ESTAMPAS DE CUBA
POR MARIA ARGELIA VIZCAINO
La Educación en Cuba antes de 1959

Es increíble que en el siglo XXI todavía queden maestros de Historia igualmente historiadores de Cuba --que son
los que se dedican a enseñar-- que desconozcan total o parcialmente la verdadera historia de nuestro país,
principalmente en el deporte, la salud y la educación. Pero es que son estos tres campos en los que más han
elaborado su mito la tiranía que oprime al pueblo cubano, por eso hasta los que se llaman «opositores»
desconocen la realidad.

Para nuestra gran suerte todavía quedan vivos muchos testigos presenciales de aquellos años gloriosos cuando la
educación en Cuba fue reconocida por la UNESCO (1960) como el único país latinoamericano que había
alcanzado desde 1940 que todos sus maestros poseyeran títulos normales o universitarios, y también se recoge en
el Anuario Internacional de Educación de la UNESCO de ese mismo año,  que nuestro país ocupaba el cuarto
lugar de todos los pueblos de América Latina.

Esta gloria educacional, que no está basada en las falsas estadísticas que acostumbran a proporcionar los
marxistas, se logró no sólo gracias a la cantidad y calidad de los Centros de Formación de Magisterio en Cuba
antes de 1959, que permitieron que a lo largo de 56 años todos los maestros en nuestro país fueran diplomados,
sino también  a que el presupuesto de la nación dedicado a la educación era considerado de los más altos del
continente, y el número de estudiantes universitarios en relación al número de población era aventajado solamente
por Estados Unidos, Argentina, Uruguay y Canadá. Para colmo el porcentaje femenino en relación total de
estudiantes matriculados, era el más alto de todo el hemisferio occidental incluyendo USA. Por lo que Cuba,
según el Anuario Estadístico de las Naciones Unidas rebasaba la media de Latinoamérica de 2.6 estudiantes
universitarios por cada 1,000 habitantes, con 3.8 por 1,000.

Además, nos dice Lincoln Rodón Alvarez en «Cuba, y su derecho a la libertad», de esa alta calificación de los
profesionales docentes, el magisterio cubano estaba protegido por una serie de medidas que estimulaba su trabajo
como el Retiro Escolar (desde el 25 de agosto de 1919); sobre sueldo por antigüedad; gratificación por residencia,
colegiación obligatoria, etc. Estos centros que gozaban de tanta bonanza laboral y prestigio académico fueron:
Escuelas Normales de Maestros, creadas en 1915, que en 1958 llegó a tener 12 planteles y 7,772
alumnos;Escuelas Normales de Kindergarten, con 7 planteles y 1,088 alumnos; Escuelas del Hogar (de Maestras
Hogaristas) con 14 planteles; Escuelas Profesionales de Comercio con 18 planteles y 9,500 alumnos; Escuelas de
Artes y Oficio con 12 planteles y 3,882 alumnos; además las Escuelas Técnicas Industriales, Escuelas
tecnológicas,Escuelas de Bellas Artes, Escuelas Profesionales de Periodismo, Escuelas de Publicidad, de
Aeronáutica, de Identificadores, Instituto Nacional de Educación Física, y otras escuelas para vocaciones, sin
contar las Universidades y las escuelas privadas con más de 1,000 escuelas sirviendo a más de 200,000 alumnos.

En 1958 para una población de 6 millones 630 mil 921 habitantes, de los que un millón 415 mil eran parte de la
población escolar, había 34,000 maestros de verdad colegiados, repartidos entre 30,000 aulas, como la de los
colegios de Primaria Superior Urbana; Primaria Superior Rural; Primaria elemental urbana; Primaria elemental
rural; Kindergarten; Artes Manuales; Música; Inglés; Educación Física; Dibujo; Agricultura, etc.

Por si fuera poco en nuestra patria se prepararon y editaron textos por autores cubanos que fueron reconocidos
en América Latina, donde sus estudiantes los usaban desde niveles primarios, secundarios y universitario. En el
año 1959 --debido al esfuerzo de años anteriores y no al triunfo de la revolución-- se exportaron libros de texto
con ganancias anuales que ascendían los 10 millones anuales, algo imposible en el sistema comunista que sólo
publica libros de adoctrinamiento y ningún país que se respete desea para su población.

Nos dice el distinguido académico Leví Marrero que «la eficacia de la alfabetización puede ser medida
indirectamente por el desarrollo de la prensa, que hace circular las ideas y facilita el acceso a las innovaciones.
Entre los 112 países analizados por Ginsburg, ocupaba Cuba el rango 33, con una circulación diaria de 101
ejemplares de periódicos por cada mil habitantes. El primer lugar lo ocupaba el Reino Unido (570/1,000) y el sitio
110 la China continental, con una copia de periódico por cada 10,000 habitantes. En Latinoamérica solamente
Uruguay (233/1,000), Argentina (154/1,000) y Panamá (111/1,000) superaban a Cuba. México en el sitio 48,
disponía de 48 ejemplares de diarios por 1,000 habitantes.»

¿Cuántos periódicos diarios posee Cuba después de que el régimen totalitario llegó al poder? (En tiempos de
subsidio soviético no llegaban a 10 en todo el país, con tiradas limitadas y pocas páginas, para una población de
10 millones de habitantes). Para colmo, con los avances de la tecnología y la rapidez de información que fluye a
través del mundo cibernético, al pueblo cubano se le niega el acceso a la Internet, para atrasar más su desarrollo y
conocimientos, tratando a propósito que desconozcan los avances del mundo libre y todo lo positivo que en este
sucede. De esta forma teniendo el control absoluto de todos los medios de comunicación, es que ellos pueden
seguir repitiendo sus falacias y no los traten de descubrir. Porque como dice Marquez Sterling en su libro Historia
de la Isla de Cuba: «El verdadero objetivo educativo es crear fanáticos, incapaces de comprender la civilización
occidental fundada en los derechos humanos y en la dignidad plena del hombre.»

Es de ahí que los comunistas cubanos ignoran la verdadera historia de Cuba y del mundo, porque en su mente
solo tienen espacio para los dogmas que repiten como robots para podérselos creer.-
Opiniones sobre este trabajo
pueden ser enviadas
escribiendo a
mariaargelia@hotmail.com
10 de abril, 2007
El Sr. Gabriel Palmer y Caballero, nos envía sus comentarios por
mediación de la excelente escritora Xiomara Pagés,
ww.xiomarapages.com

Hola, el artículo de tu amiga está muy bueno, pero falta alguna que otra
información. Dile que no hace mención de las Universidades existentes (5):
Nacional, Villanueva, Martí, Central y Oriente. Creo que debió incluir la
ONCEP, que suministraba 50,000 raciones diarias, a un costo de $0.05 a los
estudiantes, con un Presupuesto Anual de $8 millones (dólares) y una
recaudación anual de sólo $ 500.000. Ofrecía 45 menús, lo que quiere decir
que se repetía el menú aprox. a cada dos meses. Estos menús incluían Plato
Fuerte, Auxiliar, Agua fria, Pan, Postre, 8 oz de Leche Entera,

Esto no lo aprendí en libro alguno. Yo trabajé allí dos y medio años. Pero
bueno, yo no soy intelectual, solo que he vivido demasiado. Por cierto la
ONCEP era la Org. Nac. de Comedores Escolares y Populares. En los
populares el costo por ración era de $0.15. Estos servicios no estaban
abiertos a todo el mundo, se hacia una investigación de la economía familiar
y en base a eso se concedían las plazas. Pero de todas formas había 50.000
personas que no tenían que ocuparse de pensar que cosa iban a almorzar 5
días a la semana (260 días al año). Desgraciadamente yo no tengo a mano
copia de los menús. Entre las que los prepararon estaba Leocadia
Valdes-Fauli.

También había lo que se llamó Bancos de Leche Materno Infantiles, en los
que se proporcionaban cuatro tipos de leche: Elergon, Pelargon, Semilco, no
me acuerdo del cuarto. Distribuidos igual en base a recursos económicos de
la familia. Los cuatro tipos de leche se daban de acuerdo con la edad del
infante; este servicio era para madres recién paridas, y eran sustitutos de
leche materna.

Hay bastante más que pudiera comentar sobre este tema, pero tengo que
sentarme y recordar. Después de todo, solo han pasado 48 años.
e-mail  -    mariaargelia@hotmail.com
Copyright © 2010 María Argelia Vizcaíno
LA SALUD EN CUBA

1) La medicina en Cuba antes de 1959

2) La medicina en el castrismo

3) El fracaso de la cura del cáncer en Cuba
Los avances de la medicina castrista sigue siendo
un mito ya que ni siquiera pudieron salvar a su gran
protector Hugo Chávez
“Todo, el que copia el trabajo de
otro y lo presenta como suyo
demuestra lo indigno de su
origen”. José Martí
Material de consulta con Derechos
Reservados conforme a la ley
Queda prohibida la reproducción total o
parcial de todo lo que aparece en esta
página (web. blog, etc.), por cualquier
medio o procedimiento, sin para ello
contar con la autorización previa, expresa y
por escrito de María Argelia Vizcaíno.
Cualquier forma de utilización no
autorizada le será aplicada lo establecido
en la ley federal del derecho de autor.
Información puede encontrar visitando
http://www.copyright.gov/
Por favor, no omita el nombre del
autor ni la fuente de dónde fue
publicado cualquier escrito que copie
y distribuya. Hay que respetar los
derechos de los autores, que es
respetarnos a nosotros mismos.
Gracias. María Argelia Vizcaíno