Tres puntos de vista sobre un mismo tema
PERDIMOS CUBA
Y ESTAMOS
PERDIENDO
MIAMI

Por Enrique
Enriquez

Los cubanos éramos una de las
nacionalidades que menos
emigrábamos a Estados Unidos,
hasta que desgraciadamente
ocurrió la ocupación del
comunismo internacional en
Cuba. La desigual lucha del
pueblo cubano contra una cruel
tiranía, amparada por una
maquinaria política, militar e
internacional, que arbitrariamente
asesina, encarcela, elimina todo
tipo de religión y tradiciones
cristianas, obligando al que
puede, emigrar de ese infierno. El
lugar más conveniente, resultaba
ser Miami, por cercanía y porque
era de los pocos que su gobierno
nos acogía .

Despojados de todos los bienes
por el comunismo, el pobre
exilado cubano, en un país distinto
al suyo, con un distinto idioma y
costumbres, a duras penas y con
extraordinario sacrificio empezó a
reconstruir su vida y a  recrear la
vida que había tenido que dejar
atrás: Así en una ciudad
totalmente Americana, poco a
poco  empezaron a establecer en
español, restaurantes, salas de
teatros, periódicos, escuelas,
hospitales, editoras, librerías,
algunos profesionales con gran
dificultad pudieron entrar a trabajar
en oficinas gubernamentales (yo
siendo arquitecto registrado en el
estado de la Florida, me tomó
años en poder empezar a trabajar
en General Service Administration)
programas de radio, de televisión.

Precisamente desde el comienzo
del éxodo cubano, se contaba con
reconocidos artistas que eran
muy  solicitados en la radio, el
teatro, y la televisión : cantantes
como Olga Guillot , Celia Cruz, La
Lupe, Orlando Contreras, Roberto
Ledesma, Rolando Laserie, etc.;
artistas como Rolando Ochoa,
Garrido y Piñero, Leopoldo
Fernández “Trespatines”, Rolando
Barral, Pedro Román, etc.,
locutores y periodistas: Perez
Roura, Penabaz, Tamargo,etc.

Ya desarrollados en el exilio
surgieron artistas de talla mundial
como Gloria Estefan y la Miami
Sound Machine, Jon Secada,
Chirino, Marisela Verena Albita;  
programas de televisión como
“Que pasa en USA?” de donde
surgieron artistas para Hollywood
como Andy García y Steven
Bouwer. Numerosas orquestas  
como Los Sobrinos del Juez,
Alma, etc. Se crearon festivales
como”Calle 8 Open House “, uno
de los más grandes de US., El
festival del Cine Latinoamericano,
Festival de Jazz, etc. Toda estas
actividades dieron creación a una
ciudad que los cubanos
consideraban como suya , y como
suya le abrieron los brazos a los
emigrantes latinoamericanos que
han encontrado facilidades de
todo tipo en su propio idioma,
como sucedió por los
puertorriqueños en Nueva York, y
por los mejicanos en Los Angeles.

Nos satisface que tantas
nacionalidades triunfen y
convivamos  alegremente en
Miami, pero consideramos que
merecemos  respeten nuestra
presencia y costumbres que tanto
trabajo nos costó establecer en
esta ciudad, donde  aparejada a
las alegrías  hemos pasado
penurias y tristeza. Los que han
arribado aquí después que
nosotros, no han visto un solo
cartel de NO DOGS, NO CUBANS,
porque eso solo lo sufrimos
nosotros.

A lo que me refiero es a que
habiéndose creado una especie
de monopolio con la radio, la
televisión y los teatros, que han ido
ignorando a los artistas cubanos
que van languideciendo en
pequeños restaurantes, y salas de
teatro, como el Manuel Artime y el
Dade County Auditorium; nunca
vez a un cantante cubano en las
grandes salas como el American
Airlines, o en el Miami Arena  o en
el Jackie Gleason, etc. Estos están
reservados para artistas de otras
nacionalidades, que los presentan
por radio y le hacen tremenda
propaganda sean buenos o no.  
En las premiaciones, Como Lo
Nuestro, Grammy Latino, etc. rara
vez  presentan a un cubano. En las
estaciones de radio nunca
presentan cantantes, ni músicos
cubanos, en las revistas latinas o
programas de televisión que se
dedican a los artistas, nunca
aparece un cubano, excepto
cuando es un escándalo negativo
como el caso de Niurka, etc., etc.

De todas las nacionalidades
surgen nuevos artistas,  cantantes,
etc., sin embargo, en los últimos
años aquí en Miami, no ha surgido
ningún cubano ni de aquí, ni que
han venido de Cuba , pues todos
son totalmente ignorados,
músicos como Arturo Sandoval,
Paquito D’Rivera, Carlos Averoff ,
ganadores de Grammies
Nacionales, no Grammy Latino,
nunca son tocados en la radio, ni
la televisión.

A pesar de todo, nosotros somos
aún la mayoría de las  
nacionalidades que conviven en
Miami, y la mayoría de los que
acudimos a ver los cantantes de
otras nacionalidades, lo único que
pedimos es que se les dé la
misma oportunidad a los nuestros
.

Si usted está de acuerdo con este
artículo, por favor envíeselo a
cuantos cubanos pueda y de ser
posible a las estaciones de Radio
y Televisión.
ESTAMPAS DE CUBA POR
MARIA ARGELIA VIZCAINO

Conozca Nuestros Talentos
¿Dónde están los
cubanos?

Por Waldo Fernandez

El arte es una cosa maravillosa y en
especial la música....... ¡Pero! Yo me
pregunto ¿dónde están los artistas
cubanos del patio?

En un viaje de dos horas por carretera, me
entretuve oyendo la radio local y ni siguiera
por casualidad se escuchaba a ningún
artista cubano de Miami.

¿Por qué? Tantos tatentos musicales que
tenemos en Miami y solo se escucha la
música importada de otros países, como
Puerto Rico y Colombia.

¿Cuál es el racismo existente con nuestra
música cubana, baluarte y antesala de
todos los ritmos que ahora existen?.
Da pena que estaciones de radio locales
ignoren por completo al talento de nuestro
patio. ¿Existen todavía las payolas o es un
racismo completo contra los cubanos?

Por si no se acuerdan..... existen en Miami
músicos, soneros, compositores,
baladistas, boleristas, que son la envidia
de muchos. Artistas como Luis Bofill, Israel
Kantor, Carlos Oliva, Tanya, Donato
Poveda, Marcelino Valdés, Willy Chirino,
Lázaro Horta, Aymée Nuviola, Maggie
Carlés, Albita Rodríguez, Amaury Gutiérrez,
Cristina Rebull, Luisa María Güell, Annia
Linares, Mirtha Medina, Lissette Alvarez,
Delia Díaz de Villegas, Malena Burke,
Roberto Torres, Las Hermanas Diego,
Renee Barrios, Olga Guillot, y tantos otros,
parece ser que han muerto.

A Celia Cruz la ponían poco en la radio. Un
día murió y a partir de allí, la radio empezó
a pasar su música. ¿Qué tenemos que
hacer para oír buena música cubana?
¿Hay que morirse?

Olga Guillot abandonó su residencia en
Miami por la de México. En México la
respetan por su merecido talento. ¿Qué
esperan? ¿Qué se muera Olga para
empezar a poner su música? Hay que
darle homenaje en vida.

La estación de radio La Kalle 98.3 pone
salsa el día entero y creo que por
casualidad ponen una o dos veces a la
semana algún que otro artista de Miami.
Es una vergüenza que habiendo tantos
soneros y salseros cubanos los tiren a
basura diariamente cuando pasan su
programación.

Si necesitan salsa de la buena podrían
pasar la música de Chirino, Albita, Israel
Kantor y Luis Bofill, por mencionar algunos
soneros-salseros.
Es una pena que llegue un turista a Miami
y solo escuche música de otro país.
¿Donde están los artistas de Miami? ¿Se
fueron para Cuba en balsa?

El cubano que lea esta nota, ya sabe lo
que tiene que hacer para oír su música
cubana..... maten al artista y tendrán su
música por lo menos por varios días.

Según las estadísticas de la población
hispana que vive en Miami, el 46 % es
cubana, 8.9 % de Puerto Rico, 7.6 %
colombianos, 5.0 % mexicanos etc, etc.
Entonces... ¿cual es el problema con los
cubanos? Odio, Racismo o Envidia.

Waldo Fernández
marakka2000@yahoo.com

No deje de ver cada Domingo a las 10 de
la noche, el programa
“Añoranzas de mi Cuba” por el canal 17 de
Miami.
Y para recordar la música de su infancia
vea “Musivideo Internacional”
por el canal 17 de Miami a las 11:30 PM
Visite nuestra nueva tienda en el 1551 SW
8 St, Miami Fla 33135
http://www.cinedelhogar.com (305) 642-
8885
Cada día me sorprende más la ignorancia que
existe en nuestro exilio sobre los talentos artísticos
y musicales cubanos, de ahí que me haya dado a la
tarea --difícil pero no imposible-- de darlos a
conocer, especialmente a los que han quedado
como yo sin una nación que los defienda, pero para
eso necesito del apoyo de mis lectores y por
supuesto, de esos mismos talentos.

Primero tenemos que tener bien claro el concepto
de exiliado y de talento artístico, porque a muchos
con la nueva vida encontrada lejos del suelo nativo
se les ha olvidado todo lo que tenemos que
sacrificar para poder vivir en democracia (como
decía Martí "sin patria pero sin amo"). Si los
médicos, los maestros, los abogados no han
podido volver a ejercer por la dificultad con el
nuevo idioma, si otros profesionales tuvieron que
emplearse en fábricas, bajo las órdenes de
personas menos capacitadas, o en restaurantes mal
pagados, o en tareas de limpieza, construcción o
jardinería ajenas a la profesión, también nuestros
artistas han tenido que buscar otros caminos para
ganarse el pan de cada día, pero no por eso
pierden su talento. Algunos con un golpe de suerte
han podido hacer alguna producción discográfica,
otros, dando muchos tropiezos han tocado una
puerta que se les ha abierto, pero a la mayoría los
han bloqueado, simplemente por ser cubanos y
estar en contra de Fidel Castro.

Eso, que pase en Europa tan afiliada a la izquierda
engañosa no sería raro, pero que suceda en
Estados Unidos y más aún en la llamada "La
Capital del Exilio", porque viven la mayoría de los
exiliados cubanos, es algo imperdonable. Y no me
vengan con el cuento que si acá hay competencia
fuerte, que si la calidad es la que supera todas las
barreras, porque no lo acepto. Ya que muchos de
esos mismos artistas cuando trabajaban para el
gobierno totalitario por la razón que fuera, (porque
en Cuba todo el mundo tiene que trabajar para
Fidel aunque no simpatice con él) eran
considerados muy buenos, y acá se escuchaba su
música y se hablaba de ellos bastante, como se
mencionan y se oyen a los que continúan
trabajando bajo los contratos de la tiranía, pero al
romper con el régimen dicen que pierden toda la
capacidad artística. No, no me creo esa excusa.
¿O es que la calidad sólo la da doblegarse o
esclavizarse al sistema y cuando eres libre se
pierde? (Un par de ejemplos el de Manolín,
llamado “El Médico de la Salsa”y Carlos Manuel,
antes de vivir en Miami eran superestrellas, y
posterior a su liberación ¿cambia la superioridad?).

Hace años lo escribió valientemente
Waldo
Fernández
, dueño de la tienda Maraka 2000,
localizada en el 1551 SW 8 ST. , de la ciudad de
Miami (el comercial es gratis porque se lo merece).
Waldo les llama "los intocables", porque ninguna
estación de radio pone su música, mucho menos
salen en TV. Pero yo también digo que son
innombrables, porque tampoco se le hace una
entrevista o reportaje en el diario de más
circulación del sur de la Florida y en las tantas
revistas faranduleras (salvo contadas excepciones).

¿Saben mis queridos amigos lectores por qué?.
Porque no tienen dinero para pagar "payola",
"coima", "soborno", como sí tienen las grandes
compañías disqueras que son las que manejan la
música de la nación más poderosa del mundo, de
ahí que artistas tan malos y géneros tan mediocres
como el Rap y el Reggaeton se hagan tan populares
y los otros sean silenciados, como si el público no
pidiera otras canciones. Pero de eso, no hay quien
quiera hablar, ni los propios artistas que son
víctimas de este chantaje, porque temen que en un
futuro los perjudique más, ya que les queda la
esperanza de poder ser contratados algún día.

Yo no tengo nada que perder ni que ganar, porque
ni siquiera puedo entonar la “Rueda rueda”, por
eso puedo escribir, aprovechando las ventajas de
vivir en libertad. Tampoco tengo miedo, ya que mi
conciencia está limpia y no aspiro ningún premio, ni
prebenda. Solo sé que mi deber es contar lo que
está pasando en contra de nuestros talentos,
porque detesto las injusticias, y me considero ante
todo cubana exiliada, que amo mi patria y a mis
compatriotas, deseándole lo mejor para ellos. Y
porque cuento con dueños de publicaciones
honestos y valientes que tampoco temen a la
verdad y me ofrecen sus páginas para que yo
informe.

Juntos podemos buscarle alguna solución. Primero,
conocer quienes son nuestros artistas, músicos,
compositores, cantantes, arreglistas, concertistas,
etc., que por no estar de acuerdo con el sistema
antidemocrático que impera en la isla de Cuba han
sido censurados, bloqueados, tirados al olvido,
clasificados de intocables en la radio y TV, e
innombrables por la prensa de papel y cibernética,
de todas partes. Después, pedir a todas las
emisoras de radio que puedan, a todos los canales
de TV que se les ocurra, que ustedes desean
escucharlos o verlos. Escribir a las revistas de
farándula que quieren leer algún comentario sobre
la vida y obra de estos artistas, y no secundar a
todo ese medio que jamás menciona a un talento
cubano que al igual que nosotros tomamos el
camino del exilio.

Es una vergüenza que en Miami haya
programadores de radio que siendo cubanos jamás
pongan en su lista de transmisión a nuestra gente,
locutores que no se dignen a mencionar sus
nombres o sus trabajos, ciudadanos, presentadores
de TV, periodistas, o camarógrafos que pidan
dinero por hacer un reportaje, mucho peor,
compatriotas con gran poder adquisitivo y puestos
de envergadura que nunca los apoyen, que no se
acuerden de sus inicios en tierras extrañas para
darse cuenta lo duro que fueron. Por eso, en mi
casa, cuando vemos TV en español de Estados
Unidos sólo ponemos América TEVE canal 41, y
de poder tener una antena veríamos los domingos
la programación del Canal 17 de Miami, porque
son los canales que llegan a West Palm Beach
donde único le dan cabida al talento que como yo,
buscó una vida libre en el exilio y a todo aquel
latinoamericano metido en la misma casilla.

Un amplio listado de Talentos Artísticos Musicales
Cubanos de Exiliados puede encontrarlo visitando
mi página con acceso gratuito y sin necesidad de
complicarse con un "password" (palabra clave).
Entrando a www.mariaargeliavizcaino.com  y
buscando en el menú "Conozca Nuestros
Talentos", y en el "Diccionario de Talentos
Artísticos".

Después que lo lea, si ve que falta alguno, y lo
conoce, por favor comuníquemelo y
comuníqueselo, estamos a su disposición para
divulgar sus trabajos sin costo alguno. Escriban a
mariaargelia@hotmail.com . Aceptamos
colaboraciones. Ayúdenos a enriquecer nuestro
listado o a corregirlo, proporcionando, nombre,
profesión, categoría, página o e-mail.

En memoria de: Luisito Bravo; Marta Strada, Tito
Duarte y su padre Eduardo, Mario Fernández
Porta, Orlando Contreras, Luis García, Tony
Álvarez, Héctor Riopelle, Mandy Vizoso, René
Touzet, Luisa María Hernández "La India de
Oriente", Osvaldo Farrés, Welfo Gutiérrez, Titti
Soto, Arsenio Rodríguez, Juan Pablo Torres y
tantos otros que merecen que también se les
reconozca por siempre. Por la gloria de Celia Cruz
que  junto a todos ellos están sin descanso hasta
que regresemos a cantar y bailar en una Cuba libre.

Además, son bienvenidos los artistas no cubanos
que también han sido censurados por los medios de
comunicación castristas, como el caso más reciente
del famoso merenguero dominicano Johnny
Ventura, que al parecer declaró algo que no fue
considerado  ”políticamente correcto”, lo mismo
todo aquel de cualquier país que en la ciudad de
Miami, por no poder pagar su "payola" es un
intocable. Y por supuesto, de alguna forma
podríamos ayudar a los que viviendo dentro de la
isla esclava, son tratados de silenciar por no
plegarse al dueño de todo.

El talento artístico hay que conocerlo y respetarlo,
estén donde estén, pero yo ayudo más a aquel que
no tiene una compañía con dinero que los
promueva. No permitamos que mueran en el
anonimato.-
Opiniones sobre estos
trabajos pueden ser
enviadas escribiendo a
mariaargelia@hotmail.com
LOS OLVIDADOS DEL
EXILIO
Por Rosendo Rosell

Debía uno indignarse, pero la experiencia
nos dicta la pacífica conducta de los que
han visto muuuuucho, y saben que el
tiempo, si bien no lo borra tooodo, por lo
menos lo difumina. Eso, ha pasado, y
pasa casi siempre. La mente se afloja, y
recuerda lo reciente, dejando atrás, en el
olvido, la verdadera verdad de haceeee
muuuchos años, cuando ellos aún no
formaban parte de esa historia. No puede
ignorarse aquellos primeros tiempos,
cuando Arturo Artalejo, hacía famosa a “Mi
Botica”, en la Calle 8.
Cuando el Dr. July Sanguily operaba a los
cubanos que llegaban sin nada, por el
solo precio de servir a sus compatriotas...
Y el buen Dr. Pastoriza inyectaba millones
de unidades de Penicilina, en su farmacia
de la Calle 5, por el solo goce de servir al
prójimo... Y, el Dr. Pintado hacía favores a
los cubanos que tocaban a su puerta... y
Alberto Piñeiro con Maritza, comenzaron a
cuidar perros...
Y, el servicial Luis Sabines, y su hermano
Rolando, metían subrepticiamente en los
cartuchos, frutas y vegetales, para aliviar
necesidades, y calmar hambres... Y,
Humberto García y su socio Joseíto,
hacían otro tanto, en su “Jomares Market”...
Y, en el sector radial, más que pobre,
paupérrimo, el buenazo de Juan Amador
Rrrrrodríguez, hacía milagros noticiosos en
la emisora WMIE... Norman Díaz, hacía otro
tanto en su “emisorita”... Eduardo González
Rubio, Carlos Acosta y Alexis Farí (Yeyiye),
trataban de mostrar soluciones, a los que
llegaban. A Manolito Reyes, lo veíamos ya
“jugando en Grandes Ligas”, porque había
logrado entrar en el Canal Americano de
CBS, para dar noticias en idioma
español... Y, Tomás García Fusté, y yo,
lidiando con Mr. Alexander, para mantener
en el aire, de 8 a 8 y media, de la noche,
“El show de Rosendo Rosell”,
tempranísimamente, en un exilio, en que
Fusté y este servidor, rompimos la suela
de los zapados, buscando anuncios de 5
dólares a la semana, sin pedir campana...
Una de las figuras que jamás se
menciona, ha sido esta gran artista, que
triunfó significativamente en la televisión
de Cuba, en los muy vistos episodios del
Canal 4 “Mi Esposo Favorito”, dirigidos por
Condal, interpretados por Rosita Fornés,
Armando Bianchi, Rogelio Hernández y
Cuchita de la Fuente. También Herminia
de la Fuente, que estuvo casada con el
representante y empresario, Roberto
Rodríguez, igualmente desaparecido en el
exilio mantuvo una actuación estelar en el
Canal 6 de CMQ, en el programa “Mamá”.
De aquellos primeros tiempos también
recordamos a Hortensia Guzmán y al gran
actor, Paul Díaz.
Esos distinguidos compañeros, como el
que escribe, salimos abandonando
propiedades y pertenencias vo-lun-ta-ri-a-
men-te, sin apremiantes necesidades,
sencillamente porque escogimos, como
dijo el respetado escritor Enrique Labrador
Ruiz entre la dignidad y el asco...
No quiero dejar de señalar, que en aquel
primer empeño teatral que hicimos como
empresario y actor, estaban con nosotros,
Tito Hernández, Olga Lidya Rodríguez,
Alvaro de Villa, Pipo Piñero Pedro Román,
La India de Oriente, y un poquito más
tarde, Federico Piñero, Alberto Garrido, y
Lolita Berrio, y un escalón más adelante,
Leopoldo Fernández, Aníbal de Mar. Ah,
anteriormente, también Zoraida Marrero.
Perdón, por las omisiones, si algunas hay.
Pero, da pena constatar que personas
como el que escribe, que tooooda la vida
ha tenido gusto en mencionar y reconocer,
los reales méritos de los demás, como
consta en mis libros, discos, escritos
periodísticos, así como intervenciones en
radio y televisión, deba padecer esos
errores, voluntarios o involuntarios,
injustamente. La Historia no tiene más que
una versión verdadera. Y, está en su juego,
que Cuba totalitaria, escriba su relato
falso, con medias verdades y totales
mentiras. Pero no es aceptable la
reincidencia de omisiones en el exilio. Con
nuestras acciones dignas y sinceras,
debemos justificar nuestra presencia en el
destierro. Como respaldamos nuestras
recomendaciones, argumentando la
primerísima calidad de lo que
anunciamos, como los afamados
Productos Kirbyyyyy, así como sus
deliciosos Frijoles Kirby de legendario
Sabor Criollo... Y, así mismo respaldamos
nuestra invitación a visitar diariamente
“Casa Juancho”, con la altísima calidad de
las comidas y bebidas que allí se sirven.
Recuerden que el mejor restaurante de
Miami, es “Casa Juanchoooooo”... ç

Tomado del Diario Las Americas
Publicado el 06-10-2006

ADEMAS
e-mail  -    mariaargelia@hotmail.com
Copyright © 2009 María Argelia Vizcaíno

Opiniones sobre este trabajo
pueden ser enviadas
escribiendo a
mariaargelia@hotmail.com
Sección constantemente en
progreso, visítela próximamente
Otros diccionarios y notas de
importancia