ESTAMPAS DE CUBA POR
MARIA ARGELIA VIZCAINO

Elsa Valladares "La Novia de Cuba"
e-mail  -    mariaargelia@hotmail.com
Copyright © 2010 María Argelia Vizcaíno
Bailarinas y ballerines (Ballet
Clásico, español, folklore, y baile
popular)
Curiosamente cuando acababa de publicar mi pasado artículo semanal que escribí sobre Lina Salomé, una estrella de la farándula
cubana que ha sido injustamente olvidada por las nuevas generaciones, recibo la lamentable noticia del fallecimiento de
Elsa
Valladares
, otra gloria de Cuba que yo preguntaba a mis lectores en ese artículo por algunos datos sobre su trayectoria, igual que de
otros artistas.

El 2 de junio de 2009 me llamó mi amigo y colaborador
Arturo M. Del Monte para informarme la triste nueva, sobre nuestra admirada
Elsa Valladares que había fallecido en la ciudad de Miami, a las 4 a.m., después de una valiente lucha contra la leucemia. Tenía 85
años acabados de cumplir y todavía el año pasado cantaba y encantaba con su sola presencia en el escenario.

Mi amigo Del Monte se lamentaba que se nos había ido otra luminaria cubana sin poder darle un merecido homenaje (como nos
pasó con
Rolando Ochoa, padre) de ahí que se dio a la tarea lo más rápido posible de ayudarme a recolectar la mayor cantidad de
información para que yo pudiera terminar mi artículo pendiente y dejar constancia con fotos y videos que documentaría aún más
nuestro
Diccionario de Talentos Artísticos Cubanos en el Exilio (que pueden hojear visitando gratuitamente www.
mariaargeliavizcaino.com/m-DiccionarioTalentosCubanos.html ) y de esta forma seguir enriqueciendo la historia cultural de Cuba.

Como siempre, cuando hago mis investigaciones empiezo escudriñando los enjundiosos libros de
Rosendo Rosell, que sin los
mismos no tuviéramos tantas referencias sobre nuestra farándula de ayer y el exilio, porque el pobre
Helio Orovio muy poco pudo
hacer dentro de Cuba con tanta censura al publicar su Diccionario de la Música Cubana (y eso que el
Dr. Cristóbal Díaz le colaboró
en la segunda edición para complementarla), igualmente
Radamés Giró con su Diccionario enciclopédico de la música cubana, con
800 páginas de texto, que ambos dejaron fuera a la no por gusto llamada “La Novia de Cuba”.

Nos relata Rosell en su primer tomo de
Vida y Milagros de la Farándula Cubana que “Está plenamente demostrado que Elsa
Valladares es una de las artistas de mayor consistencia, entre todas las que Cuba ha producido en este siglo XX”
. Y es que
desde que comenzó a trabajar a la temprana edad de 9 años nunca más descansó y siempre cosechó aplausos y glorias para
Cuba, que injustamente no se ha tenido en cuenta por la prensa nacional.

Elsa Valladares Medina nació un 25 de mayo de 1924 en Regla, La Habana. Hija de José Valladares y Angelina Medina, era la
mayor de sus hermanos Delia (cantante lírica), Orlando y Héctor. A los 9 años se presentó por primera vez en el Teatro Nacional de
La Habana acompañada por la Banda de Música de la Marina de Guerra dirigida por el maestro y comandante del Ejército
Constitucional
Armando Romeu Marrero, junto a su pequeño hijo Mario, quienes también residían en el ultramarino pueblo de
Regla. Durante dos años estudió ballet con la maestra y bailarina de ballet francesa
Fernán Flor cambiando el baile por el canto,
siendo a los 10 años parte del programa infantil de
Robles de la Vega.

Un poco antes de cumplir los 14 años se presentó en el programa competitivo para aficionados de la Corte Suprema del Arte en
1938,
“ganándose el derecho a ser considerada ‘Una Estrella Naciente’”, al interpretar “Damisela Encantadora” del maestro Ernesto
Lecuona. Casi inmediatamente
“ganó el primer premio en la Eliminación de Eliminaciones, celebrada en el Teatro Nacional,
cantando Valencia”.

La amiga investigadora cubana Mayra Cué da fe del gran éxito de Elsita, al reflejar en uno de los tan interesantes artículos que
escribe sobre la televisión cubana titulado
“1938: La Radio Cubana junto a los defensores del Madrid sitiado”, y publicado por Cubarte
el 1ro. de enero de 2008, que
“El 1ro. de diciembre de 1937, la emisora CMQ, que tenía como propietarios a Miguel Gabriel y a Ángel
Cambó, lanzó por primera vez ‘La Corte Suprema del Arte’, aquel concurso radial diario de lunes a sábado que se constituyó en un
vasto movimiento de aficionados que fortaleció y expandió las artes escénicas y la música en CMQ Radio, a toda la nación y al mundo
iberoamericano. Lo que pocos recuerdan es que CMQ Radio tenía entonces también dos frecuencias en onda corta (8830 y 9770
Kcs.), que permitieron su difusión fuera de fronteras como programa diario en dicha emisora, por más de seis años, antes de
continuar en otras emisoras habaneras durante las décadas del 40 y 50 (RHC y Radio Mambí, respectivamente).”
Destacando una
misiva que recibió José Antonio Alonso, el Maestro de ceremonias del programa, (publicada en el Periódico Patria en 1938, que
radicaba en la calle Amistad 75, La Habana) que procedía desde Madrid que estaba sitiado por encontrarse en guerra civil, escrita
por unos periodistas madrileños desde una redacción emplazada a mil metros de las trincheras donde se dedicaban “a escuchar
las emisiones de la ‘Corte Suprema del Arte’, mezclándose las canciones de Elsa Valladares o el tañido de la graciosa campana de
los que desafinan, con el retumbar de los cañones que a veces nos envían nuestros enemigos.”

Demostrando la gran impresión que les causó no sólo el programa de concursos, sino la joven cantante, pues de tantas que
escuchaban todas las noches, es la única que mencionan en la carta firmada por
José M. Arroyo, el 3 de abril de 1938.

Posiblemente esto influyó muchísimo en el futuro de su carrera para que ella se honrara en participar en las delegaciones artísticas
que iban a entretener a las tropas que participarían en la guerra, como en el campamento Totugueros de una base de Puerto Rico y
en otras en Estados Unidos y Vietnam.

Pero mucho antes, nos afirma Rosell fue la ganadora del primer lugar del concurso
“Ídolo Nacional de la Radio”, ganando medalla
de oro y un “jugoso premio en metálico (…) repitiendo la hazaña por dos años consecutivos". Lo que le trajo su primer contrato
internacional en 1941 con la firma William Morris para actuar en el cabaret Beachcomber de Broadway acompañada por el gran
pianista cubano
Anselmo Sacasas (fundador con Miguelito Valdés de la Orquesta Casino de la Playa) debutando al mismo tiempo la
‘bailaora’ de flamenco
Carmen Amaya y su guitarrista Sabicas. Fue un éxito tan grande que se repitió durante 6 meses y donde cantó
además de español, en inglés y francés.

Cuando regresó a Cuba el pueblo se llenó de júbilo y le dieron un homenaje de bienvenida en el Anfiteatro Nacional. Mi madre me
cuenta que se puso de moda el peinado de Elsa Valladares, con dos hebillas que le sujetaban el pelo a cada lado, al centro de la
cabeza, y que ella recién casada con mi padre se lo hizo y él se impactó mucho haciéndose el que no la conocía. Debe haber
coincidido con aquel famoso anuncio que circuló por toda Cuba con su foto y que decía
“Elsa Valladares ídolo nacional de la Corte
Suprema del Arte, candidata de la RCA Víctor, y como ésta, triunfadora en toda la línea”…

Aunque no encuentro muchas referencias de sus grabaciones sólo las aportadas por el Dr. Cristóbal Díaz Ayala en su Discografía
de la Música Cubana, que destaca su participación con la orquesta Alberto Socarrás: (Rosas 326 CU Te perdí / b A.Socarrás y Rosas
326 CU Sólo tú / b A.Socarrás); y el Lp Angelitos 003 "Una gloria de Cuba – Elsa Valladares" bajo la dirección musical y piano: Ñico
Cevedo; El Negro Vivar, trompeta; Bol Vivar, bajo; Gerardo Ravelo, sax tenor; Wilfredo “Willy” Chirino, batería; Lázaro Pla, congas y
bongó. (Interpretando: Por amor / bal R. Solano; Cuando calienta el sol / bal Hnos. Ri.; No me hables de amor / b Ñico Cevedo; La
bamba TR; Reflexión / b AM; Mi jaca / pd Mostazo; El manisero Moisés Simons; No vale la pena / b ODR; Barrilito cervecero / pk W.
Glahe; Guantanamera / gj JF).

En la segunda parte de este artículo continuamos con tan interesante historia, que gracias
Arturo M. Del Monte y a las personas que
entrevistó podemos hoy recuperar algo de la memoria histórica cultural de Cuba, aunque mucho más nos gustaría poder
homenajear en vida a todos aquellos que han dado tanto con su arte y que por no prestarse como vehículo de propaganda política
han sido borrados hasta de las enciclopedias donde debían estar reflejados. Muchos artistas se pueden ver en este espejo y sobre
todo, el público que no entiende su meritorio trabajo, para que apoyen un poco más a los que nos representan dignamente por el
mundo o al menos traten de conocerlos para admirarlos y quererlos, para que no les pase como la llamada
Novia de Cuba, Elsa
Valladares, que ni la gran prensa le dedicó un artículo.
Continúa.-

Elsa Valladares “La Novia de Cuba”
Parte II de II

Repito que este es un esfuerzo conjunto de varias personas para poder rendir homenaje póstumo a una talentosa cubana y que
nadie más borre su trayectoria artística. Una mujer que se supo ganar con creces el título de La Novia de Cuba.

La acuciosa investigadora
Mayra Cué en el artículo titulado “A 70 años de Una aventura peligrosa” y publicado en Cubarte  el 10 de
abril de 2009, menciona a Elsa Valladares, cuando habla de la película “Una aventura peligrosa”, la primera comedia
cinematográfica de Cuba, filmada en cooperación con CMQ Radio, con la participación de nuevas estrellas premiadas en el concurso
de aficionados “La Corte Suprema del Arte”.

Se estrenó en el mes de junio de 1939, en el Teatro Nacional, y fue una producción de José R. Medina, gerente de International Films
de Cuba bajo la dirección de Ramón Peón, (de los fundadores de Películas Cubanas S.A. “PECUSA). Entre las jóvenes que llegaron
a ser grandes estrellas “en el universo artístico cubano se encontraban Elsa Valladares, Rosita Fornés, Xiomara Fernández y Myriam
Acevedo”.  Y continúa Mayra Cué:
“En este filme el coro de las ‘Estrellas nacientes de la Corte Suprema del Arte’ apoyó un número
coreográfico siguiendo los acordes de la marcha ‘Habana’ de Ernesto Lecuona. Tenía bellas canciones de Ernesto Lecuona, Nilo
Menéndez y Ramiro Gómez Kemp. Entre los temas interpretados, se destacaron: Elsa Valladares, en ‘Magdalena’ canción rumbera
con música de Nilo Menéndez y letra de Ramiro Gómez Kemp”
(Hijo del poeta Vicente Gómez Kemp).”

Además Elsa Valladares se lució cantando la rumba "Qué pasó" de Juan Bruno Tarraza en la película cubana “Romance Musical” ,
rodada en el foro de Estudios CHIC, en Estrella y Plasencia, en una nave ocupada antes por una tintorería, que contó con un
prestigioso elenco integrado por Enriqueta Sierra, Normita Suárez, Minín Bujones, América Crespo, Aníbal de Mar, Otto Sirgo, Rosita
Fornés y las actuaciones especiales de Rita Montaner en la guaracha La chismosa; René Cabel interpretando Súplica de amor; Olga
Chorens, el tango Cariño en una viñeta «argentina», con gauchos, bajo la dirección musical del maestro Enrique González Mántici e
intervinieron las orquestas CMQ y Río de La Plata en una decena de números en los que no faltaron famosos valses que resonaron
en el teatro América, en su estreno, el lunes 9 de febrero de 1942.

 Como ha escrito
Rosendo Rosell en su “Mundo de Estrellas” del Diario de las Américas (17 de noviembre, 1985) y destaca el Dr.
Cristóbal Díaz Ayala en su enciclopedia: “Su caballo de batalla (o más bien su yegua) fue un pasodoble que años antes había
popularizado en La Habana la cupletista española Estrellita Castro, “Mi jaca” y que Elsa convirtió en toda una caballería que azotó a
Cuba por muchos años… En serio, era simpática, cantaba con gusto y tenía ángel con el público”.

Invitada por la popular cantante veracruzana Toña la Negra (María Antonia del Carmen Peregrino Álvarez) viajó a México, donde Emilio
Azcárraga Vidaurreta
, por recomendación muy personal de Miguel de Gabriel, la incorpora al elenco de la emisora XEW (ahora con
el nombre de W Radio) donde se presentaban los ídolos del momento como Pedro Infante, Jorge Negrete, Agustín Lara, etc.
Debutó en el programa "Rapsodia Panamericana" al lado de Pedro Vargas, María Félix, Dolores del Río entre otros, y se mantuvo con
tres programas a la semana. Fue bautizada nada menos que por
Mario Moreno “Cantinflas” como “La Novia de Cuba”, derivando
en un musical escrito especialmente para ella con ese título y con el que obtuvo incontables éxitos en la tierra azteca y en los
principales escenarios de América y Europa.

Agrega Rosell que dejó su nombre escrito con letras en oro en las paredes de Televicentro, el emporio televisivo que Azcárraga
inauguró el 21 de marzo de 1951, y que lleva en sus paredes nombres de luminarias mexicanas como Sara García y el mismo
Cantinflas.

Durante dos años, hizo temporada en el salón Ciros del exclusivo hotel Reforma, en ese momento el cabaret más elegante y caro de
la capital mexicana siendo su estrella principal, popularizando el "Cumbanchero" del boricua
Rafael Hernández, quien la
acompañaba con su orquesta.

Era tanta su popularidad en México que el diario Excelsior / El País publicó su vida en forma de dibujos animados en colores.
Pero también fue aclamada en Chile donde se presentó con la orquesta del pianista
Laito Castro en el Hotel Embassy; en Puerto
Rico en el Guadalquivir, centro de baile ubicado en el Escambrón; en República Dominicana en la emisora La Voz del Yuna, de
Barahona donde se encuentran importantes centros educativos y se celebran lucidas fiestas patronales y certámenes de belleza; en
el exclusivo Di Lido Beach Club de la Lincoln Rd, en Miami Beach; en el año 1962 en el Dessert Inn, de Columbus, Ohio, con el
Conjunto de "Panchito Calimano", que amablemente Gabriel “Puly” Sequeira Romeu quien participó tocando timbal, batería y
acordeón nos ha enviado una foto para enriquecer nuestra página.

Desde 1960 y en busca de libertad marchó definitivamente de Cuba junto a su madre que al mismo tiempo era su representante
artística y dama de compañía, radicando definitivamente en la ciudad de Miami, donde fundó  FACA (Federación de Arte y Cultura
Artística) junto a
Homero Gutiérrez, (actor cubano de radio, cine, teatro y TV que se le recuerda por la película “Ídolo de multitudes”,
filmada en 1950 por Jaime Sentí Andrews, seudónimo de Jaime Gallardo, junto a los actores Emma Kramer y Rafael Bertrand, y
quien tuvo el honor de participar el 12 de noviembre de 1955 de la primera transmisión televisiva en vivo y directo de “Otelo” obra
inmortal de Shakespeare que duró 2 horas y 15 minutos, trasmitida en el espacio dramático semanal de Gran Teatro del Sábado, que
salía los sábados de 8 a 10 p.m. por el canal 6 y era dirigido y producido por Antonio Emilio Vázquez Gallo)
, además de otros
colegas para brindar ayuda a los artistas que se retiraban en el exilio, atendiéndola por 19 años, lo que demuestra que además de
brillante artista era un excelente ser humano.

El 10 de junio de 1984, fue honrada por el vice alcalde de la ciudad de Miami
Demetrio Pérez Jr. con un pergamino de
reconocimiento; igualmente por su Municipio de Regla en el Exilio que le entregó una placa de distinción; y el alcalde del condado
Dade, Stephen P. Clark declaró ese día como el de Elsa Valladares en la ciudad condal

También el 4 de marzo de 2007, el alcalde de Hialeah
Julio Robaina supo reconocer su talento y esfuerzo, entregándole una
proclama y declarando ese día como el de Elsa Valladares (y que en el Diario de las Américas publicaron erróneamente que era el
día de su cumpleaños).

En lo personal se casó primero con el locutor cubano
José González Quevedo y posteriormente con José Rodríguez, quen también
trabajó en CMQ y falleció en Miami en el 2003, con quien tuvo a su único hijo Héctor, casado con Penny y padres de sus dos
entrañables nietos
Arián e Isabella.

Una gran artista cubana que al fallecer en Miami el martes, 2 de junio de 2009, penosamente hasta el momento de escribir mi
primera nota para mi columna de
Faranduleando con María Argelia, sólo aparecía en El Nuevo Herald una pequeña esquela del
jueves 4 de junio, 2009 que decía:

VALLADARES, Elsa, de 85 años, natural de La Habana. Velorio hoy desde las 5 p.m. hasta mañana a las 10 a.m. Entierro en
Woodlawn Park Cementery. Funeraria Bernardo García, Westchester.

Ni en Cuba a la que llenó de gloria, ni en Miami donde vivió la mayor parte de su vida ganando triunfos internacionales, y mucho
menos en México dónde tan aplaudida, he visto que se haya resaltado la larga trayectoria de esta gran artista.

Lamentablemente las nuevas generaciones desconocen lo que fue esta voz prodigiosa, que todavía se conservaba el año pasado
cuando la aplaudimos en el homenaje a Rosell en el mes de junio, y que gracias a
Arturo M. Del Monte podemos ver un pequeño
video en www.youtube.com/watch?v=7iXIlRvz0LA donde el público conmovido la aplaudió de pie largamente, y que de no ser por la
valiosa pesquisa de Arturo, y las gentiles personas que le colaboraron, hoy no tuviéramos todavía esta historia escrita.

Nuestro más sentido pésame para el hijo de Elsa y demás familiares, y nuestras oraciones por el descanso eterno de “La Novia de
Cuba”. Otra gran artista que fallece lejos, añorando una patria libre.
Foto cortesía de Gabriel Puly
Sequeira tomada en junio 2008 en el
homenaje por los 90 años de
Rosendo Rosell.
Cuando regresó a Cuba el pueblo se llenó de
júbilo y le dieron un homenaje de bienvenida
en el Anfiteatro Nacional. Mi madre me cuenta
que se puso de moda el peinado de Elsa
Valladares, con dos hebillas que le sujetaban
el pelo a cada lado, al centro de la cabeza, y
que ella recién casada con mi padre se lo
hizo y él se impactó mucho haciéndose el
que no la conocía. Debe haber coincidido con
aquel famoso anuncio que circuló por toda
Cuba con su foto y que decía
“Elsa
Valladares ídolo nacional de la Corte
Suprema del Arte, candidata de la RCA
Víctor, y como ésta, triunfadora en toda la
línea”…
Foto cortesía de Gabriel "Puly" Sequeiera
Romeu, tomada en 1962.
Lugar: Dessert Inn
Ciudad: Columbus , Ohio
Actuación del Conjunto de "Panchito
Calimano"
Panchito Calimano, (Piano)
Eddy Romero (guitarra y bajo)
Eddy Nugent (tumbadoras)
Gabriel "Puly" Sequeira (timbal, batería y
acordeon)
Elsa Valladares (cantante)
Lamentablemente las nuevas generaciones
desconocen lo que fue esta voz prodigiosa, que
todavía se conservaba el año pasado cuando la
aplaudimos en el homenaje a Rosell en el mes de
junio, y que gracias a Arturo M. Del Monte
podemos ver un pequeño video en
www.youtube.com/watch?v=7iXIlRvz0LA donde el
público conmovido la aplaudió de pie largamente,
y que de no ser por la valiosa pesquisa de Arturo,
y las gentiles personas que le colaboraron, hoy no
tuviéramos todavía esta historia escrita.
Diccionario de Talentos de la
Actuación y Medios de Comunicación
Cubanos
en el exterior
PULSE AQUÍ

Fallecidos en el exilio
No esperemos a que no esten
para conocerlos. Los homenajes
se dan en vida.