ESTAMPAS DE CUBA POR
MARIA ARGELIA VIZCAINO



Títulos que distinguen
En nuestro país tenemos cantantes, músicos y bailarines que
con solo mencionar su nombre nos viene a la memoria un ritmo
musical, por eso hablar de Olga Guillot significa decir Bolero, y
La Lupe nos trae el Guapachá en Descarga, Enrique Jorrín el
Chachachá, Pacho Alonso el Pilón, Luis Casas Romero la
Criolla, Ninón Sevilla la Rumba, Joseíto Fernández La
Guantanamera, y así sucesivamente. También hay artistas que
se han ganado títulos de distinción por lo que han sido
reconocidos mundialmente a lo largo de su carrera. Adjunto un
listado de los que más se han destacado.

Los músicos: Arsenio Rodríguez, El Ciego Maravilloso; Antonio
María Romeu, El Mago de las Teclas; Claudio José Domingo
Brindis de Salas, el Paganini de Color; Dámaso Pérez Prado, el
Rey del Mambo (que en la actualidad confunden con Tito
Puente que en realidad es el Rey del Timbal) y que también
jocosamente le decía “Cara e’foca”.

Los cantantes: Rita Montaner, La Única, título muy merecido
que según me contó el amigo Juan Batista, quien fue su último
manager, la bautizó José Antonio Alonso, el desaparecido
locutor de la Corte Suprema diciendo el eslogan «La más
criolla de las cantantes y la más cantante de las criollas»;  
Servando Díaz, El Trovador Sonriente; Beny Moré, El Bárbaro
del Ritmo; Paulina Alvarez, La Emperatriz del Danzonete;
Vicentico Valdés, La Voz Elástica de Cuba; Blanca Rosa Gil, la
Muñequita que Canta; Luis García, el Rey del Filin; Elena
Burke como la Señora Sentimiento; Moraima Secada, La
Temperamental; Celeste Mendoza, la Reina del Guaguancó
(título con que confunden a Celia Cruz); Fernando Albuerne, la
Voz más linda de Cuba; Ñico Membiela, El Bolerista de
Siempre; Marta Pérez, la Diva de Cuba; Olga Guillot tiene
varios, pero para mí el más auténtico e inimitable es el de Olga
de Cuba; igualmente a Celia Cruz le dicen La Reina de la
Guaracha, la Reina de la Salsa, etc. En el tomo I de Vida y
Milagros de la Farándula en Cuba Rosendo Rosell menciona a
Luisa Cotilla, la Dama de la Trompeta que en París le llamaban
La Contorsionista de la Trompeta. En el libro Del Areyto a la
Nueva Trova el Dr. Cristóbal Díaz Ayala habla que a Rolando
Laserie le titularon El Guapachoso de la Canción y que
Miguelito Cuní es El Mejor Sonero de Cuba

Creo que entre los menos recordados en la actualidad, aunque
sí muy populares en su época están: Pablo Quevedo, el Divo
de la Voz de Cristal; Pilar Arcos, la reina del Cuplé; Benny
Castillo, El Negrete Cubano; Hortensia Coalla, La Voz más
Bella de Cuba, nombrada así nada menos que por los
maestros Lecuona, Prats y Roig; René Cabel, el Tenor de las
Antillas; Margot Alvariño, prima de Jesús, coronada por Amado
Trinidad en el Teatro América como la Reina del Pregón;
Manolo Fernández, El Caballero del Tango. A Emilio Ramil le
adjudicaron el sobrenombre de El Gardel Cubano después que
en sus comienzos actuó en el Show del Mediodía que dirigía
Amaury Pérez en la CMQ. Cuando Caridad Cuervo era una
niña fue presentada por Rosendo Rosell en el programa La
Escuelita como La Pequeña Celia Cruz, quien la amadrinó.
Además, descubrí en el libro Apuntes para la historia, de
Enrique C. Betancourt a Elda como La Dama Elegante de la
Canción; Dinorah Nápoles, La Cancionera Azul; Ana María
Alvarez, La Pollita.

Hay algunos que casi nadie recuerda su nombre propio como
Pello el Afrokán, que se llamó Pedro Izquierdo; La India de
Oriente que así nombraban a María Luisa Hernández; y Bola de
Nieve apodo que le decían desde niño a Ignacio Villa, en mi
inolvidable Guanabacoa. Igualmente había artistas con
sobrenombres que se popularizaron más que sus nombres de
pila, así vimos a Ñico Saquito llamado Antonio Fernández; Tata
Güines, inscrito como Arístides Soto, y a La Clavelito, Anita
Alfonso, hija del original Clavelitos que se llamó Miguel Alfonso
Poso.

Entre las bailarinas he podido conocer a: Blanquita Amaro
bautizada La Atómica Cubana; María Antonieta Pons, La
Bomba Antillana; La vedette Luisita Alfonso, Torbellino
Tropical; Obdulia Breijo, La Sevillanita; y Rosell también habla
en su libro de la niña prodigio, gran bailadora de tap, Mary
Fernández Collazo, conocida como la Shirley Temple Cubana,
y de Alicia Parlá, la rumbera que en Europa llamaron Mariana o
La Hija del Manisero.

Y entre los más nuevos: Manolín, el Médico de la Salsa; Rey
Ruíz, el Bombón de la Salsa; Concha Valdés Miranda, La que
más te ha querido; la cantante religiosa Cristy Arias, Tocada
por la mano del Señor; y Maggie Carlés, La Voz, reconocida de
esta forma por el periódico LeParisien de París, Francia.

Hubo hasta animadores con títulos especiales como Humberto
de Dios, quien animaba el programa Ventas por Televisión que
se transmitía por el canal 4 en la década de 1950, que fue
conocido como El Harold Lloyd Cubano, por su parecido con el
reconocido cómico del cine norteamericano.

Los que no han estado al tanto de la farándula desde sus
orígenes, confunden los términos, de ahí que muchos a
Barbarito Diez le digan El Padre del danzón, cuando el
verdadero padre fue Miguel Failde, su creador. Y a Desi Arnaz
le han llamado Mister Babalú, cuando el original fue Miguelito
Valdés.

Los peores casos son los que trabajan para las compañías
disqueras, encargados de la publicidad de un artista, que por
no estar capacitados para su puesto, y no conocer la historia
de la farándula mundial, repiten los títulos artísticos, como
sucedió con la cantante y actriz mexicana Lucerito, que en una
ocasión pretendieron bautizarla como La Novia de América,
igual que era conocida internacionalmente la tan querida Doña
Libertad Lamarque, desde que estando de visita en Cuba así la
reconoció el distinguido periodista cubano Ciro R. de la
Concepción.

Ojalá que este breve listado sirva para ayudar a todo aquel
que labore en este medio, de esta forma se cometerán menos
errores y se herirán menos susceptibilidades, porque los títulos
que distinguen al artista deben ser respetados, igual su
nombre artístico, aunque ya estén fallecidos o sean de otras
generaciones o de diferentes países. Cualquier copia
desacreditaría al usurpador y mostraría su mediocridad
creativa y su ignorancia sobre el medio donde se desarrolla.

Para lograr salir exitoso y limpio en esta carrera tan dura es
muy importante que cada artista cuide estos detalles y es
bueno que sepan escoger un representante que no sea un
arrecido mental.-
Opiniones sobre este trabajo
pueden ser enviadas escribiendo
a mariaargelia@hotmail.com
                    Parte I de II

Si a usted le dijeran que va a ver la actuación o escuchar la
interpretación de Fernando Borrego Linares, Asael Díaz, Manuel
González Hernández, Cora Sánchez Agramonte, Miguel Ángel
Rasalp o Dionisio Ramón Emilio Valdés Amaro, lo más probable que
no sepa de quienes se trata. Pero si le dicen que son el tristemente
fallecido
Polo Montañez, el repentista Candelita, el "Médico de la
Salsa"
Manolín, la exitosa compositora Concha Valdés Miranda,
el
Lele, cantante fundador de los Van Van, que reside en Chile, y el
archifamoso
Bebo Valdés, con seguridad que quizás conoce a la
mayoría.

Es que la mala o buena costumbre de llamar a las personas por sus
apodos no permite que se sepan sus verdaderos nombres.
Como estos talentos artísticos cubanos antes mencionados hay
muchísimos más, sin contar todos aquellos que llevan un nombre
artístico como Eduardo Blanco que se hace llamar
Chichí Caney,
Wilfredo Israel Sardiñas que se conoció más como "
Israel Kantor"
y el nominado a los premios Grammy Elsten Torres “
Fulano”.

Hay algunos que no conozco ni su nombre de pila como el caso del
'showman'
Martín Terry (famoso por ser el "Hombre Orquesta"),
o el destacado transformista de Las Vegas
Frankie Kein, y ni
siquiera he podido enterarme del nombre real del prolífico
compositor y cantante
Titty Soto, fallecido en 1992. Hay otros que
parecen que son conocidos por sus apodos y en realidad son sus
nombres con los que fueron inscriptos en el registro civil, como es
el caso del trompetista
Kiwso Fumero, el rapero Joseph Molano,
la cantante
Niuvert Closson, o el de la excéntrica cantante la Lupe,
que la mayoría pensamos que se llamó Guadalupe y en realidad fue
Lupe Victoria Yolí Raymond, y posteriormente bautizada
musicalmente como la Yiyiyi.

Pero esto, respecto a nombres artísticos es un tema aparte que
escribí como “Títulos que distinguen”, en el que hablamos de la
forma como cada artista famoso ha sido reconocido por el título
que se le ha dado, como a Celia Cruz “La Guarachera de Cuba”;
Arsenio Rodríguez, “El Cieguito Maravilloso”; Servando Díaz “El
Trovador Sonriente”, entre otros muchos. Pero a veces ese título se
hace tan fuerte que logra olvidar el nombre propio, como es el caso
de la "India de Oriente", que muy pocos sabían que se llamó Luisa
María Hernández.

Hay apodos que se sobreentienden, como en el caso de los
Francisco que los llaman Paco o Pancho. Ahí tenemos a Paquito D’
Rivera; Pancho Céspedes; Panchito Risett; el pianista Paquito
Hechevarría; el compositor Panchito Calimano; el compositor y
cantante Panchito Cruz (llamado además "El Indio", que cantó para
la Orquesta Casino Nacional) y el flautista y director de orquesta
Pancho el Bravo, que en realidad se llama Alberto Cruz Torres. Sin
contar que otros como el actor, cantante y compositor Juanito
Panchín, no tiene nada de Francisco, porque su nombre es Juan
José Pérez García.

Igualmente es lógico llamar a los Antonio como Ñico o Tony. Así
tenemos como Ñico a: Rojas; Membiela; Cevedo; y al popular
guarachero Ñico Saquito que se llamó Antonio Fernández. Y como
Tony a: el cantante Chiroldi; al pianista, cantante y compositor
exitoso Tony Gómez; y al más conocido como actor, pero también
es compositor, cantante y músico Tony Cortés.

En otro caso similar, a los José que se le llaman "Pepe" son muy
abundantes: Pepe Vera, el saxo tenor de la Banda Gigante de Benny
Moré y Tropicana All Star; Pepe Piñeiro, fundador de la banda de
Rock "Los Pacíficos"; Pepe Delgado, el pianista, compositor y
arreglista; el pianista Pepecito Reyes; Pepe Montoto, mi coterráneo
violinista de la Orquesta Sinfónica de La Habana, y en la Filarmónica
de la Florida, en la Sinfónica de las Américas y en la Orquesta de
Cámara de la Florida.

Hablemos del caso de los Valdés que son más conocidos por sus
apodos: el percusionista Patato (Carlos); el pianista Bebo, que ya
mencioné en el primer párrafo, su hijo también pianista Chucho y su
nieto Chuchito, sin contar los que usaron el diminutivo de su
nombre como:
Vicentico "La Voz Elástica"; Miguelito "Mister
Babalú";
Alfredito Valdés Jr., pianista y arreglista.

Algunos talentos no tienen apodos conocidos popularmente, pero
llevan el apellido de su esposo como
Gloria Estefan, la soprano
Marisa Molina y la cantante, poeta, compositora Dinorah Rivas.
Otras prefieren el apellido materno como
Malena Burke.

En muchos casos el apellido se impone al nombre y así tenemos
especialmente entre los famosos pianistas (Rafael)
Baserva Soler;
(Ernesto)
Lecuona Casado; (Enrique) Chía, pero también al
compositor, actor, locutor, humorista (Guillermo)
Alvarez Guedes;
el pantomímico (Francisco Andrés)
Centurión; el polifacético
compositor, historiador, actor (Rosendo)
Rosell; el trompetista
(Arturo)
Sandoval; los saxofonistas Averoff, padre e hijo.

Pero lo peor es no usar el apellido, porque el nombre no es absoluto
de nadie, mucho menos en este mundo que se multiplica tanto y se
reproducen los artistas por incubadoras, lo que puede ocasionar
confusiones entre el público y problemas con otros artistas de otros
países, si se internacionalizan. Con esta condición tenemos a
Elaine; Mónica; Dayamí; Tanya, Marietta (Gutiérrez); Lucrecia
(Pérez). De estas dos últimas conozco el apellido porque son de mi
pueblo Guanabacoa donde conocí a su familia, y de
Tanya, sé que
es Rodríguez porque es amiga mía.

Con los años aparecen otros con los mismos nombres, como
hemos visto que hay una Lucrecia Merico en Argentina cantadora
de tangos y una cantante de ópera española Lucrecia Arana.
Igualmente la Mónica cubana, que si acaso le llaman Mónica Pututi
por el apodo de su esposo el músico director de orquesta y
compositor Alexis Arces, pero debía saber que están la Mónica
Pelay de Argentina, o las Mónica españolas, la Naranjo, la Molina, la
Posse, y otra Mónica que ha grabado varios discos en inglés
(Monica The makings of me; Monica everytime that beat drop; y
tres más); sobre las Dayamí hay varias, y nunca sé cual es cual, por
no usar el apellido. La Elaine que me refiero toca con el grupo
Cubaney, pero hay otra Elaine Elías que es pianista y Elaine Paige
que es una cantante y actriz inglesa, y sabe Dios cuantas más. Y
creo que mi amiga Tanya, que hizo famoso "Ese hombre está loco"
y "Acorralada" ni se imagina cuantas llevan su nombre: Tanya
Denise Tucker, cantante estilo country; Tanya Stephens, que es una
jamaiquina rappera-reggaeton; Tanya Donelly, baladista italiana;
Tanya Saint Val compositora; hasta una cantante esquimal muy
popular se llama Tanya Tagaq.

Están además de las mencionadas, sin apellido:
Natali; Avana; Ana
Cristina; María Lourdes; Sissi; Martika; Alma Rosa
(la del
extraordinario dúo con Niurka Curbelo);
Estrella; Anabel; Mayte;
Lena
; y también algunos hombres como Carlos Manuel; Rosco; y
el pianista
Samy.

Aunque dentro de nuestro propio territorio, hasta usando el apellido,
la gente se confunde, como es el caso de los dos
Miguelito
Valdés,
que no tienen nada que ver el uno con el otro, como el
reconocido internacionalmente
Mister Babalú, en las décadas 1940
hasta que falleció en plena escena en Colombia en 1978, y el que se
ha afincado en Canadá, en el siglo XXI, al que le he sugerido que
use también el apellido de su progenitora, por el bien de la historia
musical de nuestro país.

Yo prefiero que lleven sus dos nombres y el apellido como han
hecho sin problema las cantantes
Blanca Rosa Gil; Luisa María
Güell; Lidia Rosa Hernández; Ana Delia Díaz de Villegas; Ana
Margarita Martínez Casado; María Luisa Chorens; María
Conchita Alonso; Ana María Perera; y Hilda Luisa Díaz Perera

(cantante y compositora fundadora del Grupo Cañaveral, el
auténtico, no el que surgió después en México sin respetar el
derecho del nombre). Y entre los hombres: el compositor y cantante
Jorge Luis Piloto; el saxofonista y clarinetista José Esteban
Benítez
; el trovador Dacio Tomás Alfonso Ruíz; el violinista Luis
Carlos Badías
; el maestro Juan Antonio Mercadal Sabadí; el
guitarrista y compositor
José Ángel Navarro; el repentista Juan
Antonio Díaz
; y el cantante José Alberto González que además
apodan “El gallito”.

                   Parte II de II

Este trabajo bien podía titularse "El nombre propio de algunos
talentos artísticos cubanos", pero al final me decidí por "Apodos de
algunos talentos artísticos cubanos", ya que fueron esos "alias" los
que me inspiraron.

Aparentemente los sobrenombres de nuestros artistas son más
frecuentes entre los que se dedican a la música popular y tradicional
cubana, pero en realidad los podemos encontrar en todos los
géneros como hemos escuchado a (José Manuel)
Meme Solís.

Entre los más populares vemos los que combinan el apodo con el
apellido, a veces omitiendo el nombre: (Israel)
Cachao López; el
trompetista (Alejandro)
el Negro Vivar; (Generoso) el Tojo
Jiménez
; (Alfredo) Chocolate Armenteros; (José Antonio)
Chamaco García; el cantante, percusionista y musicólogo
(Ernesto)
Chico Alvarez; el otro Chico, el famoso O'Farrill, se
llamó Arturo, fue compositor y uno de los precursores del jazz
afrocubano en New York; (Alberto)
Trompetica Lara; el
percusionista (Conrado)
Coky García; otro de los padres del jazz
afrocubano (Ramón)
Mongo Santamaría; el percusionista (Miguel
Aurelio)
Angá Díaz; el cantante (Rafael) Felo Bacallao; (Cristóbal)
El Gordo Dobal; el pianista y policía de Union City (Leonel) Papo
Ortega
; (Carlos Manuel) Caito Díaz  Alonso; el compositor de
famosas piezas como "Brujería" (Jorge)
Güiro Borrego; (Manuel)
Guajiro Mirabal; el violinista y saxo tenor que trabajó con Benny
(José)
Chombo Silva; el creador del Conjunto de Yoyo Casteleiro
llamado (Eulogio)
Yoyo Casteleiro; y el otro (Heliodoro) Yoyo
Rodríguez
cantante del Terceto Yoyo; el percusionista (Juan)
Wickly Nogueras; otro percusionista (Nelson) el Flaco Padrón; el
compositor, cantante y arreglista (Félix)
Pupi Legarreta; el
trompetista (Rolando)
el Ruso Aguiló; y los tres integrantes de Los
Guaracheros de Oriente: Félix Escobar "El Gallego", Florencio
Santana "Picolo" y Gerardo Macías "El Chino".

Cuantos pueden reconocer por el nombre correcto por ejemplo: a
Tabenito, cantante de la Orquesta Sensación; al bajista y director de
orquesta “
El Chaka”; a Machito el creador de esa orquesta
internacional que fue Machito y sus Afrocubanos. Pues ellos son en
realidad: Mario Varona; Eduardo Nápoles; y Frank Grillo.
Fueron famosos por sus apodos también Orlando Guerra
"
Cascarita"; Sergio Rivero "El Haitiano"; Orlando López
"
Mazacote"; el compositor Amado Manuel Vizoso "Mandy"; el
saxofonista/flautista/clarinetista director de orquesta Jesús Caunedo "
la Grulla"; el bolerista Orlando Vallejo "Chicho"; el pianista,
flautista, tresista Jesús Alejandro "
El Niño".

Y les debo el nombre del veterano cantante
Tata Ramos, y de parte
de los integrantes del grupo Acheré que se llamó primero "Son de la
Yuma", porque solo conozco por el apodo a
"El Kid", a "El Niche"
, por lo menos sé que Yordi (la ex cantante de Bamboleo) se llama
Yordamis Negret. Igualmente el patronímico de Tata Palau, que
creo que se llama igual que su padre Rafael, que fueron los
fundadores de esa gran banda de jazz en Cuba llamada Los
Hermanos Palau.

Supongo que el famosísimo compositor de "¿Qué te has creído?",
"Nostalgia habanera" y "La última noche que pasé contigo", que
publicó un libro con el mismo nombre,
Bobby Collazo, se llama
Roberto; al igual que
Bobby Leonard, cantante, compositor y
pintor.

Algunos tienen el nombre tan largo o difícil que prefieren achicarlo
como
Desi Arnaz que se llamó Desiderio; Seve Matamoros
(Severina);
Mercy Torres; Candy Sosa; Albita Rodríguez;
Maggie Carlés
; y la destacada compositora, cantante, violoncellista
y escritora
Mary Lauret que se llamó en Cuba María Magdalena;
de la misma forma se usó el diminutivo para
Cabrerita, el pianista y
arreglista de la Banda Gigante de Benny Moré, siendo su nombre
Ignacio Cabrera. Con esta excusa nos olvidamos que
Willy
Chirino
, aquel que nació en Consolación del Sur se bautizó como
Wilfredo.

He visto que sin tener nombres muy raros se lo cambian como
(Guillermo)
"Will" Corujo Domínguez, que es violinista, cantante
y compositor premiado, residente en España, y el cineasta,
musicólogo, escritor
Nat Chediak, que es Natalio Chediak
Lorenzo. Lo mismo hizo el sonero
Anthony “Miles” Peña.

Otros para hacerlo más comercial se cambian el apellido como
Marta Strada que se llamó Marta Oliva Garrandis y Oscar
D'Fontana
, antes de ser solista, cuando era el guitarrista de Los
Zafiros se llamó Oscar Aguirre; y otros se cambian el nombre como
Lino Borges que se llamó Severo Alberto; la cantante, profesora,
pianista y compositora
Lily Batet (recordamos la popular Alma de
Roca), se llamó Elisa; y
La Freddy, la gordota cocinera, que brilló
como las estrellas en el Capri y en Puerto Rico, nada menos que la
bautizaron como Fredesvinda García Valdés.

Y a veces el apellido parece un apodo como ocurre con "el
Padrino", del sonero
Rafael Padrino Esquivel, y también con el
rockero conocido por "El Conde", aquel que fue perseguido tanto en
La Habana de la década de 1960 y 1970 que cantó en agrupaciones
conocidas como "Los Átomos" de Armandito Zequeira, “Los
Kents”,  "Almas Vertiginosas", y en el exilio con el grupo
"Rocktalgia" y  “Kondor “, llamado
Jorge Conde Roil .

Los más sorprendentes son los que tienen nombres tan raros que
parecen apodos:
Barnet Vasallo, cantante de música campesina
cubana;
Zineb, cantante que obtuvo en Cuba gran premio de
música ranchera. Y algunos con nombres que traen recuerdos
desagradables no se lo cambian o, al menos, usan sus dos apellidos
para no confundirse, como es el caso del cantante, percusionista y
teclista
Fidel García Cañizares.

Otros por integrar un dúo no se ocupan de sus apellidos, porque se
pueden identificar más fácilmente con su nombre como:
Mara y
Orlando; Gema y Pavel; Norberto y Marisela; Ramiro y Billy;
Rosell y Cary; Sindo y María Elena
. Y están los dúos que usan el
apellido y no el nombre, como las
Hermanas Diego (Teresita y
María Luisa) y el de
Cabrisas-Farach con Irene Farach y Jesús
Cabrisas. Pero si el dúo lleva otro nombre como el que interpretaba
música campesina de
Mima y Pipo, casi nadie se enterará que se
tratan de Minerva Herrera y Martín Rodríguez, a lo sumo, lo más
que harán es asociarlos con Albita Rodríguez, porque son sus
padres.

Igualmente los tríos o cuartetos entre hermanos que se identifican
por su apellido, pero después el público no puede reconocer a cada
miembro por su nombre como el caso de las
Hermanas Benítez
que fue integrado por Juanita, Haydee, Petry, Carmen y Beatriz y
trabajaron en la película de Cantinflas "Sube y Baja"; y las
Hermanas Márquez, que de trío a cuarteto quedó el dúo con
Albertina "Trina" y Nerza, pero en otros tiempos estuvieron juntas a
sus hermanas Caridad "Cusa" y Olga.

Casi todos los mencionados en este trabajo han tomado el difícil
camino del exilio, y algunos, han fallecido lejos de la patria.
Si usted que me lee desconoce a alguno de los artistas que les
menciono y les interesa saber un poco más de los mismos, los
invito a que visiten mi página
www.mariaargeliavizcaino.com, la
única con un
"Diccionario de Talentos Artísticos Musicales
Cubanos"
radicados en el exilio, que pretende rescatar la historia
cultural de nuestro país haciendo constar su trabajo.

Por cierto, ¿a cuántos artistas de todos los que he mencionado ha
escuchado últimamente en una emisora de radio de Miami que se
supone es la capital del exilio cubano? Tampoco los oirá dentro de
Cuba, todavía en el 2007, porque el sistema totalitario fusila en vida
a todo aquel que decide residir en Estados Unidos y no aceptar el
chantaje "cultural" que ellos imponen, mucho menos permiten a los
que abiertamente han declarado no estar de acuerdo con ellos. Sólo
después de muertos y con excepciones, se les perdona haberse ido
y no haberse dejado explotar por su gobierno.

Apoye al talento cubano que ha sido despojado de la patria y de sus
logros musicales. Creo que es una obligación de todo el que es
nacido o es descendiente de la tierra más hermosa que ojos
humanos hayan visto, al menos, conocer quienes son sus
compatriotas, especialmente a todos aquellos que se han dedicado a
este difícil medio lejos de nuestra nación. Y después si les gusta,
pues asista a sus conciertos o presentaciones y compre su música,
o sus videos y películas.-
ESTAMPAS DE CUBA POR
MARIA ARGELIA VIZCAINO


Apodos de algunos talentos
artísticos cubanos
Ampliando los apodos de talentos
artísticos cubanos que no cupieron en el
artículo nos envía el amigo Chico
Alvarez "El Montunero" esta relación:

1. MIGUEL “MAYUMBO” QUINTANA, (cantante, director de
orquesta, que nació en la Florida, de familia cubana)
2. WILLIE “EL BABY” GONZALEZ (cantante de La Sonora
Matancera)
3. ALBERTO “EL CABEZON” VALDES, (tumbador, cantante)
4. MARIO “PAPAITO” MUÑOZ, (cantante, bongosero).
5. OSVALDO “CHIHUAHUA” MARTINEZ (güirero y pailero)
6. RAMON “MONGUITO EL UNICO” QUIAN, (cantante)
7. “LADY” SOTO, (cantante)
8. ALFREDITO “CRAZY HORSE” VALDES, JR, (pianista,
arreglista) Incluido en el artículo como nombre en diminutivo, no
por el apodo.
9. ELIO “PEPSI COLA” MARTINEZ, (pianista)
10. RENE “EL LATIGO” HERNANDEZ, (pianista)
11. “TATA” VAZQUEZ, (trombonista, director de la Orquesta
Oriental Cubana)
12. “YOYO TROPICUBA”, (cantante, percusionista). Eulogio
"Yoyo" Reyes Mesías, el creador del Trío Los Tropicuba, primer
esposo de la excéntrica cantante  La Lupe desde 1958 hasta
1960.
13. “TATA GUINES” (tumbador)
14. JESSE “EL CHINO” HERRERO, (guirero, fundador de la Orq.
Sublime de NY)
14. JOSE “LA QUIJA” CURBELO, (pianista, arreglista, compositor
y director de orquesta)
15. ELIO OSAKAR - “SONNY BRAVO”, (pianista y arreglista)
16. DAMASO PEREZ PRADO - “CARA DE FOCA”, (el rey del
mambo)
17. “CHEPIN” CHOVEN, (violinsta, director de la Orquesta
Oriental)
18. WUELFO GUTIERREZ - “WUELFO”, (cantante)
19. ROGELIO “YEYITO” IGLESIAS, (bongosero)
20. GUILLERMO “BARRETICO” BARRETO, (drummer y pailero)
21. OSCAR “TAQUITO” OÑOZ, (trompetista)
22. “HAVANA” CARBO, (cantante)
23. ANGEL “MANDARRIA” PEREZ, (tumbador)
24. GABRIEL “CHINCHILITA” MACHADO, (timbalero, bongosero y
tumbador).
25. EVARISTO “GUAJARON” BARO, (bajista)
26. MARCELINO “RAPINDEY” GUERRA, (cantante, compositor y
director de orquesta)
27. FELIPE “PIPO” MARTINEZ, (guirero, fundador de la Charanga
’76)
28. ANTONIO “CHOCOLATE” DIAZ MENA, (tumbador)
29. LUCIANO GONZALEZ Y POZO - “CHANO POZO”, (de todo)
30. MARIO “MAYITO” FERNANDEZ, (pianista y director de una
charanga)
31. HORACIO “EL NEGRO” HERNANDEZ, (drummer)
32. JAVIER “JAPI” VAZQUEZ, (pianista, compositor, arreglista y
director actual de La Sonora Matancera)
33. RAFAEL “FELO” BARRIOS, (cantante y compositor)
34. “FELO” BRITO, (cantante)
35. “PAN CON SALSA” - Carlos Zulueta (pianista)
37. “EL COJITO” ESCOLIES, (pailero y maestro de Tito Puente)
38. “EL CHORI”, (pailero y showman)
39. “JUSTI” BARRETTO, (compositor y percusionista)
40. ROBERTO TORRES “EL CAMINANTE” y “EL CABALLO
VIEJO”, (cantante, director de conjunto y productor de discos)
41. FLORENCIO “CARUSITO” HERNANDEZ, (compositor y
cantante)
42. ANGELO “EL PADRINO” VAILLANT, (cantante y director de
conjunto)
43. CANDIDO CAMERO - “CANDIDO”, (tumbador, bongosero)
e-mail  -    mariaargelia@hotmail.com
Copyright © 2008 María Argelia Vizcaíno