Otros datos encontrados sobre
Olga Chaviano

Aparece en la web que Geno “Gino” o
“Genco”  Chaviano ha declarado que es
sobrino de Olga Chaviano. Hijo de Ulises
y Marie Chaviano, hermano de Rollie y
Ulises.  Geno es cofundador de la
orquesta Havana San Juan, una banda
gigante de 18 miembros. Es cofundador
de la organización no lucrativa  Voices
Against Brain Cancer (Voces contra el
cáncer de cerebro), en honor a su tía Olga
Chaviano quien padeció tan terrible mal.
Además es productor que tiene en
proyecto filmar “La Chaviano” basado en
la vida de Olga Chaviano.
www.facebook.
com/genco.chaviano

He is a co-founder of the HAVANA SAN JUAN
Orchestra, an 18 piece Big Band named after
his family’s NYC nightclub in the 1960’s during
the era of Mambo to Classic Latin Music. In
addition, he produces live entertainment events
and concerts with his company Da BRONX
Productions. Geno is a board member of
Voices Against Brain Cancer and founder of
Jack’s KidZ, a non-profit foundation in honor of
his late brother, Jack, for the support of inner-
city youth.
www.lasplash.
com/publish/Celebrity_Talk_102/geno-
chaviano..php
Sobre Norman Rothman
Según la Wikipedia en inglés Norman
Rothman nació el 26 de diciembre de
1914 en New York y falleció en Miami en
octubre de 1985.En esta web lo asocian
con una operación de apuestas en La
Habana, donde también dicen se vio
involucrado con armas a Fidel Castro
con Joe Merola y los hermanos
Mannarino.

En la investigación de María Argelia
Vizcaíno sobre la historia del cabaret-
casino Sans Souci de La Habana
hablamos sobre ese tipo de apuestas,
también encontramos documentos
desclasificados del FBI de cuando fue
investigado por esa agencia. Además,
en la historia que la autora Vizcaíno
escribió sobre Olga Chaviano, tiene a
Rothman cooperando en contra de la
guerrilla de Fidel Castro, que por tal
motivo fue apresado al tomar éste el
poder en 1959, y una vez en EE.UU.
siguió cooperando con los opositores
castristas en el exterior.

Dice la Wikipedia que después de
regresar Rothman a Miami, compró “un
local de notables gángster”, el Salón de
Albion, a finales  de los años 1960,
principios de los años 1970. También
dicen que estuvo involucrado en
narcotráfico en Miami, manteniendo un
historial de detenciones y un expediente
en el FBI. Pero el artículo bien dice
Wikipedia que “requiere verificación”.
http://en.wikipedia.
org/wiki/Norman_Rothman

1/29/48 - Vagrancy - Miami Beach, FL
3/27/59 - Firearms Act violation- Miami,
FL
4/05/59 - Stolen property- Pittsburgh, PA
(sentenced to 5 years in prison in 1961)
5/01/62 - Receiving and transporting
stolen property - Federal Correctional
Inst., Tallahassee, FL
9/11/63 - Stolen property- Eglin Air Force
Base prison camp, Okaloosa County, FL
3/17/69 - Vagrancy- Las Vegas, NV

Se dice que además de ser el gerente
unos años del Cabaret-casino Sans
Soucí en La Habana, fue co-dueño de El
Morocco club también en Cuba, junto a
Mondoloni, un socio fuerte de Meyer
Lansky. Y que estuvo enrolado en las
fuerzas armadas de Estados Unidos en
1945.
http://educationforum.ipbhost.
com/index.php?showtopic=6011

Un archivo más amplio del FBI - HSCA
sobre Norman Hothman aparece en:
www.maryferrell.
org/mffweb/archive/docset/getList.do?
docSetId=1260

Archivo del FBI en que Norman
Rothman es investigado en 1954
www.
maryferrell.
org/mffweb/archive/viewer/showDoc.do?
docId=71579&relPageId=3
Espere a que
termine de
cargar

Opiniones sobre este trabajo pueden
ser enviadas escribiendo a
mariaargelia@hotmail.com
Sección constantemente en
progreso, visítela próximamente
Una recopilación única de
datos y fotos sobre
Tropicana
Espere a que
termine de cargar
Primer diccionario de
vedettes cubanas de
ayer, de hoy y del
exilio.
Además, algunos
bailarines que
formaban parejas de
baile.
Agradecemos toda la ayuda para
enriquecer este trabajo, envíe su
colaboración a
mariaargelia@hotmail.com
Bailarinas y ballerines
(Ballet Clásico, español,
folklore, y baile popular)
Interesados en promover su
negocio, sus trabajos artísticos,
obras, libros o producciones
discográficas, escriban a

rvizdesigner@yahoo.com

Para información extra
llamar al
(561) 758-4316
Olga Chaviano: “Cuban Bombshell”
Aclarando los mitos creados sobre su vida por ser bella y talentosa, y
aportamos datos inéditos hasta la fecha sobre sus romances y familia.








































Por María Argelia Vizcaíno

A petición del Sr. Amado Cuba, escribimos esta historia, con los datos más serios que pudimos verificar,
y exponiendo a la vez otros menos serios con los que no estamos de acuerdo en su autenticidad.
Agradecemos la imprescindible colaboración de
Rubén Ríos, nuestro admirado amigo que es reconocido
internacionalmente como
“Míster Pachanga”, que fue un gran amigo personal de Olga Chaviano, como
si fuera su hermano y que tuvo la gentileza de compartir sus recuerdos inéditos, por lo que nos ha dado el
privilegio de ser la primera persona en conocerlos, por ser la primera en interesarse por la verdad sobre
su vida.

A través de la historia todas las mujeres bellas y talentosas han tenido en su contra otras mujeres
envidiosas y a hombres poco viriles, que crean mitos para tratar de destruir su imagen. Ha ocurrido contra
Rosita Fornés, Ninón Sevilla, Lina Salomé, Raquel Maceda, y otras, así que Olga Chaviano no es la
excepción. Porque ella bien merece que se le reconozca tal cual como fue, y porque no existe una historia
veraz de la misma en toda la net, ni en libros, y por la petición de nuestro lector Amado Cuba, es que nos
dedicamos a investigar para escribir este trabajo, que será a la vez muy interesante para muchos.

Olga Chaviano fue considerada una bailarina exótica, reconocida internacionalmente como la “Cuban
Bombshell” (la sensación cubana)
, pero también fue actriz y cantante, una completa vedette muy bella y
carismática. Nació en La Habana, el 9 de agosto de 1925. Se crió en la barriada de Lawton, lugar que
siempre recordó con mucho cariño. No se le conoce hermanos del matrimonio de sus padres, pero sí los
hermanos que tuvo posteriormente por parte paterna, una hermana llamada
Esmeralda, quien falleciera
muy joven, y un hermano que al crecer, se gradúa de médico, el
Dr. Tony Chaviano, que radicaba hasta no
hace mucho en Chicago.

Aparentemente como todos los aspirantes a artistas de su época se presentó en el programa competitivo
de radio
“La Corte Suprema”, cantando tangos, ya que era una gran admiradora de Olga Chorens la
esposa de
Tony Álvarez (padres de Lissette esposa de Willy Chirino) y era lo que cantaban cuando se
iniciaron como parte de la
Orquesta Río de La Plata. Según otra biografía escriben que Olga Chaviano a
los15 años debutó como bailarina profesional en el Teatro América de La Habana,  en 1940, bailando
tangos y ritmos brasileños. Posiblemente también cantando tangos rioplatenses, y todo se desencadenó
en el mismo año. Después, viajó a Venezuela como miembro de la revista musical "Las Modelos de
Conde” (Cuco Conde). A su regreso fue contratada como bailarina de rumba para una película
norteamericana que se filmaría en La Habana, y allí conoce a
René Barrera, un bailarín mexicano que
sería su pareja de baile y muy pronto su esposo. Con la pareja de Olga y René viajaron exitosamente por
toda Centroamérica y en México obtuvieron ovaciones en el Teatro Tívoli. Fue en la capital azteca en 1949
donde es contratada para trabajar en diferentes producciones fílmica como:

1949 –
El mago, dirigida por Miguel M. Delgado, y en el papel estelar el consagrado Mario Moreno
“Cantinflas”, con Leonora Amar y José Baviera, con música original del gran compositor Gonzalo Curiel y
coreografía de Julién de Meriche.

1949 -
Prisión de sueños, dirigida por Víctor Urruchúa, como estrellas principales Rodolfo Acosta, Victorio
Blanco, Roberto Cañedo, Lupe Carriles, Mimi Derba, Esther Fernández, Pascual García Peña, Katy
Jurado, José Mendiola, Manuel Noriega, Ismael Pérez y Emma Roldan.

1949 -
La venenosa, del director Miguel Morayta, con Rafael Alcayde, Augusto Benedico, Armando Calvo,
Gloria Marín y Victorio Blanco.

1949 -
Carta brava, del director Agustín P. Delgado con los protagonistas Jorge Arriaga, León Barroso,
Emilia Guiú, Carlos López Moctezuma y Leopoldo Blum. La música original de Gonzalo Curiel.

1949 -
Los amores de una viuda, dirigida por Julián Soler, y en los papeles estelares Ramón Armengod,
Rosario Granados y José María Linares-Rivas. Fue el coreógrafo su esposo René  Barrera que le ponen
en los créditos “René Chaviano”.

1950 -
La virgen desnuda. Del director Miguel Morayta, y en los papeles estelares Susana Guisar, Gustavo
Rojo y José María Linares-Rivas, donde Olga Chaviano baila con su esposo René Barrera y a éste
también le ponen en los créditos que se llama “René Chaviano”.

1953 -
Piel canela, con el director Juan José Ortega y con las estrellas Sara Montiel, Manuel Fábregas y
Ramón Gay, donde participan Rosita Fornés, Pedro Vargas, el maestro Julio Gutiérrez con su orquesta.
La música es original de Gonzalo Curiel interpretada por la orquesta de Rafael Andrés Ortega. Del
coreógrafo Héctor del Villar y la corógrafa especial para Sara Montiel fue Ana Mérida.

De vuelta a La Habana después de 1953, comienza a bailar sola nuevamente en el Teatro Martí y es
cuando le llega la oportunidad de bailar en los más importantes cabarets del momento, los famosos  
"Tropicana" y "Sans Soucí", y en este último fue su figura central. Por su belleza nata, su simpatía,
talento y magnetismo, es cortejada por los hombres más ricos e influyentes de la época. También fue un
éxito en la televisión que aparece casi exclusivamente en la red más popular, la CMQ-TV, donde incluso
trabajó en una comedia de situación.




































Fue en el casino-cabaret
Sans Soucí donde se comprometió con su gerente Norman Rothman, que
siempre estuvo locamente enamorado de ella, con quien tuvo su  primer hijo
Jorge Faustino Rothman
“Georgi”
, que nació el 15 de febrero, de 1956. Posteriormente, ya para 1957, se casó con Luis García, un
joven cantante que llegó a ser muy famoso considerado “El Rey del Feeling”, con quien tuvo a su segunda
hija
María Teresa García Chaviano, (que sería después de casada Tere Ángel), en agosto de 1958, y
partieron a México para cumplir con contratos de trabajo, y donde bautizaron a Tere. Esta mudada sirvió en
parte para alejarse de Norman que la seguía amando y ella temía que tuviera ataques de celos por
haberlo dejado.










































                                                    Olga Chaviano y Luis García, 1957





En el año 1960 cuenta Rubén Ríos (ese gran artista, compositor y cantante cubano, renombrado como
Míster Pachanga  
www.myspace.com/rubenriosmrpachanga/blog y www.mrpachanga.com), que se
encontraba en México, donde Olga Chaviano radicaba con su esposo en ese momento, el también
cantante
Luis García.

“Me convencieron a que aceptara alojamiento en su hogar. Contaban con dos preciosos bebés,
Jorgito, hijo del que fuera dueño del Cabaret Sans Soucí en La Habana, Cuba, Norman Rothman,
(norteamericano), con quién Olga había estado unida sentimentalmente en Cuba, y Teresita García,
hija de Luís, y que hoy después de casada adopta el apellido de su esposo, llamándose Tere Ángel”.
“Compartí y fui considerado por Luis y Olga, como parte de esa maravillosa familia, hasta las
Navidades de 1960. El 24 de diciembre de 1960, Luis partía para La Habana, para re-encontrarse
con su familia, padres, y hermanos, mientras Olga, partía para los Estados Unidos a re-encontrarse
con Norman Rothman, padre de Jorgito, pues en ese momento habían tenido ella y Luis, algunas
diferencias matrimoniales, y Norman, seguía locamente enamorado de ella. Por lo que le propuso,
que se dieran otra segunda oportunidad. Aunque Olga seguía enamorada profundamente de Luís, era
una mujer de carácter muy fuerte, de una gran personalidad, y me dijo: Le voy a dar una buena
lección, a mi esposo, refiriéndose a Luís García. Olga trató a través de conexiones, y amistades, de
conseguirme la visa norteamericana.... Trató insistentemente, con una Cónsul, que era esposa de un
amigo de ella. Pero todos sus esfuerzos, fueron en vano”.

Fue Olga Chaviano quien lo puso en contacto con el internacionalmente conocido coreógrafo cubano
Rodney (Roderico Neyra), quien vivía en 1960 en Acultzingo No 26, en "Los Departamentos Glorietas", en
la Colonia Narvarte, para que lo incluyera en uno de los espectáculos que estaba preparando en México.
También fue Olga quien le presenta una familia mexicana de apellido Martínez, compuesta por Don
Felipe, Doña Carmelita, y sus 6 hijos, para que lo hospedaran y que llegaron a ser parte de su familia,
que lo ayudaron muchísimo.

Regreso de Olga Chaviano a Cuba

Míster Pachanga llegó a Estados Unidos con un contrato de Tropicana, y en compañía de toda la
producción de Rodney. Contrario a lo que imaginaba, que se encontraría con su amiga
Olga Chaviano en
New York, en el mes de abril de 1961, poco antes de la renombrada invasión a Bahía de Cochinos, se
entera que ella había partido hacía unos meses para La Habana siguiendo a su esposo
Luis García, a
petición del mismo para reencontrarse con la familia.

Lo que no contaba
Olga Chaviano era que después de 1959, su glamorosa imagen sufriría las
consecuencias de la huída del gobernante dictador Fulgencio Batista, pues el nuevo gobierno en su afán
totalitario con un ególatra como jefe no permitió jamás que nadie brillara más que él, suspendiendo los
certámenes de belleza, y clausurando gran cantidad de centros nocturnos, donde cientos de bellas
mujeres eran aclamadas, sacándolas de la TV que confiscó a sus dueños, y sin que revistas ni prensa en
general, todas controladas, pudieran comentar sobre ellas.

Este regreso por amor le costó un precio muy elevado a su vida privada y a su carrera profesional, al ser
hostigada y humillada por las arribistas “revolucionarias” y por los nuevos ministros de cultura y
educación que nada sabían de baile ni de arte, solo de imponer su voluntad a la fuerza. Y, conociendo que
Norman Rothman, quien ya había estado preso en los primeros días de 1959, acusado de ayudar a
Batista antes de su huída, aunque escapó a Estados Unidos, mantenía contacto con ella, pues nunca
dejó de ocuparse de su hijo.

Aún así, en los primeros tiempos cantó en el salón Rojo del Hotel Capri, como figura principal (según nos
confirma el amigo lector
Amado Cuba, que sugiere que publiquemos esta historia), mientras su esposo
Luis García lo hacía en El Gato Tuerto. Y también trabajaron en el salón Pico Blanco del Hotel Havana
Hilton, rebautizado Habana Libre, pero ya no como bailarina, sino como presentadora y cantante. Esto se
lo contó a
Míster Pachanga el Sr. Orlando Camacho dueño del Pico Blanco, que al emigrar años más
tarde con su esposa Lina y su hija Farah, después que los castristas le decomisaron sus propiedades,
abrió un Restaurant Night Club en Puerto Rico en 1982  llamado Casa Real, donde Míster Pachanga
estuvo actuando junto a Bobby Capó Jr.

Salida al exilio

En uno de esos lugares nocturnos Luis conoció a una joven bailarina llamada María del Carmen y se
separó de Olga, sin importarle todo lo que sacrificó por él, ni su hija en común, lo que la hizo sufrir mucho.

No fue hasta 1966 que pudo salir de Cuba junto a sus dos hijos, gracias a
Norman Rothman que nunca
los desamparó, que los esperó en Miami y los llevó provisionalmente al Hotel Dilido, en la Avenida Collins
y la 17 St., de Miami Beach.

Su ex esposo, el famoso cantante
Luis García y padre de su hija, pudo salir dos años después con su
nueva esposa, vía España, gracias a que
Olga Chaviano no le guardó rencor y por sus hijos, le pidió a
Norman Rothman que los sacara de Cuba, y él efectuó los trámites y le envió los costosos pasajes y
también los ayudó económicamente mientras tuvieron que permanecer en la Madre Patria, pero primero
tuvo Luis que cumplir casi tres años de trabajos forzados en la agricultura, como era establecido para
todos los que solicitaron en esos años salida de Cuba, que el gobierno de los Castro les obligaba fuera
salida definitiva confiscando los bienes que les quedaran y prohibiendo el regreso, ni siquiera de visita.

En algún lugar comentaron que ella continuó en el exilio bailando y cantando, obteniendo éxitos en Las
Vegas, Los Ángeles, New York y Miami, pero
Rubén Ríos nos asegura que en esa época, ella no actuó,
sólo aparecía en presentaciones, como en alguna obra benéfica. Y recuerda específicamente en el GiGi
Room del Fontainebleau Hotel de Miami Beach, para ayudar a
Frank Sinatra que era muy amigo de
Rothman. Y también actuó, aunque sin crédito en la película que Sinatra protagonizó titulada Tony Roma,
aunque ella aparece en la puerta del hotel muy brevemente, solos unos segundos, de donde Tony Roma
sale persiguiendo a un hombre. Me especifica que fue filmado en un pequeño hotel de Miami Beach, y
donde participaron como extras además de La Chaviano, el mismo
Rubén Ríos, y los hijos de ella, por la
experiencia que adquirieron en el cine de Hollywood y porque la paga era muy buena.

“Ya ella estaba retirada de la escena, hacía muchísimos años, esporádicamente, hasta 1985, hacía
algunas apariciones, no como bailarina, si como vedette, cantando, y contoneándose, pero con vestidos
largos. Recuerdo, que yo trabajé, en uno de sus últimos espectáculos, en un cabaret que el dueño era
Godinez, quien también era dueño de los famosos Violines de Miami, y el Flamenco. Este lugar llamado
creo ‘Copa’, en Byscaine Blvd., y la 112 de North Miami Beach”.

Sus hijos y Rothman

Los dos hijos de Olga Chaviano nacieron en una clínica del Vedado, siempre al lado de su mejor amiga
desde muy joven llamada Isabel. Nos dice
Rubén Ríos textualmente: “Ella fue la madre más abnegada de
este planeta. Sacrificaba carrera, amor, dinero, bienestar, y si fuese necesario, amistades y oportunidades,
por sus dos hijos. Y eso lo hacía sin pensarlo un segundo”.

Viviendo en la Florida, Rothman le construyó una hermosa casa en Westchester, que recién comenzaban
a edificarse en ese nuevo lugar. Estaba ubicada, en la calle 29 del SW y posiblemente con la avenida 78,
ó 79. Era un sueño, diseñada por ella misma, con un cuarto de baño romano, piscina, y todos los lujos a
los que ella acostumbraba a disfrutar. Me asegura Rubén que Rothman llegó a querer a su hija Teresita,
tanto como a Jorgito, y Teresita a él. Ambos, aunque Luis estaba en Cuba todavía con su nueva esposa,
les llamaban a Rothman “Papa”, nombre que todos los más cercanos le llamaban también, y a Luis ellos
le decían “papi”.

“Olga decía que sus hijos eran muy afortunados, pues eran los únicos hijos en el mundo, que tenían dos
padres. El amor por Teresita y por Olga llegó a ser tan grande, que Rothman, fue quien reclamó a Luis y a
su nueva esposa, los sacó por España, solventándolos en ese país, y después, les consiguió con un
affidavitt  y la visa a Estados Unidos, a donde llegaron, por New York, o Jersey”
, asegura Rubén.

El hijo de Olga, era bailarín, había estudiado en la misma escuela junto al famoso bailarín cubano
Fernando Bujones. A los 41 años murió, dejándola muy descompensada. Sobre esto nos agrega Rubén:
“Hay algo curioso, Luis García, había criado hasta casi los 10 años a Jorge como a su propio hijo, y
cuando Jorge falleció a los 41 años, Luis, se portó, como su verdadero padre, le vi derramar lágrimas de
frustración, dolor, desesperación y amargura. Nadie dudaba que sintiera que era su hijo quien se había
ido. Ya Norman había fallecido en 1985, en el Mount Sinai Hospital".

A la gran Olga Chaviano le inventaron no sé cuantos amantes, como a todas las bellas mujeres que
bailaban en cabarets o salían en películas de cine y en la televisión. Pero no había necesidad de hacerlo
cuando ella misma nunca escondió que tuvo a sus pies rendidos  a los hombres más importantes y ricos
de la política y la farándula de su época, ni ocultó jamás los romances que tuvo por breves que fueran,
como con el prestigioso banquero
Antonio Prío Socarrás, que ella decía  era muy esplendido y fue el
Ministro de Hacienda durante el mandato de su hermano el presidente Carlos Prío Socarrás (1948-52); y
Howard Hughes, magnate estadounidense, productor, director de cine, industrial, aviador, hotelero y
filantropo; y con el famoso actor mexicano
Mario Moreno “Cantinflas”, cuando trabajaron juntos en el cine y
que según ella misma decía muy cómicamente
“se moría por mis huesitos”. También hablaba de un corto
romance cuando era muy jovencita con
Amado Trinidad, el dueño de Radio RHC Cadena Azul. Ella
siempre declaraba públicamente, que no era una santa, pero tampoco una tonta.

Su supuesta relación con mafiosos

Lo mismo los escribidores castristas como algunos norteamericanos que hablan sin saber de la mafia
en La Habana, repiten como cotorras el mito de su unión con varios mafiosos sin saber a ciencia cierta
quiénes fueron y poniendo nombres al azar. Alguien quien vendió una foto de ella en e-bay autografiada
repitió para  
www.worthpoint.com/worthopedia/signed-photo-mafia-trafficante-girl-olga-chaviano   que era
la novia de “Mobster Santos Traficante” (me imagino que le agregó el nombre de Mobster, por el filme
sobre mafiosos de 1991 del mismo nombre). Pero en las biografías serias sobre Trafficante Jr., no he
encontrado nada que la mencione. Y esto lo desmiente
Rubén Ríos, considerándolo una infamia, cuando
ya varios hombres  fueron parte de su vida sentimental y que ella misma jamás escondió. Quizás por eso
le agregaron un poco más.

Posiblemente esto se debió a un chisme que a Olga le dolió mucho que se divulgara cuando ella estaba
en Cuba tratando de salir del sistema comunista con sus dos hijos, porque fue propagado por una mujer
a quien ella consideraba una hermana, y que pudo costarle la vida a sus propios pequeños muchachos.

Me confiesa
Rubén Ríos que ella tuvo una amiga, nada que ver con Isabel, que también la consideró una
hermana, que tuvo “el placer de conocerla”, pero no me ofrece su nombre. Olga la albergaba en su casa,
le resolvía problemas económicos constantemente pues, al ser una mujer de muchísima suerte, gastaba
el dinero a manos llenas, sin importar la cantidad, el momento o con quien. La Chaviano le contaba sus
secretos más íntimos. Juntas viajaron muchísimas veces, se llevaban mejor que muchas hermanas de
sangre.

“De hecho, estando yo viviendo en México en casa de Olga y Luis García que en esos momentos estaban
casados, Olga mandó a buscar a este personaje y la llevó de vacaciones, donde la mantuvo un mes... Ahí
fue que yo la conocí, y para el regreso, le regaló dos mil dólares en efectivo, y se lo entregó en mi
presencia”.
 Me atestigua Rubén Ríos.

En una reunión política que lo invita
Armand, el fotógrafo de los artistas, donde se reunió todo lo que valía
y brillaba en el mundo político de aquel momento en el exilio de EE.UU. se encontraba la famosa amiga
de Olga Chaviano, que por ella conocía a todos los que estaban relacionados, en el arte y la política,
mientras Olga estaba en ese instante en Cuba.

Después que bebió varios cocteles, “
vi y escuché, lo que no podía ver, ni creer. Alguien hizo un
comentario negativo sobre La Chaviano. No podía yo afirmarlo, ni negarlo, pues supuestamente, yo no la
conocía entonces, y no estaba cierto, si fuera o no verdad. Yo pensé que al menos, si esta mujer, siendo
tan amiga y beneficiada por La Chaviano, de no poder negarlo, al menos en nombre de la hermandad, y
la gran amistad, que supuestamente se profesaban, pues Olga sabía muchísimas cosas de ella, ya que
no era una perita en dulce, al menos, este personaje, se levantara y se cambiara de lugar, o se quedara
callada. Mínimo. Para mi sorpresa, ella, despotricó sobre Olga, lo inesperado. Yo estaba muy indignado, y
fui donde Armand, y excusándome le dije: Aparentemente los tragos que me he bebido, no me han caído
bien, por lo que te pido excusas, pero debo irme”.

Cuando Olga llegó de Cuba, ella hipócritamente se le volvió a acercar, y Rubén no hizo comentarios al
respecto porque sabía que iba a lastimarla, y que en el peor de los casos, podría no creerle. Así que optó
por callar, pero al cabo de unos pocos años, que ve llorar a Olga que era muy sentimental, al preguntarle
qué le sucedía, le dijo:
“No lo vas a creer... Estoy destrozada... Recuerdas a esa mujer. Pues vengo de la
peluquería, y mi peluquero de muchísimos años, me ha dicho, que ella, en una reunión política, mientras
yo estaba en Cuba, se despachó con la cuchara grande, y dijo cosas de mí, que algunas son ciertas, pero
eran secretos que compartíamos juntas, y otras la mayoría, difamaciones. Aparentemente, quería hacerse
la graciosa, para conseguir un puesto gubernamental o para seguir viviendo del cuento. Entre ellas, dijo
que yo había sido amante de Santos Trafficante”.

Y continuó contándole entre lágrimas Olga a Rubén Ríos: “¿Tu imaginas las implicaciones, que eso
hubiese traído para mis hijos y para mi, que estábamos en Cuba? Y no siendo cierto. Santos Trafficante,
era amigo de mi marido Norman Rothman, y como tal lo tratábamos. Siempre fue, muy caballeroso y
atento conmigo. ¿Pero cómo se le ocurre decir tal barbaridad? De llegar un comentario como este a oídos
de las autoridades de este país, jamás me hubiesen permitido entrar, ni a mis hijos ni a mí”.

También otro personaje me ha dicho que era amante de Batista, de quien han escrito que
supuestamente ganaba el 10% de las ganancias en el casino del cabaret donde ella fue la figura central,
pero no se ha comprobado. Y esto también me lo desmiente Rubén. La realidad es que era mucha la
envidia de incontables mujeres menos agraciadas, y también un cuerpo codiciado por hombres
alardosos, que no les importa ensuciar cualquier imagen por sus complejos por su escasa o casi nula
virilidad.

Lo que han escrito sus detractores

En el diario Granma, del PCC de Cuba, el 9 de septiembre de 2010, bajo el título de “Posada vendió C-4 y
silenciadores a capo vinculado a Meyer Lansky”
, por JEAN-GUY ALLARD ha escrito: “En encuentros
ulteriores, Posada confirma la entrega del material solicitado a Rosenthal y revela que se entrevistó
con Domingo Echemendía, hijo del capo cubano del juego Oscar Echemendía, en casa de Olga
Chaviano, una bailarina amiga de Rothman”
. (Junio de 1967). www.granma.cu/espanol/noticias/9-
septiembre-posada.html

Y unos párrafos antes de este artículo cuenta que:
“El 5 de noviembre de 1965, en otro encuentro esta
vez con el FBI, Posada identifica a Norman Rothman como uno de los “americanos” que trabajan
con Rosenthal”.

Este apellido “Rothman” concuerda con el que dicen en ese artículo de Granma era su amigo “Norman
Rothman”.

Y en el artículo publicado en www.archivocubano.org/mafiosos.html, (también editado por los comunistas)
titulado
“Volaron los garitos mafiosos” y escrito por Gabriel Molina, dice textualmente en el segmento de
“Reuniones de Cosa Nostra”:
Roman Norman, gerente del casino-cabaret Sans Soucí, era uno de los
que asistía a las reuniones allí. Medía cerca de seis pies y vestía siempre, como la mayoría de esos
capos, de cuello y corbata, camisas blancas muy limpias, trajes de casimir o de frescolana. Norman
estaba casado con la artista cubana Olga Chaviano. Jorge recuerda que una vez que ella coqueteaba
con el cantante Tito Gómez, le dijo: "Recuerda que yo soy el jefe", con lo cual Chaviano recobró
enseguida la compostura
.

A esto alega Rubén Ríos, que es otra infamia, que Rothman como buen norteamericano y civilizado no se
caracterizaba por escenas de celos, además ella se lo hubiera contado, porque él llegó a ser su
confidente. Por lo que se nota, en esta ocasión escribieron mal el nombre y le pusieron al revés
“Roman
Norman”
, quitándole la ‘th’ final al Roman. Pero al menos nos acerca más a la historia de que este puede
que sea el esposo “mafioso” y no Trafficante Jr., ni Meyer Lanski como han afirmado otros escribidores.

Rothman, sí era amigo de Batista, o al menos hizo negocios con el mismo. Después que éste huyó de
Cuba la madrugada  del 1ro. de enero de 1959, Rothman fue a prisión, acusado de haberle vendido a
Batista, antes de 1959, armas para defender a Cuba del mal comunista que traerían los rebeldes en la
Sierra Maestra al mando de Fidel Castro.

Atestigua también
Rubén Ríos que era muy amigo de los cubanos, consideraba a Cuba como su propia
patria, y todo lo que pudo hacer por la libertad de Cuba lo hizo. Cuando salió de prisión, declaró:
Si por
tratar de libertar a Cuba, tengo que regresar a la prisión, lo haría mil veces y cumpliría las condenas
dobles.
Eso lo declaró delante de Rubén Ríos a unos amigos que luchaban por Cuba y que fueron a
pedirle ayuda económica, la cual les brindó, en un restaurante de Miami,  posiblemente llamado Juanito
Centro Vazco.

También
Santos Trafficante Jr., fue detenido en junio de 1959 y encarcelado en La Cabaña. El gobierno
castrista ofreció extraditarlo a Estados Unidos, pero se llevaron tremendo chasco porque las autoridades
en Washington dijeron que no tenían cargos contra él.

Fueron muchos los años que
Rubén Ríos estuvo muy cercano a Olga Chaviano, y jamás la vio
involucrarse en problemas políticos y mucho menos comentaba nada de los negocios de su pareja
Norman Rothman, que siempre fue muy discreto. Sólo ella le reclamaba por qué viajaba tanto a lo que él,
según nos relata Rubén Ríos, le contestaba con otra pregunta
“¿Te falta algo a ti o a los niños? No, por
supuesto, entonces, entre menos sepas o sepan, más seguros estarán en el futuro”.

En una mini biografía  de su participación en el cine www.imdb.com/name/nm0154621/bio  cuentan que
ella después de su exilio en 1966, bailaba con su hijo
Faustino Rothman, quien murió muy joven en 1997,
a la edad de 41 años, y que por eso ella dejó los escenarios. Este dato no es real, nos lo confirma
Rubén
Ríos
, que ella se alejó de la escena definitivamente en 1985 después de la muerte de Norman Rothman,
además no es factible que a los 72 años ella pudiera estar bailando igual, pues todos sabemos que las
personas que se dedican al baile y deportes por tantos años sufren bastante desgaste de huesos,
articulaciones, músculos, etc. A no ser que bailara con su hijo que nació en 1958, cuando él tenía 15 ó 20
años, que sería entre 1973-78, y que ella contaba entre 48 a 53 años.

No hay mucha más información confiable sobre la vida de esa gran artista, hasta el momento sólo
tenemos lo amablemente aportado por el admirado amigo
Rubén Ríos “Míster Pachanga”.  Por eso no
podemos permitir que se siga especulando al respecto. Fue una mujer que dejó una hija, nietos,
bisnietos, y no podemos hacerle daño a todos con una infamia y mucho menos a su trayectoria artística
que es la que debe prevalecer, para bien de la historia. Pero a los mediocres, no les interesa manchar la
reputación de cualquiera con tal de crear los mitos que favorezcan su causa o su sistema nefasto.



































Foto exclusiva cortesía de Rubén Ríos. Día del bautizo de Teresita García en el Hotel Presidente, de México DF, 1960 -
De pie Olga Chaviano, y sentados de izquierda a derecha Felipe Martínez periodista y fundador del periódico
Aztcapotzalco en Marcha, su hermana Lupita Martínez directora del periódico y el cantante y compositor "mister
Pachanga" Rubén Ríos, a los 24 años.





Otros datos interesantes

Entre otros datos interesantes que podemos aportar de la vida personal de esta gran estrella, es que era
iniciada en la Regla Ocha, que jamás se escondió (como hacen otros creyentes), por el contrario se
sentía muy orgullosa de que su cabeza le perteneciera a Oshún, sincretizada con Nuestra Señora de la
Caridad del Cobre, considerando que gracias a ella, tuvo todo en la vida. Fue su mentor y padrino el
famoso babalosha El Chino, que radicaba por la calle Ánimas, entre Gervasio, y Escobar, en el barrio San
Leopoldo de La Habana,  y a donde acudían las más famosas celebridades, algunos en sus elegantes
automóviles y otros, tratando de no ser reconocidos, ocultando sus creencias.

Usaba siempre el mismo perfume que la caracterizó y que sus más fervientes admiradores siempre
recuerdan: Oro negro de Carón (Or et Noir), uno de los perfumes más caros del mundo de la centenaria
empresa francesa Carón www.parfumscaron.com. Era apodada cariñosamente La Chaviano, y sus más
allegados le llamaban  La Chabiuty. Otro detalle inusual, ella guiaba muy bien, pero desde Cuba, y donde
quiera que lo hiciese, aunque estuviese vestida de noche, para conducir, se quitaba los zapatos... Decía
que le producía un placer indescriptible, sentir que su planta del pie era acariciada por el acelerador, o el
freno del automóvil.

Era una mujer muy pulcra, aunque tuviera sirvientas, ella no dejaba de limpiar. En su automóvil, ni sus
hijos podían comer chucherías, ni beber jugos o refrescos. Lo que más me conmovió fue su gran amor
de madre y la manera que los educó, que siendo hijos de distintos padres fueran muy unidos el uno con
el otro. Me ratifica Rubén:
“Jamás he visto, un amor más grande entre hermanos, como el de Tere para
con Georgi, pero él también le correspondía. Eran como dos seres en uno solo. Aunque se llevaban dos
años de diferencia, parecían gemelos, y ni en broma, ninguno de los dos, podía sentir que el otro fuera
agredido, pues se les salía el monstruo, que todos llevamos por dentro”.

Ellos 3, componían un trío muy hermoso, y armónico”, continúa Rubén.

“Olga, aunque era muy abierta con sus más allegados, y cosas como sus relaciones jamás las escondió,
pero también era muy discreta, y con un sentido de moralidad increíble, y por tanto, pasajes en su vida
que considerara, que no eran importantes lo suficientes, como para dárselos a digerir a sus hijos, no es
que los escondiera, sólo que jamás los narraba delante de ellos. Su educación para con ellos, era muy
estricta, aunque les desbordaba un amor excesivo si se quiere. Nunca se limitó, para decirles y
expresarles, cuanto los amaba. Y los crió muy unidos”.

Por eso cuando falleció el 3 de octubre de 2003, en el Hospital Mount Sinai de Miami Beach, Florida, EE.
UU., estaba rodeada de su querida familia. El desenlace final fue a causa de una neumonía que complicó
su terrible padecimiento de cáncer, un tumor cerebral que apenas se había descubierto en el mes de
mayo.

Lo que nadie ha podido negar es la impactante belleza de Olga Chaviano, su talento para el baile, el canto
y la actuación y que enloqueció a más de un hombre y reventó a las mujeres envidiosas de su época que
se dedicaron a difamar contra su persona. Qué pena que sean esas comidillas las que usan los serviles
periodistas y escribidores especialmente los que trabajan para los intereses de la tiranía y no se tomen la
molestia en indagar y confirmar la verdad. Por eso las personas informadas y con sentido común jamás
le creen, porque saben que han mentido y seguirán mintiendo, aunque hagan siempre el ridículo.

Gracias a la sugerencia de
Amado Cuba y a la gentiliza de Rubén Ríos “Míster Pachanga”, pude conocer
esta historia fascinante de
Olga Chaviano la “Cuban Bombshell” (la sensación cubana), que bien
merece que algún cineasta le dedique tiempo a llevarla a la pantalla grande. La gran escritora cubana
Zoé Valdés, tan admiradora como yo de nuestras vedettes, bien puede hacer un excelente guión sin
agregar mucha ficción a la verdadera historia que de por sí es novelesca, sólo es cuestión de $$$ y lo
demás es un hecho.
    
Olga Chaviano bailando con Cantinflas
en la película El Mago.


www.circomelies.com/2009/12/la-
noche-1002-de-cantinflas.html
Olga Chaviano, odalisca y rumbera
Una escena de una incorrección
políticaincreíble tiene lugar durante la
“tienta” de un grupo de odaliscas de Arabia a
las que se trata como vacas de lidia. Entre
ellas destaca la bella bailarina cubana Olga
Chaviano, que debuta apenas adolescente
en los teatros de La Habana, actúa en
Venezuela y forma pareja de baile con el
mexicano René Barrera. No fue el único
porque la tempestuosa vida amorosa de la
Chaviano ha llegado a ser legendaria.
Después de interpretar varias películas en
México en un breve espacio de tiempo,
regresa a Cuba donde fue primera estrella del
Tropicana hasta el triunfo de la Revolución
en 1959. En El mago se marca un ballet
oriental que degenera en rumba, lo que da
oportunidad a Cantinflas de ejecutar una de
sus imprescindibles parodias dancísticas.
Rubén Ríos "Míster Pachanga" en
la actualidad.
Sobre el perfume preferido de
Olga Chaviano

Inspirado en las notas dejadas por Ernest
Daltroff, creador de los perfumes Carón en
1904, Oro Negro es producido por Michel
Morsetta en 1949. Para vestir a esta
fragancia, que se expande la riqueza de la
calidez de la rosa y el encanto oriental
Felicia Wanpouille (la consejera artística)
exigió los materiales más preciosos. La
botella tiene un tallado en cristal de
Baccarat, y estaba cubierto por completo con
pan de oro.  Oro Negro está clasificado entre
la alta perfumeria de la casa.
www.parfumscaron.com

En Francia, el centro de la industria de
perfumes naturales por excelencia está en
Grasse. Un estudio realizado por la revista
financiera Forbes reitera que es ahí, en "la
Ciudad de la Luz", donde se fabrican la
mayoría de las fragancias más caras del
mundo. El perfume Poivre de Caron aparece
en el tercer lugar de la lista, después de la
firma Clive Christian, con un precio de $2 mil
dólares el frasco de dos onzas (60 mililitros).
Santos Trafficante Jr., amigo personal de Norman
Rothman, al que le atribuyen haber sido amante de
Olga Chaviano y que ella desmintió, condierándolo
una vil infamia. En ninguna biografia del mismo ella
aparece como amante.

www.americanmafia.com/Feature_Article
s_455.html
Dr. Cappy Rothman
hijo de Norman Rothman es un
científico de prestigio

Curiosamente uno de los hijos de
Norman Rothman de otra relación
primera antes de
Olga Chaviano, es un
prestigioso científico en los Estados
Unidos. Su nombre es Dr. Cappy
Rothman ("Cappy" no es un apodo).

También es conocido por el
“Dios de
los espermatozoides” o “Rey de la
esperma”
, especialista en infertilidad,
fundador del primer banco de
espermatozoides del mundo, y
presidente de Cryobank de California,
el mayor banco de esperma en el
planeta que puede repoblar el mismo
de seres humanos y por varias veces.
Pero
su primer trabajo fue al lado de
su padre, con quien pasó su
adolescencoa en Cuba y comenzó su
carrera en los casinos de La Habana.

Dice un reportaje publicado en www.
stevenkotler.com/node/6 que  (Su
padre, Norman "Roughneck"
("matón") Rothman, dirigió el Sans
Souci Club en La Habana (…) Uno de
sus primeros trabajos de su hijo
Cappy era transportar dinero en
efectivo - en un maletín esposado a su
muñeca - entre Cuba y los bancos en
Estados Unidos.

Otro de sus trabajos más tarde era
organizar para Jimmy Hoffa - para
recaudar fondos adicionales para la
escuela de medicina de la Universidad
de Miami. Esto lo llevó a una residencia
en la Universidad de California en San
Francisco, donde estudió con el
legendario Frank Hinman, urólogo
Hinman Jr. que tenía la costumbre de
asignar a sus estudiantes con un año
de proyectos de investigación sobre
misterios médicos.

En 1975, Cappy fue certificado en
urología y tomó un trabajo en la clínica
ya desaparecida Tyler, convirtiéndose
en la primera de Los Ángeles
especializados en infertilidad
masculina. Rothman estableció en el
sur de California Cryobank como una
rama de la Clínica de Tyler. Un año
más tarde, salió por su cuenta, y el
California Cryobank nació. Ese año, el
hijo de un senador de EE.UU.
(Rothman prefiere que no lo nombre)
murió en un accidente de coche. El
estadista contactó al Dr. Rothman y le
preguntó si los espermatozoides de su
muchacho podría salvarse. En 1977,
Rothman publicó el primer artículo
sobre los bancos de esperma en el
Journal of Urology.
Sobre Norman Rothman nos
cuenta Rubén Ríos

"Era Norman un hombre de 6 pies y
unas 225 libras.
“Cuando él tenía el Albión, en James y
Lincoln Mall, ya fue en 1967, cuando yo
había llegado de New Orleans, y el fue
al Johnny 88 situado en la calle 36 del
North West entre 27 y 28 Ave. Donde yo
me estaba presentando en una
producción musical de Gustavo Roig,
donde participaban, July del Río, Teté
Machado, Graciela Bohr esposa de
Felo Bohr, Luisita Rodríguez, que
después se mudó a Chicago, Clarita
Castillo, y Esmeralda, vedette cubana
que había acabado de llegar de
Panamá. La producción se llamaba,
Las 6 Lindas Cubanas.
"Rothman llegó a verme y me dijo:
Rubén, he abierto un club en el Hotel
Albion, y te necesito allí, pues tú
siempre me has dado buena suerte, y
sabes que te quiero como a un hijo. No
podía negarme. Y fui a cantar a ese
club. Pero como yo vivía en New York,
por varios años después, venía a
Miami en verano, y a cantarle en su
club. Pero aunque yo era entonces muy
ingenuo, nunca vi o me percaté de que
nada estuviese fuera de orden”.
" Pero como siempre digo: No puedo
asegurar, ni negar, pero no me consta.
Lo único que puedo decir, sobre su
vida, o actividades es: En Puerto Rico,
me investigaron, ya que como yo
mantenía correspondencia, con él la
última vez que estuvo encarcelado,
aunque nunca supe por qué, y me
contactaron desde la prisión,
preguntándome las razones, por las
cuales, yo mantenía correspondencia
con él. Y les expliqué lo siguiente.    
"Cuando yo llegué a Estados Unidos,
él, por yo ser muy amigo de su mujer e
hijos, me tendió la mano, me dio
empleo en el Belair Hotel, y después
con el tiempo, me dio albergue en su
casa, junto a su familia. Jamás yo
había visto, a nadie más estricto y
moral, que Norman Rothman. Mantenía
las reglas de la casa y la moralidad,
como un capitán del ejército. Y siempre
estaba predicando las buenas
costumbres, y el orden. Era el padre y
cabeza de familia perfecto. Para mí era,
y sigue siendo un padre.
" Es más les dije. Si escribirle, se
considera un delito, yo lo asumo, pero
como a mi padre, no puedo quitarle y
quitarme esa alegría... lo considero
una responsabilidad mía. Si ha hecho
algo malo, que indudablemente debe
ser así para estar encarcelado, yo
estoy al margen de esos
conocimientos, es para ustedes
juzgarle. Esa es vuestra labor. Yo
considerándome, como me considero
un hijo más, solo puedo ofrecerle todo
mi cariño y mis respetos. Hubiera
deseado yo tener un padre con los
principios morales tan diáfanos, como
él.
"A las dos semanas, recibí una carta
del jefe de esa cárcel, dándome las
gracias, por la aclaración. Según una
vecina, habían investigado en todo el
barrio, puerta como por puerta, por un
mes, que clase de persona era yo, y
como me conducía... Si tenía visitas,
etc., etc. Suerte que yo nunca he
recibido muchas visitas, ya que he
trabajado toda mi vida de noche, y de
día he dormido ininterrumpidamente.
También fueron a investigarme al club
donde tocaba en esa ocasión.
Le seguí escribiendo, y jamás me
volvieron a molestar.
"El resto de lo que dicen todos esos
documentos sobre él, desconozco
todos esos detalles, pues tanto a Olga,
sus dos niños, su otra familia, y a mí,
nunca nos involucró, en sus
actividades. Era muy cuidadoso en
exponer su vida... los comentarios los
escuchábamos en la calle".
Howard Robard Hughes, Jr.

Howard Robard Hughes, Jr. era un
magnate de negocios estadounidense,
industrialista, aviador, ingeniero,
productor, director, hotelero, filántropo y
fue una de las personas más ricas del
mundo.
El periodista
K. J. Evas escribió en Las
Vegas Review-Journal que
“fue el
multibillonario que transformó Las Vegas,
cuando en el año 1966 comenzó a
comprar casinos y bienes raíces. Sólo por
aparecer, Hughes cambió para siempre la
ciudad. Si uno de los hombres más ricos
del mundo, uno de los contratistas de
defensa más grandes de la nación y un
auténtico héroe nacional, estaba
dispuesto a invertir en Las Vegas, no
debe ser un lugar tan sórdido, después de
todo"
. www.1st100.com/part3/hughes.html
De acuerdo con su biógrafo Charles
Higham
*, Hughes Jr. era un seductor de
estrellas de Hollywood que mantuvo
relaciones lo mismo con hombres que
con mujeres, entre estos: Cary Grant,
Randolph Scott, Errol Flynn, Carole
Lombard, Billie Dove, Ida Lupino, Bette
Davis, Bessie Love, Corinne Griffith, Ava
Gardner, Olivia de Havilland, Lilian Bond,
Katharine Hepburn, Fay Wray, Ginger
Rogers and Gene Tierney, Tyrone Power,
Russell Gleason, Richard Cormwell,
Linda Darnell. Y en la década de 1950
estuvo con Lana Turner, Yvonne De Carlo,
Rita Hayworth, Barbara Payton, Jean
Peters y Terry Moore. Sin embargo, al
biógrafo se le escapó el nombre de la
cubana exótica Olga Chaviano.


(*) Libro: "Howard Hughes: the secret life" .
Olga Chaviano en plena actuación en el cabaret-casino Sans Soucí.
Foto vendida en e-bay donada por
una lector anónimo.
Espere un poco a que
termine de cargar
e-mail  -  
mariaargelia@hotmail.com
RECOMIENDA
DICCIONARIO DE TALENTOS ARTÍSTICOS CUBANOS EN EL EXILIO
Copyright © 2008 María Argelia Vizcaíno
Material de consulta con Derechos Reservados conforme a la ley
Queda prohibida la reproducción total o parcial de todo lo que aparece en esta página (web.
blog, etc.), por cualquier medio o procedimiento, sin para ello contar con la autorización previa,
expresa y por escrito de María Argelia Vizcaíno. Cualquier forma de utilización no autorizada le
será aplicada lo establecido en la ley federal del derecho de autor. Información puede encontrar
visitando
http://www.copyright.gov/
Por favor, no omita el nombre del autor ni la fuente de dónde
fue publicado cualquier escrito que copie y distribuya. Hay que
respetar los derechos de los autores, que es respetarnos a
nosotros mismos. Gracias.
María Argelia Vizcaíno
Primera investigación, recopilación, y publicación que se ha hecho en español sobre la aclamada vedette
Olga Chaviano, gracias al admirado y talentoso amigo Ruben Rios "Mister Pachanga". Todas las demás
que aparecen publicadas especialmente en el ciberespacio han copiado nuestro trabajo. Algunos, los más
decentes y considerados han mencionado esta fuente, lo cual agradecemos, otros que no tienen
credibilidad ni vergüenza se atribuyen el crédito completo demostrando su naturaleza mediocre. Por algo
nuestro Apóstol José Martí escribió:
“Todo, el que copia el trabajo de otro y lo presenta como
suyo demuestra lo indigno de su origen”.