Opiniones sobre este trabajo pueden ser enviadas
escribiendo a mariaargelia@hotmail.com
Los nuevos cubanos
Por María Argelia Vizcaíno

"Ahora que está de moda criticar a los NUEVOS cubanos, vale la pena abrir el álbum familiar".
De forma similar da comienzo un bello artículo que se distribuye por Internet que se titula "Los viejos cubanos" y que lamentablemente me llegó sin el
nombre del autor.

Quien lo escribió parece ser que llegó al exilio de Estados Unidos como yo en 1980, así que no pertenecemos al llamado "exilio histórico" ni a los
"nuevos cubanos" que han salido supuestamente como refugiados políticos, estamos en el medio, o sea, a mitad del camino de cada uno, por eso nos
atrevemos a ser mediadores. El autor o autora de "Los viejos cubanos", intercede por los primeros que salieron de Cuba y yo trataré de hacerlo por los
últimos que han venido, pero a todos trato de entender, porque a todos nos pasó lo mismo, que nos ha tocado vivir fuera del suelo nativo.

Les aclaro que aunque se diga "viejos cubanos",  el autor se refiere a los "exiliados" que llegaron después de la huida de Batista, porque cubanos
somos todos los que nacimos o nos naturalizamos en Cuba, incluyendo nuestros descendientes vivan o no en el país.

Reconozco que a esos primeros exiliados en su mayoría le debemos  respeto a sus ideales, a su fidelidad a Cuba, el no dejar de soñar con el regreso
a una patria libre, la conservación de nuestras principales tradiciones, cuidando nuestro idioma y cubanismos, imponiéndolo en suelo prestado; el
progreso de lo que es hoy el gran condado Miami-Dade que cuando empezaba la década de 1960 solo era popular la ciudad de Miami Beach para
vacacionar pero Miami "era un campo a secas", convirtiéndolo en la capital del exilio un territorio bilingüe enriquecido por el multiculturalismo como las
principales ciudades de Europa del Este, que la mayoría de sus habitantes hablan dos o tres idiomas. Pero sobre todo, le debemos su intransigencia
que tanto daño hace a la tiranía castrista por la constante denuncia de sus violaciones de los derechos humanos, ganándose el respeto de los seres
libres del mundo, aunque la prensa manipulada por la izquierda publique lo contrario.

Esos "viejos" son ejemplo a seguir pero no podemos imponerlo a los nuevos que están obstinados de imposiciones. A estos "nuevos cubanos
exiliados" hay que irlos instruyendo poco a poco, hay que hacerles proposiciones como que lean los periodiquitos cubanos, que aprendan la verdadera
historia de Cuba, escuchen y apoyen a los artistas que igual que nosotros tomaron el mismo camino y dejaron de trabajar para la tiranía, que si cuando
ellos estaban en nuestro país les gustaba, acá libres no va a ser diferente, de igual manera con los que surgen en tierras de libertad, que traten de no
seguir manteniendo al artista que se ha plegado al sistema, mucho menos a los que han obtenido puestos en la nomenclatura política, por la que
tuvimos que salir de nuestro suelo patrio.

Algunos “nuevos cubanos” proceden de la tercera generación de aquellos que allá se quedaron atrapados, o creyendo las fantasías prometidas, o
porque no les quedó más remedio. No se deben señalar a todos como de la más baja clase social, ni mucho menos creer que si no llegaron antes al
exilio es porque simpatizaban con el gobierno, tampoco asegurar lo mismo de los que han estudiado o se han graduado de una carrera, porque eso
sería darle la razón al tirano de que tiene todo un pueblo apoyándolo, cuando en realidad es que han mantenido a toda su población bajo la opresión y
el miedo.

Hay que proponerles que se instruyan con la realidad y mostrarles que todo lo que les han enseñado bajo el castrismo han sido falacias o verdades
manipuladas, incluyendo lo que les contaron sus padres o abuelos que de igual forma por vivir bajo el totalitarismo no saben la otra versión de la
historia. Que si los médicos de la "Yuma" no confían en las medicinas y tratamientos que traen de la isla es porque se ha demostrado que están muy
atrasados aunque la propaganda diga lo contrario ¿qué podemos esperar de un país que todavía se le da a los niños cuando tienen fiebre la Aspirina,
que desde hace más de 30 años está contraindicada porque da el síndrome Reye ya que no tienen el acetaminofen (Tylenol)? ¿Cómo puede ser una
nación considerada una "potencia médica" si no mantiene la más elemental higiene para evitar epidemias como el Dengue?

Cuando yo llegué a Estados Unidos ya existían los conflictos entre "batistianos y revolucionarios", culpándose unos a los otros, pero los más
inteligentes se dieron cuenta que el único enemigo era Fidel Castro, después comenzó cierta predisposición contra el "marielito", nos miraban como
extraterrestres, teníamos a cuesta el peso de haber salido junto a tanta lacra social sacada de las cárceles castristas con el propósito de desacreditar a
todo aquel que emigraba por divergencia política. Pero nosotros en mayoría éramos muy receptivos, dispuestos a aprender rápidamente por aquel
refrán bíblico que dice: "a donde fueras has lo que vieras". Igual que los de mi generación, por fortuna, los "nuevos cubanos" que no siguen indicaciones
y no se adaptan al nuevo sistema democrático, son los menos. Por eso no debemos generalizar, en resumida también hay "viejos cubanos" que tienen
un comportamiento poco ejemplar, no les interesa Cuba, ni se acuerdan ni siquiera de nuestro idioma.

Hay que tratar de comprender al que mucho tiempo ha vivido bajo la tiranía. Pasaron por un período especial, de picadillo de soya, pasta de oca,
fricandel, convirtiendo  una cáscara de plátano en picadillo y haciendo croquetas con huesos de pollo, por lo que quizás hayan crecido algunos tan
subdesarrollados de cuerpo y mente, por eso necesitan recuperar proteínas para alimentar su cuerpo y poder curar su alma del daño maquiavélico a
que fueron sometidos. Debemos entender su lenguaje rebuscado como la "batalla de ideas" que nunca ganan, "marchas del pueblo combatiente" con
el estómago pegado al espinazo, "mítines de repudio" que asustan al más valiente, interpretando que el "fula" hay que mandarlo desde la "Yuma" para
que puedan "resolver" sin estar perennemente de cola en cola, pedaleando en bicicleta o trepado en un "camello". No es fácil vivir en un país totalitario
que mantiene una represión sistemática y la economía cerrada, porque con su constante lavado de cerebro se lo aplanan al más instruido e inteligente.
Lo peor es cuando creen que los espías son héroes, los terroristas son valientes, los esbirros cantautores y los asesinos son mártires de la patria.

Los viejos cubanos exiliados y todos los que les seguimos, tenemos que escuchar un poco más lo que nos tienen que decir los "nuevos cubanos", y
percatarnos de que llevaron muchos años sin tomar sus propias determinaciones, que no conocen como se vive en un país capitalista donde pueden
trabajar para el futuro porque lo único que aprendieron fue a sobrevivir en un lugar donde sólo hay un presente y el pasado es muy confuso y lleno de
mentiras. Debemos reconocer que salieron bajo otras circunstancias muy diferentes a las de las primeras décadas. Muchos no han entendido que los
problemas económicos que padecen en Cuba es producto del ineficiente sistema comunista. Como es lógico piensan primero en su familia que en la
patria, y se conforman con mandarle o llevarles unas migajas. En los primeros años del castrismo, como el ideal era distinto, lo que añoraban los
"viejos exiliados" era reconquistar la patria libre o sacar a la familia para que pudiera disfrutar de nuestra misma libertad en el exterior. Hoy hay un
abismo de ideas y condiciones muy distintas, que no debe ser motivo para separarnos sino para tratar de compenetrarnos poniendo cada cual de su
parte.

Todos somos cubanos lejos del suelo nativo y no debemos clasificarnos por fecha, ni siquiera sería factible clasificarnos entre motivos políticos o
económicos, que para el caso es lo mismo, porque este último se desprende del otro y el emigrante económico es una víctima más del gobierno
despótico. Es como dice: Juan José López en http://www.lanuevacuba.com/nuevacuba/juan-22.htm en su artículo titulado Todo Acto de División es
Pueril: "Hay que dejar de consumir la propaganda divisoria del régimen castrista y castrense a la vez que rige mediante la violencia en Cuba y divide con
su cotorreo a las fuerzas que se le enfrentan. De ahí el refuerzo de la idea de diferencia de cubanos en exilio histórico y los marielitos o los balseros.
Acepto sólo el término cubanos."

El día que no permitamos más que nos dividan ese día venceremos a la tiranía castrista, para eso debemos evitar los comentarios insanos de todas
partes: los viejos, los del medio y los nuevos cubanos, y esforzarnos todos en aprender la verdadera historia de Cuba, que no es la que han contado en
la isla después de 1959.-

www.mariaargeliavizcaino.com
e-mail  -  
mariaargelia@hotmail.com
RECOMIENDA
DICCIONARIO DE TALENTOS ARTÍSTICOS CUBANOS EN EL EXILIO
Copyright © 2008 María Argelia Vizcaíno
Espere un poco a que
termine de cargar
Material de consulta con Derechos Reservados conforme a la ley
Queda prohibida la reproducción total o parcial de todo lo que aparece en esta página (web.
blog, etc.), por cualquier medio o procedimiento, sin para ello contar con la autorización previa,
expresa y por escrito de María Argelia Vizcaíno. Cualquier forma de utilización no autorizada le
será aplicada lo establecido en la ley federal del derecho de autor. Información puede encontrar
visitando
http://www.copyright.gov/
Por favor, no omita el nombre del autor ni la fuente de dónde
fue publicado cualquier escrito que copie y distribuya. Hay que
respetar los derechos de los autores, que es respetarnos a
nosotros mismos. Gracias.
María Argelia Vizcaíno