Artistas, periodistas y patriotas

Por María Argelia Vizcaíno
www.mariaargeliavizcaino.com

Al que diga que los artistas y periodistas no pueden ser políticos le dedico este artículo. También para todos esos embajadores de
la cultura cubana y comunicadores que no han sido intimidados y valientemente se acuerdan de la patria oprimida, para que sepan
que los felicito y admiro, porque entienden que pueden tener su profesión sin dejar de ser patriotas.

Trabajar para el espectáculo y medios de comunicación es un oficio o una profesión como ser abogado, médico o cocinero. Ya sea
como actores, cantantes, compositores, músicos, arreglistas, bailarines, coreógrafos, productores, y hasta los que laboran en
medios de comunicación relacionados como periodistas, escritores, poetas y locutores. Todos son seres muy sensibles y
especiales, que con más razón pueden llevar al unísono la categoría de artista y la de patriota. Estos trabajadores son muy
importantes para trasmitir los mensajes al pueblo, por algo en los gobiernos totalitarios es lo que primero controlan.

Si José Martí como periodista, traductor y profesor pudo escribir incasablemente y luchar por la patria; y el profesor Enrique Loynaz
del Castillo llegó a ser general del Ejército Libertador de Cuba y componer el famoso Himno del Invasor; y el general Luis Casas
Romero, además de músico y compositor de famosas piezas como la criolla “El Mambí” fue capaz de luchar por la patria, no
entiendo como algunos quieren mostrar que un artista o periodista no puede hacer nada por la nación que lo vio nacer y hasta los
presionan para que permanezcan insensibles a la tragedia que padece nuestro pueblo.

Desde que se luchaba por la independencia de Cuba contra la metrópoli española nuestros artistas y periodistas fueron el principal
motor impulsor que ayudaba a la causa emancipadora.

Quizás entre los pioneros que se destacan por su patriotismo tenemos a Carlos Manuel de Céspedes, nuestro "Padre de la Patria",
conocido por ser coautor de "La Bayamesa", nuestra primera canción romántica cubana que perdura hasta nuestros días,
compuesta junto a Francisco "Pancho" Castillo y Moreno, y el poeta José Fornaris en 1851. Pero Céspedes también fue el autor de
temas patrióticos como el «Himno Republicano», además de ofrendar la vida de su hijo y la propia por Cuba libre.

De igual forma el abogado y compositor bayamés Pedro 'Perucho' Figueredo autor de danzas famosas como "La Piragua" compuso
el 14 de agosto de 1867,  nuestro Himno Nacional, nombrado inicialmente «La Bayamesa».

Desde entonces nuestro país ha dado excelentes artistas y periodistas que han dedicado gran parte de su carrera a servirle, y otros
que penosamente se han replegado a quienes la oprimen. Lo cuenta Alejo Carpentier en su libro La Música en Cuba: "Desde 1868,
los cubanos, en la manigua, luchaban por su independencia. Mientras ciertos compositores de poco temple se hincaban ante las
autoridades españolas, entregándoles contradanzas escritas a la gloria de los voluntarios, Cervantes permanecía extrañamente
mudo. En 1875, fue llamado urgentemente por el Capitán General, que se preciaba de admirarlo:

-Ignacio Cervantes... Tenemos la certeza, ahora de que el dinero que usted recauda en sus conciertos pasa a manos de los
insurrectos. ¡Lárguese antes de que me vea obligado a encarcelarlo!... ¿A dónde se marcha usted?...

-A Estados Unidos -contestó el músico- Es el país más próximo a Cuba, y allí podré seguir haciendo lo que aquí hacía.

Y el capitán lo dejó partir. De forma parecida tuvieron que salir al exilio el compositor Gaspar Villate en 1868, autor de “Adiós Cuba”,
y el reconocido violinista José Silvestre White en 1875, entre otros.

Igualmente no olvidó sus deberes con la tierra madre Rosalía "Chalía" Díaz de Herrera, aquella famosa soprano cubana que tiene la
gloria de haber sido la primera mujer que grabara un disco en español, como nos relata Rosendo Rosell en su tomo III de Vida y
Milagros de la Farándula en Cuba "fue una generosa contribuyente al esfuerzo que realizaban los cubanos para liberar a la patria.
Cultivó la amistad del Generalísimo Máximo Gómez, de quien conservaba una carta donde el gran patriota le decía: -tú sabes cuanto
te estimo, como mujer, como artista y como patriota"...

¿Cuántos artistas cubanos hoy podrían conservar una carta parecida escrita por patriotas como Pedro Luis Boitel, Jorge Luis Pérez
'Antunez', Martha Beatriz Roque o el Dr. Oscar Elías Biscet, por poner unos pocos ejemplos? Aunque tenemos valientes
excepciones de artistas patriotas que mencionamos en nuestra página, tampoco los luchadores dentro de la isla se han enterado de
su granito de arena.

Y no sólo los artistas recaudaban dinero para la lucha, también denunciaban a los opresores como con la obra estrenada en el
Teatro Villanueva el 13 de enero de 1869 bajo el título de «Perro huevero, aunque le quemen el hocico», donde cantaron la
guaracha «Ya cayó», que desencadenó la sangrienta matanza en el que nuestro Apóstol José Martí se vio envuelto cuando apenas
era un adolescente y que le inspiró tan sentido poema dedicado a su madre. Es la represión y censura que aplicó el gobierno
español, la que propició un teatro bufo o género chico, como válvula de escape y centro de conspiración. Igualmente en aquella
época y un poco antes también los guitarristas salían a las calles criticando o satirizando la política.

Y en la república con el surgimiento de la radio se hacían programas en contra de los políticos de turno, como el efectuado por
Rosendo Rosell y Rita Montaner en 1942 por RHC-Cadena Azul, llamado «Yo no sé nada». Hasta trovadores populares dedicaron
canciones a la patria como Manuel Corona con su pieza “Pobre Cuba”, y Sindo Garay con la guaracha “Cuba tus hijos lloran”.

Entendemos que la mordaza impuesta por los castristas en 1959 ha sido muy apretada, pero siempre ha habido un patriota artista
que saque la cara por su pueblo y así conocemos en la actualidad lo que cantan dentro de la isla el trovador Raymundo Fernández
Moya “Lucha tu yuca taíno”; y el rockero Gorki Águila y su grupo Porno para Ricardo, interpretando entre otras “Estado tan loco”; y
el excelente cantautor Pedro Luis Ferrer, denunciando la segregación como “Ciento por ciento cubana”, y otros temas prohibidos en
la radio; o como el trovador Frank Delgado, canta “Las dos orillas”. Pero quizás lo más notorio ha sido la carta abierta al Maestro
Harold Gramatges, Presidente de la Asociación de Músicos de la UNEAC, escrita por el exitoso músico cubano Roberto Carcassés
Colón, hijo del renombrado veterano Bobby Carcasses, que contó con el apoyo únicamente de Julio Fowler y Ramses Puente, y los
de afuera... todavía estoy esperando que hagan lo mismo.

Muchos artistas que han escogido vivir lejos de la patria esclava podrían seguir esos ejemplos, por ese grupo cada vez mayor de
opositores que luchan pacíficamente contra la tiranía, que necesitan apoyo moral y económico para poder soportar dentro del país
lo que nosotros en el exilio no somos capaces de aguantar ni la mitad. Quizás por culpa de esos que les falta amor a la patria
oprimida, por ese miedo a denunciar las atrocidades allí vividas, incluso pavor a decir que son cubanos exiliados, es que han
perdido popularidad entre los nuestros, pagando justos por pecadores. Si lo ha hecho el español Alejandro Sanz por el pueblo
cubano y venezolano, por qué no pueden nuestros compatriotas hacer lo mismo.

Lo peor es escuchar las excusas ridículas de algunos de que ellos, como que los artistas no se tienen que meter en política, y como
los periodistas se tienen que mantener al margen para no perder objetividad, sabiendo la función de puente que ejercen con su
público, y que sus declaraciones son fundamentales para estimular, anular, boicotear, a quienes se lo propongan. Lo hemos visto
muchísimo cuando se trata de defender a los comunistas, así que no tiene nada de malo hacer lo contrario.

Al menos, si no tienen el valor de expresarse a favor de la patria oprimida debían de callarse delante de todos los valientes que sí lo
hacen. Se puede ser artista, médico o barrendero, sin olvidar el dolor de los que sufren. También sabemos que de nada le vale a
un artista denunciar los horrores que se comenten en Cuba, si no hay medios de comunicación que lo informe y los ayude a
promover, ni organizaciones políticas que usen sus canciones como estandarte ni promocionen sus eventos. Por eso aprovecho
para llamar la atención de esas organizaciones anticastritas, de esos trabajadores del espectáculo y medios de comunicación,
porque específicamente en este último es que apreciamos la carencia más notable de patriotas, por ignorancia, apatía o por
cobardía, que no saben dar noticias sin agregarle ni quitarle nada que no perjudique nuestra causa de la libertad, ni entrevistar
como se debe, y se prestan a repetir como cacatúas lo que el régimen totalitario inventa, que tanto daño hace a nuestra patria. A
todos les pido que no confundan el término, si no pueden llevar la profesión o el oficio conjuntamente con el patriotismo, les
recuerdo que primero nacimos cubanos, y después vino lo otro.


Opiniones y comentarios bienvenidos escribiendo a mariaargelia@hotmail.com. Más trabajos de la autora pueden ser leidos en www.
mariaargeliavizcaino.com
ESTAMPAS DE CUBA POR MARIA ARGELIA VIZCAINO

Opiniones sobre este trabajo pueden ser enviadas
escribiendo a mariaargelia@hotmail.com
autorizando su publicación
Sección constantemente en progreso, visítela próximamente
Adquiera
LIBROS EN
ESPAÑOL
Edición impresa /
eBOOKS (Libros
digitales o
electrónicos)
Colabore con esta página
comprando en su tienda
virtual o un espacio para su
publicidad.
DONACIONES: Su compra puede
ser considerada como una
donación para mantener este
sitio cibernético dedicado a la
preservación cultural.
Espere un poco a que
termine de cargar
e-mail  -  
mariaargelia@hotmail.com
RECOMIENDA
DICCIONARIO DE TALENTOS ARTÍSTICOS CUBANOS EN EL EXILIO
Copyright © 2008 María Argelia Vizcaíno
Material de consulta con Derechos Reservados conforme a la ley
Queda prohibida la reproducción total o parcial de todo lo que aparece en esta página (web.
blog, etc.), por cualquier medio o procedimiento, sin para ello contar con la autorización previa,
expresa y por escrito de María Argelia Vizcaíno. Cualquier forma de utilización no autorizada le
será aplicada lo establecido en la ley federal del derecho de autor. Información puede encontrar
visitando
http://www.copyright.gov/
Por favor, no omita el nombre del autor ni la fuente de dónde
fue publicado cualquier escrito que copie y distribuya. Hay que
respetar los derechos de los autores, que es respetarnos a
nosotros mismos. Gracias.
María Argelia Vizcaíno