e-mail  -    mariaargelia@hotmail.com
Copyright © 2009 María Argelia Vizcaíno
ESTAMPAS DE CUBA
POR MARIA ARGELIA VIZCAINO
¿Concierto por la paz o de discordia?
Contesta a un lector discordante que escribió al
semanario@hotmail.com por mi contesta a Gabriel
Taborda.
www.mariaargeliavizcaino.com
Contesta al periodista colombiano Gabriel Taborda, por su opinión sobre el
concierto de Juanes en Cuba.

Estimado colega: Tu artículo  titulado
“Ganó la música, perdió la histeria”
(publicado en el Semanario Acción de West Palm Beach, el 25 de septiembre,
2009), me dejó un sabor amargo. No imaginé que todavía no sepas como se vive
dentro de Cuba y como trabaja el gobierno comunista. Por eso te contesto punto
por punto lo que yo aprendí bajo ese sistema genocida.

Dices: Contra todo pronóstico, el Concierto por la Paz organizado por el cantante
colombiano Juanes, resultó ser un espectáculo apoteósico. Se calcula que más
de un millón de personas asistieron a la Plaza de la Revolución, en La Habana,
para presenciarlo, mientras las cifras de tele audiencia aun quedan pendientes
de divulgar, al momento de escribir este despacho.
Contesta: ¿Todavía no sabes cómo llegaron los ómnibus cargados desde los
diferentes confines de la isla con la masa humana que debía colmar las
primeras filas? ¿No viste como tenían que entrar con un pase color azul,
supuestamente para darles el privilegio a los buenos estudiantes? ¿No te diste
cuenta que muchos de los jóvenes estudiantes entrevistados por Gina Romero
no eran cubanos? ¿Te fijaste las banderas desplegadas de otros países y tan
pocas o casi nulas las cubanas? ¿Viste que bien ubicadas estaban las gorras
blancas que usaban los que se ocuparían de la seguridad interior? ¿No te
enteraste de los que no dejaron entrar, de a cuántos les avisaron que ni se
atrevieran a estar cerca del lugar y de los apresados? Y nos falta mucho más por
saber.

Dices: La buena organización, la impecable presentación de los artistas y el
excelente comportamiento de los asistentes marcaron un holgado contraste con
todas aquellas apuestas al fracaso, divulgadas por algunos. El resultado, visto
con serenidad, no admite duda. ¡Excelente!
Contesta: ¿Sabes tú cómo se prepara y se ha preparado un evento de esta
índole por años en Cuba, en Corea del Norte, o en el extinto bloque socialista?
No, no lo sabes. Lo siento, no tengo tiempo para explicarte. ¿No te enteraste
siquiera de la bronca que montó Juanes y Bosé cuando supieron momentos
antes que el pueblo cubano no iba a estar delante y de cómo eran vigilados
constantemente y cómo decidieron después de llorar de frustración convertir su
revés en victoria?

Dices: ¿Por qué, entonces, tanta polarización sobre el tema; tantas amenazas y
vetos de algunos “del lado de acá” hacia el cantante; tanta prensa mala y tanta
mala fe hacia un músico que solo ha querido llevar su espectáculo a un sitio
geográfico específico?   
Contesta: El primero que polarizó el tema fue Juanes, el que salía
constantemente en TV dando conferencias fue él, tratando de convencer de que
su concierto no era político, cuando escogió el lugar donde más fusilamientos se
han pedido, con la imagen al costado del no por gusto llamado el carnicero de La
Cabaña, que cuando el Papa nos visitó al menos tuvo un Cristo gigante durante
su presentación en el mismo lugar. El Papa antes de ir a Cuba exigió que
liberaran a 101 presos políticos. ¿Hizo lo mismo Juanes? No, porque no era
político, es pacifista. El Papa tampoco era político pero no tuvo miedo de poner
condiciones y lo logró, también participó en cada punto importante de la isla para
estar en contacto con todo el pueblo cubano no con 10 % solamente.

Dices: Sabido es, de sobra, que el pueblo cubano soporta una situación que es
una afrenta para todos los pueblos libres de este hemisferio. Su realidad nos
duele, como nos duele la intolerancia de sus gobernantes, que condena al
sufrimiento a todos sus habitantes.
Contesta: Tú no sabes ni te imaginas lo que soporta el pueblo cubano, debías
haber hablado con tu compatriota la reportera Gina Romero, que siendo
periodista por 10 años, jamás había sentido el miedo tan cruel que sintió en 48
horas en la isla. Son cosas que a veces algunos tienen que vivirla y no dejarse
robotizar con la propaganda.

Dices: ¿Debemos, entonces, olvidarnos de esos cubanos arraigados allá, en la
Isla, y condenarlos a cien años de olvido, solo porque tienen la mala suerte de
estar sometidos por un régimen perverso que les niega sus más elementales
derechos?
Contesta: Claro que no. Pero esos cubanos no necesitan solamente unas horas
de música, necesitan libertad, esa que entre dientes dijo Juanes, dejándola
entrever sin especificar quien se las quitó, o pidiendo la libertad para los
secuestrados de su guerrilla, generalizó pidiendo la libertad para todos aquellos
que prescindían de ella. Más hizo la Tañón, pero entiendo que no se le podía
exigir a un no cubano, lo que no ha sido capaz de hacer un artista nuestro en el
mismo lugar, porque no se lo han permitido. Por eso ahí no estaba ningún artista
anticomunista, ni de allá ni de acá, sólo se permitió a los que dan la imagen al
mundo que todo en Cuba es normal y maravilloso, de ahí que viste tanta
perfección mostrada en TV, lo que no dicen los otros periodistas objetivos que
allí estuvieron.

Dices: En privado –y algunas veces, en público- fui inquirido acerca de ese
concierto, en mi condición de compatriota del célebre cantante. Mi exiguo
conocimiento sobre temas de farándula inhibió la respuesta; no me es dable
opinar sobre lo que no conozco. Para mi asombro, con el paso del tiempo
presencie la metamorfosis del tema. De farandulero pasó a ser político.  Siendo
francos, por estos tiempos es poca la diferencia entre uno y otro.  Con todo, la
inflamación de los ánimos terminó por dejarlo convertido solo en circo, mejor
dicho, en política.
Contesta: En esto estamos de acuerdo, sólo que desde que se planeó el lugar y
los acompañantes se sabía que era político. Cantar con miembros del gobierno
como Silvio Rodríguez y firmantes de la carta de apoyo al fusilamiento de tres
cubanos que sólo deseaban salir de Cuba, era demasiado evidente la
politiquería. Eso era lo que criticábamos, no que fuera a cantar al pueblo cubano,
porque son muchos los artistas que han cantando al pueblo cubano sin
politizarse como Oscar D’León.

Dices: Contra Juanes se dijeron -y se seguirán diciendo, tal vez solo en Miami-
cualquier cantidad de barbaridades, desde que anunció que llevaría su
espectáculo a Cuba.
Contesta: No sólo en Miami, también en cualquier lugar que exista un cubano
libre y con vergüenza. En Barcelona lo declaró
Juan Abreu, en Francia Zoé
Valdés
, en New York Alina Brouwer, y  largos etc., etc.

Dices: La semana pasada se quemaron, allí mismo, en Miami, gran cantidad de
discos del cantante y se incendiaron camisas negras, en clara alusión a uno de
sus temas. Un conocido locutor de radio no ha dejado de convocar
histéricamente al odio, recordando, como en los mejores tiempos, la propaganda
nazi contra los intelectuales de la comunidad judía en Alemania. Creo,
sinceramente, que se les ha ido la mano.
Contesta: Te olvidas que independentistas catalanes quemaron en el 2007 fotos
del Rey de España y ahorcaron un muñeco con su efigie; los comunistas han
quemado cientos de veces la bandera de Estados Unidos. Esos cubanos al
frente de la acera del Versalles no destruyeron comercios como hacen los
comunistas en los países libres, ahí ves a los zelayistas en Honduras, tampoco
los cubanos robaron los comercios, sólo quemaron una camisa y rompieron
discos de su propiedad, ejerciendo el derecho que les da vivir en democracia.
Cuando Castro mandó a quemar los libros que decían lo que no le convenía, no
les importó a los defensores de la politiquería de Juanes, y ahí estaba la historia
de su participación en el Bogotazo, entre otros muchos horrores que fue
cómplice. A veces quemar y romper algo es un acto de amor, por no poder tener
otra manera de enfrentarse directamente al opresor y no ser un asesino. Es la
opción que pueden escoger quienes viven libres.

Dices: Admito que pudo haber razones para no estar de acuerdo con el
espectáculo. Pero otras voces reclamaban también sus razones para aceptarlo.
No es necesario recordar ni unas ni otras.
Ambas expusieron sus razones pero, ¿les preguntaron a los cubanos “de allá”
qué deseaban? El concierto, entiendo, era para ellos; para el pueblo cubano “de
allá”, aquellos para quien un día de asueto y buena música es un regalo bajado
del cielo.
Contesta: Sí se les preguntó, lo que el miedo no los deja hablar a muchos. Aún
así, ahí están las respuestas de los más valientes, de los que no están
programados como robots, que por piedad le han cubierto sus caras en sus
declaraciones, y desde la cárcel se escuchó vía telefónica al Dr. Oscar Elías
Biscet; también los blogueros independientes dijeron con anticipación el circo
que se avecinaba, y han relatado lo que en realidad ocurrió. Por eso
Ley Martínez
el mismo domingo escribió desde La Habana: “Habrá que preguntarle al público
luego de esa tarde,  ¿Tienes más derechos humanos? ¿Te sientes tan libre
como para exigir legítima autoridad como individuo? ¿Cocinarás, o comerás hoy?
¿Delinquirás hoy? ¿Otra vez?”.

Dices: Al parecer no les preguntaron porque la respuesta, contraria a la que
pregonaban algunos aquí, se pudo ver el domingo por televisión. Mas de un
millón de almas cubanas unidas por el bello vinculo de la música, cantando con
alegría y en paz, ¡sin un solo hecho que lamentar!, aunque los pontífices del
desastre se empeñen en pronosticar que “la represión se verá, después del
concierto, tarde o temprano”.
Contesta: También hemos visto por televisión, una y mil veces durante décadas
como han llenado esa plaza obligatoriamente sacándonos del trabajo y escuelas
para arengar contra Estados Unidos, para pedirnos más sacrificios, para que
donáramos parte de la exigua cuota de comida a los hermanos de Nicaragua,
para que apoyemos guerras mercenarias como la de Angola donde murieron
tantos miles de los nuestros, para pedir paredón a quienes no fueron juzgados
en juicios con garantías constitucionales. Más de un millón es fácil decir que
estaban allí, si los únicos que cuentan son ellos, por eso el tirano en jefe tiene el
record hace rato.

Dices: La represión ha existido siempre, en los últimos cincuenta años, con
conciertos o sin ellos. Ese régimen no necesita pretextos para ejercerla.
Contesta: Tampoco necesita de extranjeros que provoquen más discordias, y se
metan en los problemas que sólo los cubanos debemos resolver, total si hasta
ahora a ninguno –con muy contadas excepciones- les ha importado dar
legitimidad a una tiranía que ejerce por más de cincuenta años, que tanto dolor
ha causado a sus propios países. La prueba está que tú mismo viste como “el
pueblo” disfrutó en un país que mostró al gobierno no ser tan malo con su gente.

Dices:  Tratar de negarles hoy a los cubanos una oportunidad de sano
esparcimiento a través de la música, vendiendo la idea de que es políticamente
incorrecto, representa un acto mezquino y oprobioso, tanto como la quema de
discos –o libros- que representen a algún autor.
Contesta: Totalmente de acuerdo, pero también respetemos la libertad que tenga
cada uno de hacer lo que pueda para manifestar su descontento. Como esta
opinión mía que por estar en desacuerdo contigo no quiere decir que yo sea
mezquina, y que no pretendo convencerte ni herirte ni causar más divisiones
como nos ha traído Juanes y compañía.

Dices:  Hay algo enfermo en el corazón de algunos que, arrogándose derechos
no concedidos, opinan, niegan y pontifican, a nombre de otros, aunque siempre a
favor de sus propios intereses.
Contesta: El único interés que nos mueve a personas como yo, es la verdadera
democracia de Cuba, que no se siga engañando al mundo de la realidad que
ocurre allí, que no se siga lavando cerebros, que prime la información, y si eso
es un corazón enfermo, me enorgullezco de estar enferma y deseo ser
epidémica para contagiar a que otros puedan ver lo que yo viví en mi país y aún
se vive.

Dices: Enhorabuena por Juanes y el resto de artistas que llevaron un día de
alegría y música a la querida tierra cubana.
Contesta: Se demostró una y mil veces que ese concierto no fue por la paz,
porque trajo mucha discordia, y “a Dios le pido”, que no se les ocurra traerlo a
Miami, porque veríamos enfrentar a muchos más hermanos por culpa de los
cómplices de la tiranía. A los cubanos anticomunistas, no nos avergüenza gritar
que somos derechistas, y que odiamos, porque es una bendición odiar al odio.
Lo más positivo que le encontré a tanto desconcierto fue que al menos durante
todas esas semanas Juanes le robó la atención mundial al mayor melómano del
mundo, que si estuviera en sus cabales no se lo hubiera permitido. Una prueba
más de que ni pincha ni corta, y eso es un gran paso de avance hacia la
liberación anhelada en nuestra patria.

Aclaro que con estas letras no hay nada personal contra
Gabriel Taborda, al que
admiro como profesional y como ser humano, ni con los que piensen como él.
Esto demuestra que la democracia en Estados Unidos aunque no es perfecta es
la mejor y que todos podemos pensar diferente pero jamás debemos
distanciarnos por problemas políticos, que definitivamente aunque la política rige
el mundo no merece que afecte lazos afectivos. Ojalá Juanes y compañía hayan
aprendido lo que es meterse con el demonio comunista que es el peor
politiquero del mundo y que primero hay que pedir libertad para que haya paz, y
así no ocasionar discordias.
ESTAMPAS DE CUBA
POR MARIA ARGELIA VIZCAINO
Ganó la discordia, perdió la información verdadera
www.mariaargeliavizcaino.com
El primero que polarizó el tema fue Juanes, el que salía
constantemente en TV dando conferencias fue él, tratando de
convencer de que su concierto no era político, cuando escogió el
lugar donde más fusilamientos se han pedido, con la imagen al
costado del no por gusto llamado el carnicero de La Cabaña, que
cuando el Papa nos visitó al menos tuvo un Cristo gigante durante
su presentación en el mismo lugar. El Papa antes de ir a Cuba
exigió que liberaran a 101 presos políticos. ¿Hizo lo mismo Juanes?
No, porque no era político, es pacifista. El papa tampoco era político
pero no tuvo miedo de poner condiciones y lo logró, también
participó en cada punto importante de la isla para estar en contacto
con todo el pueblo cubano no con 10 % solamente.
Estimado Sr. Ángel Valdés:

Primero que todo deseo agradecerle que me lea y sobre todo, que se
tome la molestia en escribirme, aunque haya sido ofuscado y
ofensivo. Yo respeto su derecho a expresar su opinión aunque me
parece injusto e irrespetuoso por el lenguaje peyorativo hacia mi
persona, sin ni siquiera conocerme y mal interpretando mis letras.

 Espero que después de sus dos descargas contra mi persona se
encuentre más calmado para poder establecer un diálogo civilizado,
sólo con la idea de aclarar algunos conceptos, no tan solo para
usted, sino para todo aquel que se pueda confundir.

Si se fija nunca fui grosera con el
Sr. Taborda, quien es mi amigo y
antes de contestarle lo llamé para decirle lo que pienso y lo que haría.
Sólo con su autorización me atreví a publicar lo que yo opinaba
aportando datos que él desconocía, y al final ya ve que digo que
jamás me distanciaría de un ser querido por diferencias políticas
porque aunque la política lo rige todo, me opongo a que domine mis
lazos afectivos. Créame que si Taborda se hubiera sentido ofendido
yo no hubiera hecho pública esta contesta, y por su parte él que es
muy generoso y también defensor del derecho ajeno, me autorizó
hasta quitar su artículo si creía que con eso me ofendía. Como soy
muy respetuosa de la libre expresión acepto la opinión de mi amigo
Taborda, y también la suya, aunque eso no indica que esté de
acuerdo, pero defiendo ese derecho que tenemos todos a
expresarnos en una democracia, y que gracias Dios he aprendido
muy bien en este gran país.
Me permito entrar en detalles para dejar claro los puntos que lo tienen
tan incómodo con mi persona:

Usted dice:
> Siempre leo tus artículos y hasta hoy te seguía con admiración;
MI CONTESTA: Lo que le agradecí de antemano.

>pero tu respuesta al señor Taborda es un total desacierto.
CONTESTA: Pensar diferente a mi no quiere decir que usted tenga la
razón. Por lo que sería más oportuno decir que no está de acuerdo, lo
mismo que no lo estoy ahora con usted ¿quién es dueño de la verdad
absoluta?

>No voy a entrar en detalles como hiciste con el artículo de Taborda,
solamente te diré que nací bajo la dictadura, viví 40 años bajo la
dictadura, la rechace desde mi infancia, desde que salí de Cuba hace
10 años no he vuelto ni lo hare hasta que el dinero que en ello invierta
vaya a manos del pueblo cubano y no de sus opresores.
CONTESTA: No era necesario, pero si usted entendió que debía
hacer la aclaración, usted sabrá por qué lo hace y se lo acepto.

> Dicho esto para aclarar mi posición vertical contra el comunismo al
cual combatí con todo lo que pude durante toda mi juventud hasta
que tuve que salir de la isla te digo: Que haya sido el concierto en la
mal llamada Plaza de la revolución es un acierto (segunda vez en
medio siglo que se transmite otro mensaje de amor, paz y libertad
desde esa tribuna,
opuesto al mensaje de odio al que están
habituados los cubanos a escuchar allí)
; después de ver la actuación
de Juanes, Bose y Tañon tanto en el escenario como fuera de él,
después de ver con cuanta fuerza defendieron el derecho a la libertad
de los cubanos, pedirles mas o criticarlos es de seres bien bajos y
mezquinos. Incluso si el millón y medio de cubanos fueron
convocados y llevados allí por el gobierno, incluso si toda esa gente
era de la seguridad cubana, el mensaje de paz y libertad esta ahí,
quedo grabado para la historia y son ellos, los represores del pueblo
cubano quienes más lo necesitan!
CONTESTA: Todo es cuestión de interpretación. Lo felicito, tuvo usted
el valor que muchos carecen cuando estamos en Cuba, lo
lamentable es que haya hecho como nosotros,
al final tomar el
camino cómodo del exilio dejando a otros allá la responsabilidad y
después acá ni siquiera tener en cuenta a los que desde la isla
opinaron sobre ese concierto, los que no tuvieron miedo a decir su
sincero criterio en su contra, aún estando en prisión como el Dr.
Biscet.
En lo que a mí respecta, yo nunca le he pedido más a los que
allí fueron a cantar, porque sabía que no podían darlo, ya sea por
simpatías con el comunismo o por desconocerlo, sólo he pedido que
no engañen al mundo libre, argumentando que no fue político, que
era por la paz, que no fueron manipulados, controlados,  porque está
probado por los videos que usted mismo menciona, que ha causado
más discordia que paz.
Así que ese mensaje de paz que usted vio,
es lo único que yo no vi, todo lo contrario.
Tenemos una forma muy
distinta de mirar, eso no lo descalifica a usted, pero tampoco tiene
por qué descalificarme a mí.

> Como se escucho decir a Juanes cuando discutía con la seguridad
cubana: " por los jóvenes cubanos, CARAJO, por el futuro de Cuba
CARAJO" Nunca combatir el odio con odio, como tu expresas, dio
resultado alguno, no lo ha dado en medio siglo. Precisamente se trata
de todo lo contrario, combatir el odio con amor como bien dice
Juanes en su canción "Time to Change".
CONTESTA: Usted ha interpretado mi escrito como ha querido
poniendo palabras que no he mencionado.
Jamás dije “combatir el
odio con odio”, sino que yo odio al odio, que es muy distinto.
Yo odio
el comunismo, el fascismo, el socialismo, y sus sinónimos de
engaño, traición, la mala intención, la represión, el abuso, el
hostigamiento, los asesinatos, todas las manifestaciones que ellos
acostumbran hacer, todo su odio, y no he dicho que hay que
combatirlo con más odio. Tampoco estoy de acuerdo con la canción
de Juanes “Es tiempo de cambiar” que no fue compuesta para el
pueblo cubano precisamente. A veces esos cambios propuestos
tienen un doble filo y traen cosas peores como le pasó a nuestro
propio país, de una dictadura de derecha se convirtió en una
dictadura de izquierda que devino en tiranía; le está pasando a
Venezuela, y a muchos más en mayor y menor escala.

> Defiendes el fascismo de romper y quemar discos en señal de
protesta! Eso es fascismo, peor que el comunismo que dices
combatir. Que harías si tuvieras el poder mañana en Cuba? Matarías
a todos los que no te caigan bien por alguna razón? E
se odio genera
más odio
, le da más armas a los dictadores para amedrentar al
pueblo y mantenerlo quieto. Nadie quiere salir de una dictadura
opresora
para entregarse en los brazos de una "Mafia" violenta que
es capaz de los actos de violencia que se vieron en Miami. Esa es la
imagen nuestra que deja todo esto y que tan desafortunadamente
defiendes en tu artículo de respuesta al señor Taborda.
CONTESTA: Acá otra mala interpretación de mi artículo. Yo sólo
defiendo el acto de protestar, sin hacer daño al prójimo. Esa es la
democracia y que usted siguiendo las enseñanzas maquiavélicas
que le inculcaron por 40 años no se ha librado y repite lo mismo que
dicen los castristas como llamar mafia a quienes difieren de sus
orientaciones, lo que me llena de dudas de su sinceridad sobre ser
anticastrista, cuando nuestro único enemigo es el genocidio que
perpetuaron los Castro y todos los que siguen sus orientaciones.
Esos que organizadamente protestaron con permiso de las
autoridades de Miami sin agredir físicamente a ninguna persona ni a
su propiedad, no quiere decir lo que yo haría. Pero viendo quienes
estuvieron en la senda de enfrente gritando improperios de
chancleteros y después que se fue la policía, cruzar la calle para
agredir físicamente a los que aplastaron discos de su propiedad que
vinieron a hacer un acto de repudio como los que mandan a hacer en
Cuba y que no dudo nada que fue mandado también desde allá,
¿quién es más fascista, el que ejerce su derecho a protestar con
permiso rompiendo lo que adquirió con su dinero o aquel que
arremete con violencia contra los que protestan y a la propiedad
ajena? Eso me recuerda a los defensores de la vida que están en
contra de las clínicas de aborto legales y asesinan a los médicos que
con licencia y amparados por las leyes lo practican a quienes les
pagan voluntariamente? ¿Quién es más fascista, más bestial o más
asesino? ¿Con quién está usted?
¿Quién es la verdadera mafia?

> Para que lo sepas, hoy Taborda y Juanes y Bose y Olga Tañon son
mas cubanos que tu y que todos esos violentos fascistas quemadores
de discos! Han hecho más por Cuba y la libertad de los cubanos en
unos días que tú en toda tu vida. Te recomiendo que vayas a la
iglesia, te confieses y arrepientas de tus instintos violentos, te
arrepientas del odio que te come por dentro y reces hasta el
cansancio a ver si Dios y los cubanos podemos perdonarte por hacer
tanto daño en un solo artículo de periódico.
CONTESTA: Acá otra muestra de no haber podido librarse de las
enseñanzas totalitaristas, creerse representativo de todo un pueblo,
opinar por once millones de cubanos dentro de Cuba y otros tres en
el exilio. Es muy ambicioso decirme que los cubanos no me pueden
perdonar porque usted no está de acuerdo conmigo. Es muy
imponente desacreditarme sin saber nada de mi vida, y muy
autoritario ordenarme ir a la iglesia para confesarme, sin respetar
mis creencias religiosas y atribuyéndome instintos violentos que
usted no me ha visto ejercer, porque no me conoce.
Pero lo más
atrevido es hablar en nombre de Dios, lo que ofrece muchas dudas
sobre su conocimiento de en realidad quién es nuestro Señor.

>Nunca pensé que se pudiera escribir tanto desatino en una sola
página! Siempre creí que el único capaz de ello ya estaba muerto!
Hasta quienes en un  principio criticaron y se opusieron al concierto
ya se han quitado el sombrero y han ofrecido sus disculpas a Juanes!
Claro, los que se opusieron con las armas y recursos de la
democracia, no los fascistas! Sinceramente, hasta hoy tu admirador y
seguidor:
Ángel Valdés, West Palm Beach, 09/26/09
CONTESTA:Lamento mucho su ofuscamiento por no estar de
acuerdo conmigo, pero no puedo quitarme el sombrero ante Juanes y
compañía, porque lo único que le critiqué ahí se demostró con
creces, y fue el lugar escogido, para mí como para la mayoría de los
opositores dentro de la isla totalmente inapropiado, critiqué la
politización del concierto y la compañía escogida, y ahí se vio a unos
desafiantes y altaneros Juan Formell y Cucú Diamantes, que también
antes del concierto se escucharon declaraciones muy politizadas, y
después hemos leído en el Granma y escuchado muchas más, que
es apoyada por el manager de Juanes, que asegura que todo eso
que escuchamos en las grabaciones clandestinas es puro montaje.

En su otra carta continúa diciendo:

> Mientras más pienso sobre el tema más me convenzo de que
Castro ha durado tanto tiempo debido a la manipulación de la
información que ha ejercido todo el tiempo incluso sobre usted que
tiene el privilegio de comunicarse con la comunidad.
Este
comentario, que no pretende cambiar su anquilosada manera de
ver las cosas
, me vino a la mente al recordar una frase de su artículo
en la cual se refiere a quienes llevan gorras blancas en el concierto
de Juanes en La Habana como agentes de la seguridad del estado
cubano(comunistas/represores/you name it). Esta usted tan
despistada, fuera de honda, aislada de la realidad que no se da
cuenta de que el BLANCO es el color de la PAZ. Los que usaban
gorra roja son los comunistas y testaferros del régimen( el rojo es el
color de los comunistas y representa la sangre que han derramado
alrededor del mundo en su estúpida búsqueda de una utopía), no los
de gorra blanca!
CONTESTA: Aquí demuestra otra mala interpretación de mi escrito, al
leer predispuesto hace que no lo haga correctamente. Lo entiendo
porque pasa muy frecuentemente, por eso deseo que esté más frío a
la hora de leer esta aclaración. Lo que yo pregunté:
¿Viste que bien
ubicadas estaban las gorras blancas que usaban los que se
ocuparían de la seguridad interior?
Esto quiere decir algo que informaron desde Cuba los que allí
estuvieron, que la mayoría que usaban estas gorras eran los que
tenían a su cargo la vigilancia con orden de controlar cualquier
predisposición contra el sistema, y ya sabe de qué manera lo harían y
lo hicieron. Por lo que toda su ofensiva está demás.

> Le recomiendo que investigue un poco mas antes de plasmar su
ignorancia en las páginas del Acción.
Sin la menor intención de
ofenderla es usted una ignorante fascista
que aun tiene remedio:
100 padre nuestros diarios y más contacto con la realidad pueden
ayudarla. Siga escribiendo sobre farándula, quienes salieron de
Cuba, cuando , como triunfaron en el exterior, etc. En cuanto a
política, manténgase alejada que usted es totalmente ciega y hace
más daño que bien! Atentamente, su amigo aun con diferencias de
opinión y sin intención de ofenderla.
CONTESTA: A usted le gusta mucho usar el vocablo creado por el
movimiento político y social de carácter totalitario que se produjo en
Italia, por iniciativa de Benito Mussolini, después de la Primera Guerra
Mundial, como si fuera muy distinto su carácter autoritario al de los
comunistas, algo que denota la manera que todavía usted piensa
producto claro, a toda la tarea de lavado de cerebro que sufrió por
cuarenta años.
Entiendo su ofuscamiento conmigo porque esta vez no podemos
opinar de igual forma, lo mismo que hacen donde mantienen un
partido único por cinco décadas. Lo que no comprendo es cómo dice
no tiene ánimo de ofender y me llama ignorante y fascista, solamente
porque tenemos puntos divergentes. Eso me recuerda mucho lo que
manifiestan por el lado de allá.
Si después de esta aclaración, si usted sigue creyendo que soy yo la
fascista, ese es su derecho a pensar y hablar sin hipocresía, bendito
derecho que vine a buscar a este gran país y que se le niega a los
nuestros y que algunos como usted demuestran no comprender lo
que significa. Por suerte mi amigo el periodista
Gabriel Taborda, sí
me entiende, y aunque no lo comparta también entiende
las razones
de los violentos quemadores de discos que fueron agredidos
físicamente por otros que repiten como Granma que son fascistas
y no usan el sinónimo de comunistas.
Por eso respeto a Taborda y lo
aprecio, y en lo único que estoy de acuerdo con usted es en que se
siente cubano, pero no más que yo, que me he pasado la vida
defendiendo nuestra historia, dando a conocer sus valores culturales
sin intereses personales como muy pocos cubanos lo han hecho,
pero sobre todo, defendiendo el derecho inalienable a que sea libre,
sin tanta doble moral enseñada por los genocidas comunistas.

En algo usted me da la razón cuando dice:
>En cuanto a política,
manténgase alejada que usted es totalmente ciega y hace más daño
que bien!
Es evidente que Juanes se metió en política, aunque juraba lo
contrario, que es lo que hemos criticado, su mentira posiblemente
por desconocimiento de no saber que en Cuba todo se controla y se
politiza.
Nadie puede negar que en vez de paz ha causado más
discordia, de lo contrario no estuviéramos polemizando usted y yo
ahora.
¿Tienen los cubanos más derechos humanos después del
concierto? ¿Vio el mundo la imagen de un pueblo reprimido o todo lo
contrario? ¿Se supo internacionalmente que no tienen derechos a
salir libremente ni a ver la televisión que quieran ni a tener internet?
¿Pudieron cantar allí los que mantienen una opinión disonante? Y
finalmente,
¿se da cuenta que con el concierto no se logró nada
para los cubanos sólo dividirnos más?
De lo contrario,
demuéstreme su parte pacífica, llena de amor y buena voluntad, lo
que predica Juanes pero no logra por juntarse con politiqueros
izquierdistas.              

Demuéstreme que es de verdad usted un ser pensante lleno del
amor que me exige y de religiosidad y trate de no ser mi enemigo y no
epitetarnos como hacen los castristas. Entonces creeré todo lo que
me dice,
de lo contrario pienso que es otro agente más impuesto
acá para crear confusió
n, o un robot que no ha podido librarse de
las malas enseñanzas llenas de verdades a media y bien
manipuladas.
Ayúdeme a ser tan pura como usted y demuéstreme quién de los dos
siente más odio, y de quién debe Dios apiadarse. Yo ofrezco mi rama
de olivo, y comparto sus letras con mis lectores para que conozcan
otra opinión diferente a la mía, que no impongo, pero documento.

Con los mejores deseos siempre a su disposición,

 Maria Argelia Vizcaino
www.mariaargeliavizcaino.com
VAN CAYENDO LOS
VELOS DE LA
INGENUIDAD
Por María Luisa
Morales

A medida que se acerca
el dia de la ignominia
cultural orquestada por
Juanes y comparsa en
La Habana, caen al piso,
de manera estruendosa,
las monsergas de la
blancura y la
imparcialidad.

Las declaraciones del
colombiano en España,
muy distintas a las que
ofrece aquí, son una
prueba contundente de
su hipocresía. Las de la
señora de "los huevos",
es mejor no comentarlas,
vienen de alguien que no
es buena persona
porque ha lastimado con
saña a una comunidad
noble y muy dolida, que
le ha dado mucho a lo
largo de su carrera. Es,
además de analfabeta,
muy grosera y
extremadamente vulgar.

Ya alguna de sus lisonjas
a los supuestos logros
del régimen castrista,
han sido enmarcadas,
con la bandera cubana
de fondo, y trasmitidas
de manera contínua por
la televisióm cubana,
como parte de la  
acostumbrada
gubernamental y
mentirosa propaganda
mediática. Y eso que "la
huevona" había jurado
que ante la menor
insinuación política, se
marchaba. Sí, cómo
no???

De Bossé, nada extraña,
es militante comunista en
España, en su momento
se alegró del derribo de
las Torres Gemelas, el
11 de Septiembre del
2001, afirmando que los
americanos merecían el
bárbaro ataque talibán.

Los Orichas vienen a los
foros de la TV de Miami a
promover sus
presentaciones y sus
discos. Ahora, están
hablando horrores del
exilio desde La Habana.

Ahí tienen de qué
personajes estamos
hablando. Pero, no podía
ser de otra manera: Para
comulgar con la satánica
fílosofía de un régimen
totalitario y asesino hay
que ser muy
sirvengüenza.

Y, así los considero,
unos sirvengüenzas que
se están burlando de la
tragedia de un pueblo
hambriento y enfermo de
desesperanza y también
de un exilio que no
puede disfrutar
plenamente de sus
logros porque Cuba
sigue ahí, sufrida,
latente, añorada siempre.

Yo sigo con la esperanza
de una pincelada divina,
ya sea un poderoso
aguacero, un ocasional
desperfecto técnico, un
escenario que colapse o,
por qué no seguir
soñando, un imprevisto
corre, corre  hacia el
Cimex con el demente en
jefe a bordo de una
ambulancia blindada.

De cualquier manera,
pienso que estarán de
acuerdo conmigo al
desear, de todo corazón,
que acabe de una vez
este revolú-concierto
porque estamos hartos
de tanto julepe insano,
porque deben
estabilizarse las
presiones arteriales que
han subido y porque las
cosas andan bastante
complicadas en Miami y
tenemos que ponernos
para nuestros frijoles.

María Luisa Morales
Juanes lo confirma
Por Juan Cuellar

Muchos en Miami defendieron el concierto de
Juanes en la Plaza de la Revolución a troche
moche. Las columnas, opiniones y reportajes
televisivos no cesaban de amedrentar la opinión
de los que se oponían, con suficientes razones, al
concierto. Y hasta algunas la ridiculizaban.

La piedra angular del cambalache de Juanes, se
basaban en las "buenas" intenciones del
cantante. El hecho de llevarle un momento de
alegría al pueblo cubano eran más que suficiente
para que se llevara a cabo, aunque fuera en la
Plaza de la Revolución. No importaba que desde
esa plaza, tan similar a la de Bouffey durante la
Revolución Francesa, estuviera tan roja como
para que no se viera la sangre, aunque
pretendieran vestirla de "blanco" como una novia
ingenua. Para ellos solo bastaba el título de "Paz"
y el de "Sin Fronteras".

No importó los llantos y los abrazos compungidos
de Juanes y Bosé al sentirse, por un minúsculo
instante, perseguidos y hostigados. Las
declaraciones cómplices de Cucú o de Olga. La
afirmación de Formel tan negra como su firma de
endorsó al fusilamiento de tres jóvenes cubanos y
el encarcelamiento de 75 periodistas
independientes y opositores pacíficos. !No! Nada
de eso importaba, lo único que querían estos
músicos de la austeridad era abrir la brecha de la
paz, que no era otra cosa que llevar a Cuba el
mensaje del "cambio" de Obama y los negocios
de Bill Richardson.

Lo dijimos y se echaron a reír. Decíamos que
Juanes tenía una agenda política y se burlaron.
Afirmamos que él era de la izquierda y salieron a
devorarnos. Que el mismo había declarado que
no le importaba que sus colegas en la isla
esclava habían firmado la sentencia a muerte de
tres jóvenes y el encarcelamiento de otros 75
cubanos. Pero no nos hicieron caso.

Bueno, como después de la tormenta viene la
calma, aunque aquí se debería invertir el adagio y
decir que después de la calma viene la tormenta,
aquí les cito lo que el propio Juanes ha escrito en
su página de Tweeter:

"Lo que dice Obama nos parece que lo hace aún
más un Caballero de la Paz, por él y miles de
razones más, estamos hoy en Cuba. es tiempo
de ..9:47 AM Sep 20th from web"

¿Qué les parece? Lo advertimos y nos querían
comer. También le explicamos a Juanes que en
Cuba no hacía falta la paz, sino la LIBERTAD, y
ahora vemos lo que el juglero pensaba al
respecto:

"Por eso me da risa cuando se habla de libertad
, jaja aj ja ja. Je je e es un chiste, nuestra libertad
es un pajazo mental..12:17 AM Sep 26th from
web me da es risa!!!! j aj aj aj ajaj jejej12:11 AM
Sep 26th from web"

Cuando le envié una carta al Nuevo Herald, por
sugerencia de su director
Many García, en donde
decía que Juanes era de la Izquierda mordaz y
otras cosas más, el editor
Andrés Hernández
Allende
, se negó a publicarla canallesca y
descaradamente (de eso escribiré mas adelante),
mientras que en sus páginas el Herald atacaba
descabelladamente a Saavedra.

Veamos que quiere decir Juanes en Tweeter con
lo siguiente:

"
Nosotros somos los animales más peligroso de
este planeta , estamos acabando con el .9:30
AM Sep 26th from Echofon
Cuando volvamos a darle el valor a la Tierra , a
nuestros campesinos , tribus indígenas, ese día
comenzara Otra era.9:23 AM Sep 26th from
Echofon
la paz será real cuando seamos libres , y por lo
pronto , necesitamos tener seguridad.. Eso no
pasa ahora . O si ??9:19 AM Sep 26th from
Echofon
Para ser verdaderamente libres tenemos que
tener seguridad plena sin que esto dependa de
cuantas armas cada país tenga.9:14 AM Sep
26th from Echofon
Eso se llama terrorismo.9:13 AM Sep 26th from
Echofon
Para poder ser libres realmente necesitamos
tener seguridad. Mientras nuestros líderes sigan
su carrera armamentista"

Ya ven, el mismo Juanes los ridiculiza. Este pobre
juglero, hombre de "paz" no le viene al caso la
libertad del cubano, al contrario, para él es
suficiente la "seguridad plena" pero sin armas
para defenderla; algo así como lo que dijera
Castro: "Armas para que" . Esa libertad, tan
desconocida, aunque la viva a plenitud en este
Miami "intransigente" Juanes, no existe, ya que
para él, la libertad, significa un callejón de una vía:
la suya cuando dice:

"que tal el ejemplo de educación que quieren
dejar, que mensaje tan negativo, y eso que
estamos en USA donde si hay "libertad"12:10
AM Sep 26th from web
eso es para los que hablan de represión y falta
de libertad.. y más vergüenza aun viniendo de
una escuela..absurdo total.12:02 AM Sep 26th
from web"

Pobre retorica. Que poco conoce este cantor de la
libertad: ¿Acaso no se lo dieron como tarea de
estudio sus maestros? ¿No sabe Juanes que una
Junta Escolar es elegida por el pueblo y se debe a
ese pueblo, y si el pueblo exige, bajo la Primera
Enmienda y con el Derecho a la Petición y la
Asamblea que contiene la misma, puede cancelar
un acto por considerarlo inapropiado u ofensivo,
mas aun si la petición proviene de ese pueblo?
Pues vaya aprendiéndolo, muchachito de "Paz".
Pero siga hablando o escribiendo, porque nos
hace tremendo favor cada vez que abre su boca...o
su computadora.

Ahora, para ridiculizar a Miami, la ciudad donde él
vive y donde se jactaba de querer a los cubanos,
no pone dos videos de Cuba en donde la
Charanga Habanera la llama "locura". Mientras
tanto, siguen los "vaciladores" de Cuba
muriéndose por llegar a Miami para luego irse a
Vacilar a Cuba. Eso también lo decimos y nos
caen encima como lobos, las ovejitas de Castro.

En Cuba castrista sólo cantan
artistas extranjeros que
benefician al régimen
Por María Argelia Vizcaíno


Para leer en detalles pulsa aquí
Jorge Artiles, Comandante de la Protesta del Versailles

"UMAP NEWS USA" Un medio cibernético, en manos ciudadanas, al
servicio del exilio cubano informa:

Jorge Artiles, Presidente de Habana Production & Publishing, y
promotor artístico pro-castrista de Paulito FG, fue uno de los
Comandantes que dirigieron la protesta del pasado 20 de
septiembre, en el Restaurante
Versailles de Miami, con motivo del MEGA-CONCIERTO
PRO-CASTRISTA de JUANES en La Habana.

"La Protesta de La Indecencia y La Chusma" duró hasta altas horas
de la noche del domingo 20 de septiembre en el Restaurante
Versailles, Corazon del Digno Exilio Cubano.

Hubo arrestos, pero hasta el momento no se sabe cuantos, ni contra
quien, la Policía de Miami y El Herald (Granma de Miami) se han
negado a dar informaciones al respecto. En el año 1999 participamos
en una protesta contra LOS VAN VAN en la MIAMI ARENA y nuestros
nombres y hasta nuestras direcciones fueron publicadas por El
Herald y La Policia de Miami, la Policía de Miami uso las tropas
anti-motines contra nosotros, los que los financiamos con nuestros
impuestos.

"El Derecho que no se Ejerce, Se Pierde". El Exilio Cubano de Miami
tiene derecho a saber quienes son sus enemigos "sembrados"
desde La Habana por la Seguridad del Estado Castro-Comunista,
que "supuestamente" son los enemigos de los Estados Unidos de
América USA.

¡NO AL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI EN NUESTRA AMERICA !

¡NO AL SOCIALISMO EN USA !

¡PARA CUBA YA ES HORA !

Emilio Izquierdo Jr.
Moderador
UMAP NEWS USA
(305) 345-4927
umap1965@yahoo.com
Un millón no cabe en la Plaza. (análisis matemático)

Queridos amigos:

Yo quisiera, matemáticamente, desmitificar los números usados por el gobierno
de Cuba para hablar de las multitudes en la Plaza Cívica, hoy llamada Plaza de la
Revolución, en el concierto de Juanes y sus muchachos. No les voy a decir las
personas que caben, les voy a decir las personas que no caben en la Plaza.

Según Wikipedia, la Plaza, que es la mayor del mundo, tiene 72,000 metros
cuadrados. En un metro cuadrado caben unas cuatro o cinco personas a lo
sumo, pero vamos a pensar que tenemos 9 (hombro con hombro y pecho contra
espalda). Entonces 72,000 multiplicado por 9 es 648,000 personas. Eso es si no
hubiera un solo espacio vacío por donde caminar, si no hubiera tarimas,
amplificadores etc. Ni existiera la estatua de Martí ni el obelisco.

La conclusión de este análisis matemático es que nunca en la Plaza se ha
reunido el número de 650,000 personas. La cifra de un millón ciento cincuenta
mil, más que una ficción es una falacia para hacer ver que en los discursos
políticos también se reúnen más de un millón de personas.

Teniendo en cuenta la fluidez del público así como los espacios vacios, nos
atrevemos a estimar la concurrencia del 20 de
septiembre en unas 500,000 personas. Un poco más que en los desafortunados
discursos que todos conocemos.
Tenemos que abrir los ojos queridos amigos.
¡Basta ya de manipulación!

Un abrazo,
Emilio H. Rodríguez
Licenciado en Ciencias de la Computación
Universidad de La Habana
Graduación de 1976.
Felicitaciones especiales para los presentadores de
la misma emisora 98.3 FM de la programación de la
tarde, El Arañazo, con Omar Moynelo, (cubano) Luisa
Fernanda (mexicana)
Página inicial
www.mariaargeliavizcaino.com