel famoso Parque de las Palomas antes de convertirse en el Mercado Internacional
de Bayside, con más de 150 comercios, entre tiendas y restaurantes que enriquecieron más
aún la vida de la ciudad, así que fui testigo de lo que se logró en esos 16 acres a un costo de
93 millones de dólares.

Y qué decir de Hialeah llamada con razón «La ciudad que progresa» o «La segunda
Marianao», de antigua tierra pantanosa, después de que se drenara los Everglades y se
construyera el Canal de Miami en 1913, pasó a tener lugares puramente de recreación
compuesto por hipódromos, parque de diversiones, estudios de cine, y al arribo de los
cubanos se convirtió en una ciudad industrial compuesta casi en un 95% de hispanos.

Uno de los problemas más graves que tenían en los primeros años de exilio cubano fueron
los servicios médicos, porque la mayoría trabajaba en pequeños negocios que no tenían
acceso a seguros que cubriera estos gastos, por eso crearon las clínicas de salud integradas
por profesionales refugiados cubanos, siguiendo la inspiración que nos enseñó el español en
Cuba, y éstas sirvieron de ejemplo para la creación de los seguros HMO que han surgido a
través de todo el país.

El profesor Juan M. Clark ha escrito en «The social Impac of Cuban Immigration in Florida» que
probablemente la mayor dimensión significante del impacto social producido por la
inmigración cubana en la Florida ha sido el cambio étnico-demográfico de la composición del
área metropolitana de Miami, mostrando en una tabla que en 1960 había 14.7% de
afroamericanos, 79.9% de blancos americanos y un 5.4% de hispanos (mayormente cubanos)
y para 1988 los negros americanos componían el 16.1%, los blancos el 35.3% y los hispanos
el 44%, aumentando la población casi el doble de 935,000 que habían en 1960 a 1,862,000 en
1988. El profesor Clark hace hincapié en su escrito de que los cubanos no sólo cambiaron la
composición demográfica, también otros aspectos de la cultura, particularmente el lenguaje,
convirtiendo el idioma español en un punto de gran importancia creando una sociedad bilingüe
altamente culta como las ciudades europeas.

Definitivamente, si seguimos investigando podemos comprobar que los cubanos del sur de la
Florida son una fuerza política, social y cultural, y todo se lo deben a Castro.


«Hay allá, en un rincón de la Florida que en manos del norte no pasó de villorrio, y en las de los
cubanos se ha hecho una ciudad.» GRACIELA CRUZ TAURA («Marti's Portrait of a Cuban».)


PARA saber quien ha sido la persona que más ha contribuido con la ciudad de Miami, mejor
aún, con el condado Miami-Dade, basta buscar solamente un poco de cifras estadísticas y
conocer la verdadera historia del lugar, así no nos confundiremos.

La cultura de Miami no sólo se palpa en el dominio de dos lenguas, que desde luego la ha
impulsado, ésta se ve notablemente en los eventos culturales de alta categoría como la Feria
Internacional del Libro que dos cubanos son los responsables de esta iniciativa, el Dr.
Eduardo Padrón y el Dr. Yillian Coppolechia; el Festival Internacional de Teatro Hispano de
Miami, que desde 1986 a está a cargo de su creador el también cubano Mario Ernesto
Sánchez, y el Festival Internacional de Cine bajo la iniciativa de Nat Chediat. Pero lo que le ha
dado más esplendor multicultural  ha sido el Carnaval, que originalmente en 1978 era
conocido como Carnaval de la Calle 8 o de La Pequeña Habana, y ha llegado a considerarse
la mayor celebración hispana de los Estados Unidos con la asistencia cada año de más de un
millón de personas, (y donde increíblemente vemos que en la actualidad se discrimina al
talento local para promover los del exterior). Además entre otras están la Miami Opera Society,
Miami Symphony Orchestra y el Ballet de Miami que han sido iniciadas por manos cubanas.

Deportivamente el cubano también le ha dado gran impulso a su comunidad miamense con el
Gran Prix de Miami iniciado bajo el liderazgo de Ralph Sánchez, que ha traído gran influjo de
turistas lo mismo The Rowing Club, creado por Rafael Montalvo y José Arellano.

El Centro Nacional de Estadísticas en Educación en 1980 llevó a cabo un estudio con el que
llegó a la conclusión que los hispanos son los que menos se inscriben en los «Colleges», a
excepción de los cubanos. Eso lo muestra Amilda Badía en su trabajo «The impact of the
Cuban Exodus in Dade County's Educational Systems», que con argumentos sólidos realza el
gran impacto de la influencia cubana en la educación, pudiéndose ver su participación en las
escuelas, 'colleges', universidades del área, lo que demuestra además que la educación
bilingüe es efectiva y hasta mejor.

Por ser los cubanos el grupo étnico que más hemos perpetuado nuestras costumbres
--después de los colonizadores ingleses-- en este caso con el idioma se ha facilitado el
comercio con Latinoamérica, por eso el Aeropuerto Internacional de Miami ocupa desde la
década de 1990 el segundo lugar en Estados Unidos en tráfico de pasajeros y el primero en
carga internacional, considerado «Punto central de las Américas» con más de 1,400 vuelos
diarios nacionales e internacionales y más de 100 Aerolíneas sirviendo a los cuatro
continentes, y el Puerto de Miami pasó a ser el mayor puerto de Cruceros del mundo. El
crecimiento de la industria turística es arrollador, en 1993 el Places Rated Almanac clasificó a
Miami y sus playas como la región número uno para la recreación, escogida entre más de 300
ciudades de Estados Unidos y Canadá.

Por otra parte la participación cubana en el proceso político americano le demostró a otras
comunidades hispanas con más años de estancia en este país la importancia del voto.
Después de años batallando se logró elegir en 1975 el primer alcalde cubano en la ciudad de
Sweetwater que fue Jorge Valdés, rápidamente le siguieron otros funcionarios, que salvo
contadas excepciones han sido muy capaces y dignos, como legisladores, comisionados,
jueces, senadores estatales, llegando a ser los primeros en menos tiempo de inmigración en
llevar a la Casa Blanca, dos senadores, más tres representantes al Congreso, incluso colocar
a la primera mujer hispana en ese puesto, lo que ha dado un gran respaldo no solamente a
los cubanos también a los latinoamericanos, que se han beneficiado con planes para
refugiados, educación bilingüe, entrenamiento vocacional y leyes de Inmigración como la
NACARA, entre muchas más.

Los cubanos en Miami levantaron además la primera comunidad minoritaria que ha hecho sus
protestas civiles sin ocasionarse daños ellos mismos. Por todo esto es penoso que algunos
quieran omitir el mérito de nuestros compatriotas alegando que es falso que no ayudaron al
engrandecimiento de Miami. Como en este espacio no podemos poner toda su contribución
que es mucha, les recomiendo los escritos que acá menciono y también el Manual de Datos
Informativos para la Prensa que se entregó durante la Cumbre de las Américas en 1994, que
fue otro acontecimiento de gran magnitud celebrado en el área, para poder documentar a esos
detractores ignorantes o celosos.

Andrés Oppenheimer en su escrito en El Nuevo Herald menciona que en Venezuela y
Colombia «a falta de economía en expansión, Chavez y Marulanda son los mejores amigos de
Miami», también aclara objetivamente que es «lo mejor que le ha ocurrido a la ciudad desde la
revolución de Castro». Ya lo había declarado el Padre Miguel Angel Loredo en la entrevista que
le hizo Nicolás Pérez Diez-Argüelles que quedó recogida en el libro «Después del silencio»,
que el único logro de Fidel Castro ha sido la creación de Miami: «¿Ves cuántas iglesias,
bancos, edificios, parques, y negocios? ¿Y quién ha creado todo esto? : la dictadura castrista.
Hasta el odio es capaz de construir, porque el odio de Castro a la libertad, ha creado esta
ciudad maravillosa».

A Castro el condado Miami-Dade le debe un monumento y bien grande, él ha sido su mejor
amigo, después sigan con el de Chavez, Tirofijo, el sandinista Ortega, el zapatista Marcos, los
macheteros, los tupamaros, los montuneros, etc., etc., todos los que  han hecho tanto daño a
su país, que casualmente son de tendencia izquierdista.-
Foto tomada en el 2003 en el centro de la ciudad de Miami.