Espere a que
termine de
cargar
M
  1. Raquel Maceda.- Bailarina y actriz que formó la famosa pareja de
    bailes con Rolando García llamados “Los Reyes del Mambo” y junto
    a su hermana Yolanda llamadas “Las Caramelos”. Para leer su
    historia pulse aquí.
  2. Yolanda Maceda.- Bailarina que formó junto a su hermana Raquel el
    dúo “Las Caramelos”. Para leer más busque a Raquel Maceda.
  3. Chris Mara.- Buscar por la “P” de Elvira Padovano.
  4. Marina.- Informa Cristóbal Díaz Ayala que pertenecía a las
    compañías que organizaban Garrido y Piñero a lo largo de la década
    de 1940 que contaban con dos grandes rumberas, ella que era
    casada con el locutor Cuco Conde, y Digna Zapata, que era además
    una magnífica recitadora.
  5. Lydia Martín.- Bailarina y casada con el trompetista y periodista
    Gonzalo Le Batard.
  6. Roxana Martín.- Bailarina que nació en Filipinas y comenzó sus
    estudios y carrena como bailarina a la edad de 7 años en Cuba.
  7. Jorge Martínez.- Bailarín estrella de Tropicana.
  8. Olga Martínez.- Catalogada rumbera de teatro que trabajó en el
    filme sonoro cubano “Sucedió en La Habana”.
  9. Velia Martínez.- Comenzó su carrera como bailarina, convirténdose
    en actriz y comediante. Busque su semblanza en el Diccionario de
    actores.+
  10. Raquel Mata.- Vedette, figura principal del cabaret del Hotel- Casino
    Capri, La Habana. Salió en la portada de la revista de espectáculos
    Show, edición de diciembre de 1959 (cuya revista se editó en Cuba
    has-ta 1960 que fue confiscada a sus dueños).
  11. Emy Mendoza.- Modelo de los shows de Tropicana, que alcanzó
    notoriedad en el show llamado Diosas de carne basado en la
    mitología griega de abril de 1958.
  12. Mitsuko Miguel.- Bailarina, coreógrafa, profesora de bailes. Desde
    los seis años, se presentó como niña prodigio bailando en puntas
    en diversos teatros, alternando con figuras de la talla de Josephine
    Baker entre otras. Formó una pareja exitosa con Roberto Gutiérrez,
    que se llamó “ROBERTO Y MITSUKO”, y ambos integraron el ballet
    de Alicia Alonso, donde se conocieron y decidieron formar el
    binomio que los unió por más de 40 años. Considerándose figuras
    estelares de los mejores cabaret y casinos en Cuba como el Casino
    Capri; Tropicana: Havana Riviera; Casino Parisene del Hotel
    Nacional, etc., alternando con los propgramas de televisión donde
    ganaron múltiples premios, y fueron nominados en varias
    ocasiones al titulo de “MISS Y MR. TELEVISIÓN”. En 1960 se exilian
    vía México aprovechando un contrato de Don Pepe León, para
    inaugurar el centro nocturno “Terraza Casino" y el teatro “Blanquita”,
    continuando con su fastuosidad dentro de la televisión, centros
    nocturnos, y teatros de revista en este país.
  13. Yolanda Montes.- Vedette conocida por Tongolele. Foto y breve
    reseña en esta página. Artículo titulado "Tongolele exótica y sensual"
    cortesía de José (Pepe) Martel.
  14. Berta Montesinos.- Bailarina y actriz. Trabajó en “Un farol en la
    ventana”, con el Director Juan Orol. Producción de México - Cuba.
    Duración 89 minutos. 1958, junto a Mary Esquivel, Néstor de
    Barbosa, Julio Albo, Alejandro Lugo, Fedora Capdevila, Vicky Codina,
    Jorge Raúl Guerrero,; además e “La mesera del Café del Puerto”,
    producción cubana con guión, producción y dirección: Juan Orol.
    Productora: España Sono Films de Cuba. Género: Melodrama. Año
    1950. Metraje: 83 minutos. Argumento: Manuel de la Pedroza, donde
    también trabajaron Julio Capote, Marta Rams, Elisa Araujo, Alicia
    Rico, Chino Wong, Viejito Bringuier.
  15. Nancy Morén.- Formó pareja de baile de Rolando García.
  16. Salomé Moreno.- Formó la pareja de bailes Salomé y Carlos, y
    actuó en la década de 1950 en los cabarets de Cuba. Salomé de
    apellido Moreno era cubana, casada con Carlos que era de
    Paraguay, o al menos se marchó para ese país, vivieron en
    Argentina, tuvieron hijos y después se divorciaron.
    Lamentablemente, según nos cuenta nuestra lectora, ya Salomé
    falleció hace 9 años (en el 2002). Yo solo recuerdo que había un
    bailarín llamado Carlos Sandor,  yo lo tenía por argentino, que formó
    pareja de baile con una joven llamada Juliette, pero no sé nada más
    al respecto, ni tampoco si es el mismo que bailó con Salomé
    Moreno. Si alguien nos puede ayudar al respecto con más
    información mucho le agradeceríamos que nos escribiera a
    rvizdesigner@yahoo.com. (Agradecemos esta información enviada
    por su sobrina Carla Mariana Pereira, desde Argentina).
  17. Onix Morera.- Destacada bailarina y modelo habanera, que paseó
    su arte por los más importantes centros nocturnos y teatros de La
    Habana de los 50. Comenzó como modelo de comerciales en la TV
    cubana. Estudió ballet con la compañía de Alicia Alonso, pero
    prefirió desarrollarse en la danza contemporánea. Bailó en los
    cabarets Tropicana bajo la dirección del famoso Rodney, Sans
    Souci, Parisién y Capri, entre otros. En una gira a México (1960),
    decidió pasar a los Estados Unidos. Se estableció en New York,
    donde bailó en diferentes espectáculos, y más tarde fue a vivir a la
    ciudad de Miami, en la cual desarrolló una conocida carrera como
    bailarina de danzas árabes. Hoy día, Onix Morera trabaja como
    promotora y realiza un interesante trabajo artístico con niños y
    adolescentes, desde su Proyecto Talento Artístico Juvenil, que
    puede verse en su página. www.talentartisticjuvenile.com
  18. Esperanza Muñoz.- Modelo de los shows de Tropicana, que alcanzó
    notoriedad en el show llamado Diosas de carne basado en la
    mitología griega de abril de 1958.

N
  1. Norma Naranjo.- Bailarina del cabaret Bamboo. Vedette muy popular
    por sus apariciones en el canal 6 antes de 1959, bautizada como
    "La Venus Antillana".
  2. Namora.- Con una popular carrera nacional e internacional.
  3. Aníbal Navarro.- Bailarín, coreógrafo y diseñador. Conocido también
    como Aníbal G. Navarro. Nació en Jaruco, La Habana en 1917. Es su
    nombre Aníbal González Navarro, hijo del dentista Miguel González y
    Erundina Navarro (hermana de la abuela Juana de la escritora,
    poeta y motivadora Xiomara J. Pagés, exiliada en Miami). Muy joven
    se convirtió en un virtuoso de la danza que llegó a trabajar en las
    más importantes plazas, estableciendo una trayectoria artística que
    no ha sido igualada por otro bailarín cubano hasta la fecha. Entre las
    que se destaca en la danza clásica como solista del Original Ballet
    Russe dirigido por el Coronel W. De Basil, probablemente la mejor
    compañía del mundo en su momento (dónde sólo habían bailado
    Alberto Alonso, en el año 1935 con 18 años y antes de su división a
    fines de 1936 que se llamaba Ballet Russe de Montecarlo, y
    después Luis Trápaga en 1941 llamado Original Ballet Russe); en
    la danza moderna en Buenos Aires obtuvo el rango de primer
    bailarín en la compañía de la norteamericana Miriam Winslow; como
    intérprete del folclor latinoamericano integró la plantilla fija como
    primer bailarín del respetable Teatro Colón, también en Buenos
    Aires, y que tampoco ha logrado hasta hoy (2012) ningún otro
    cubano; y en cabaret fue contratado, como estrella y coreógrafo en
    dos temporadas en 1954 (junto a la bailarina Lissy Wagner de las
    más destacadas alumnas de la escuela de danzas del Instituto de
    Extensión Musical de Santiago de Chile, figura señera dentro del
    arte del ballet en Chile que participó en 1942 en el primer estreno
    importante creado en Chile, interpretado por bailarines nacionales)  
    y en 1959, en el mítico Molino Rojo, de París, lo que tampoco ha sido
    conseguido por ningún otro cubano hasta el momento, entre
    muchos otros escenarios prestigiosos de varios continentes, como
    el presentando por Albert Arlis junto al renombrado compatriota
    cantante bajo Tino Ribal, y la bailarina cubana Helena de Castelar
    en el ciclo de arte Afro Cubano, celebrado en el Teatro Maipo, de
    Buenos Aires el lunes, 3 de mayo de 1948, auspiciado por la
    Embajada de la República de Cuba. Todo esto le permitió compartir
    con figuras de renombre internacional como Ernesto Lecuona, Rita
    Montaner, Dámaso Pérez Prado, “Bola de Nieve”, Xiomara Alfaro,
    Alicia Alonso, Nina Verchinina, Tamara Toumánova, Serge Lifar y
    Elvis Presley, entre otros, la famosa bailarina de origen danés Nina
    Stroganova, uno de los miembros fundadores del American Ballet
    Theater de Nueva York (1940-1942), que se destacó por su técnica
    perfecta y sólida, que formó su pareja en el dúo del pintor de El bello
    Denubio. A su retiro radicó en Madrid y se convirtió en uno de los
    coleccionistas de danza más reconocidos a escala internacional. Su
    colección es considerada por los expertos como una de las tres
    más importantes del planeta, tasada por ellos mismos por un cuarto
    de millón de dólares, según consigna el historiador Francisco Rey
    Alfonso, que publicó la famosa revista neoyorkina Dance Magazine.
    Su colección privada fue estudiada por la autora Rocío Espada para
    su libro “La danza española, su aprendizaje y conservación”. Y la
    Universidad Princenton conserva 80 cartas recibidas por el
    coleccionista Allison Delarue de Aníbal Navarro entre 1968-78, junto
    a otros objetos relacionados con el ballet incluyendo figuras de
    porcelana, fotos, pinturas, etc., considerados tesoros patrimoniales.
    Falleció en Madrid en el año 2000. (Parte de estos datos fueron
    aportados por el escritor e historiador Francisco Rey Alfonso y
    publicados en Radio Jaruco, del 3 de agosto de 2012; además, por
    su prima segunda Xiomara J. Pagés,  más investigaciones de María
    Argelia Vizcaíno). Vea al costado de este escrito más detalles
    aportados por la especialista de ballet e historiadora Célida P.
    Villalón.
  4. Miriam Naves Loynaz.-  Muy pequeña comenzó a estudiar danza
    española y música en el Conservatorio de música de La Habana y
    en el Palacio de los Deportes . A la edad de 13 años ganó una beca
    para el famoso ballet de Alicia Alonso, donde bailó hasta la edad de
    17 años.  En 1954 se unió a la compañía de Alberto Alonso,
    bailando a tiempo completo en televisión CMQ, Radio Centro y
    también todas las noches en Cabaret de Montmartre. Apareció como
    bailarina en la coreografía de dos películas "Una Gallega en la
    Habana" y "La mesera del café del puerto".  En 1956, recibió un
    contrato por Roderico Neyra, el Director Artístico de Cabaret
    Tropicana para bailar exclusivamente para el mismo y en el Hotel
    Internacional de la playa de Varadero.  A los 21 años deja su carrera
    de baile para formar una familia. Se exilió en el sur de la Florida.
  5. Ileana Nieves.- Vedette, que trabajó en el filme Viaje a la luna (1957)
    dirigido Fernando Cortés, junto a Kitty De Hoyos, Sergio Corona,
    Alfonso Arau.
  6. Consuelo Novoa.- Vedette del teatro Alhambra, La Habana.
  7. Mara Nuñez.- Primera Bailarina de Tropicana entre los años 1991-
    1993. Comenzó a viajar formando parte del elenco de otras
    compañías artísticas, y regresa nuevamente a Tropicana en el año
    2000 como Asistente de Dirección, Regisseur General y
    presentadora del espectáculo, bajo la dirección Artística General de
    Santiago Alfonso.

O
  1. Caridad Ortiz.- Bailarina y vedette. Nació en Marianao, Ciudad de la
    Habana Cuba, el 9 de agosto de 1932. Hija mayor de José B. Ortiz y
    de Margarita Sánchez. Fue bautizada como Caridad Margarita Ortiz
    Sánchez. Estudió en la primaria en una escuela pública. Trabajó
    primeramente  como doméstica después de divorciarse de su
    primer esposo, del cual tuvo su única hija, Caridad B. Díaz Ortiz.
    Inspirada por artistas de la época, comenzó abrirse pasó en el
    mundo artístico por sus propios medios y con la ayuda de personas
    establecidas en el medio, como Oscar Valdés, Facundo Rivero,
    Rolando Espinoza, Carlos Palma entre otros. Su primera actuación
    fue en la inauguración del Anfiteatro de Marianao. Después de varios
    años de actuaciones en cines, teatros y cabaret, el Sr. Palma le dijo
    que se presentara a la audición que se estaba realizando para
    todos los artistas que se contratarían para la revista musical
    Tropicana que saldría de gira a España, al ser aceptada, salió de
    Cuba en dicha gira participando en el elenco de la fastuosa revista
    musical del Show de Tropicana, con libreto y dirección de M. Filos y
    música de Ernesto Lecuona y Augusto Algueró (padre e hijo), con la
    primera vedette María de los Ángeles Santana, estrenada el 18 de
    mayo de 1957, en el teatro Cómico, de Barcelona. La famosa revista
    se presentó a demás en el Iris, de Zaragoza; el Apolo, de Valencia, y
    el Madrid, de la capital española, donde permanecieron por varios
    meses de actuaciones hasta mediados de enero de 1958, donde a
    continuación hizo otra gira como Vedette solista por varios países
    del medio Oriente, como Irán, Egipto, etc., en este último país
    enloqueció al público cuando participó con la revista musical
    llamada "Don Alfonso y sus Diamantes Negros"; teniendo
    innumerables éxitos. Vivió dos años en España,  donde obtuvo
    grandes triunfos en su carrera departiendo con todos los famosos
    de la época  que la iban a ver actuar, desde Machín, Lola Flores,
    María de loa Ángeles Santana, Los Chavales de España, entre otros.
    Fue en una temporada la primera bailarina del  Rey del Mambo
    Dámaso Pérez Prado. Posteriormente y debido al grandioso éxito
    alcanzado en Roma capital de Italia, sentó su residencia y lugar de
    trabajo allí, actuando en diferentes locaciones de toda Italia. En la
    actualidad y desde mediados de 1970, radica en Canadá, al
    casarse con el doctor canadiense Paul Chevalier, ya fallecido.
    (Informamos estos datos gracias a su hermana Clara Ortiz).
  2. Nora Ossorio.- Bailarina de Tropicana.

P
  1. Alicia Parlá.- La primera actriz y bailarina que dio a conocer los
    bailes cubanos en el mundo. También conocida como Alice Parlá y
    por Marianna. Busque más información sobre su trayectoria leyendo
    al costado de esta página. +
  2. Margarita Parlá.- Bailarina. Hija de Agustín Parlá Orduña,
    considerado el primer aviador cubano. Más información en el
    Diccionario de Ballet Clásico.
  3. Elvira Padovano.- Catalogada por la prensa como una bailarina “tan
    emocionante e imprevisible como una tormenta tropical”.  Fue
    durante su adolescencia una bailarina de ballet clásico. Mientras
    protagonizada una revista musical en Miami, fue presentada a un
    estadounidense que no hablaba español, pero con la ayuda de un
    intérprete tuvieron un noviazgo tormentoso y se casaron
    repentinamente a pesar de la barrera del idioma.  Con un nuevo
    esposo cambió de nombre para el de Chris Mara, se convirtió una
    bailarina latina de fama en club nocturno de EE.UU.
  4. Daryl Pérez.- Bailarín.Integró el Ballet Español de Cuba (BEC), hasta
    su asilo en Estados Unidos en enero, 2008, vía Mérida, Yucatán,
    México.
  5. Sonia Perla.- Bailarina de Tropicana. Reside en Miami.
  6. Sol Pinelli.- Antes de ser la gran actriz e insuperable directora y
    productora de radio, fue bailarina. En 1931 viajó a Hollywood junto a
    un grupo de músicos cubanos encabezado por Ernesto Lecuona,
    con motivo de la producción musical de la Metro Goldwyn Mayer
    (MGM) The Cuban Love Song, dirigido por W. S. Van Dyke e
    interpretada por Lawrence Tibbett, Lupe Vélez y Jimmy Durante, en la
    que Lecuona apareció con la Orquesta de los Hermanos Palau. Allí,
    Sol conoció a Buster Keaton y el encuentro fue inmortalizado en una
    fotografía donde el actor norteamericano posa con su cara triste y su
    rostro estereotipado bailando junto a Sol Pinelli. Entre 1926 y 1931
    se presentó con la compañía de Jaime Prats, integrada, entre otros,
    por Leopoldo Fernández, Federico Piñero, Candita Quintana y Miguel
    de Grande, en el cine Actualidades, el cual funcionó como teatro y
    tuvo su propia compañía de zarzuelas.  En varias ocasiones Sol
    Pinelli bailó el zapateo en el estudio CMQ-Radio con Vicente Morín
    de compañero, mientras hacían el popular programa de radio “El
    rincón criollo”. Muchos la recuerdan bailando también con Armando
    Mario, con quien hiciera una pareja de baile que gozó de mucha
    fama. (Información extraída de www.encaribe.org/index.php?
    option=com_content&view=article&id=2309:sol-pinelli&catid=85:
    tv&Itemid=188).
  7. María Antonieta Pons.- Cantante, actriz, bailarina. Una vedette muy
    completa considerada entre las mejores rumberas del mundo,
    apodada El ciclón del Caribe. /www.youtube.com/watch?
    v=9GItKthtvuE&NR=1 (Hay una breve muestra que se ve a la
    bailarina bailando una pieza que es la misma forma del paso básico
    de lo que se llama Salsa). Nació en La Habana, el 11 de junio de
    1922. Fue su primera película "Siboney" filmada en La Habana
    cuando tenía 16 años, dirigida por quien fue su primer esposo el
    hispanocubano Juan Orol, de ahí se mudaron a México donde
    continuaron los éxitos de ambos en el cine. En la década de 1940
    se casó con el actor cubano, escritor y director Ramón Pereda,
    trabajando juntos en 15 films antes de que Pereda muriera en 1970,
    aunque el último que hicieron fue Caña Brava en 1965. Algunos de
    las películas en que trabajó la Pons: Una estrella y dos estrellados,
    Las mil y una noches, Teatro del crimen, Rosa Montejo, La mujer del
    puerto, La vida íntima de Marco Antonio y Cleopatra, Embrujo
    antillano (coproducción con Cuba),Pasiones tormentosas, La reina
    del trópico, Los misterios del hampa, Toda una vida, La flor de la
    costa, Toros, amor y gloria, Cruel destino, Balajú, Mi reino por un
    torero, Konga roja, Viva mi desgracia, Noche de ronda, La última
    aventura de Chaflán. Falleció el 20 de agosto del 2004 en la ciudad
    de México. +
  8. Erick Pupo.- Bailarín. Integró el Ballet Español de Cuba (BEC), hasta
    su asilo en Estados Unidos en enero, 2008, vía Mérida, Yucatán,
    México.

Q
  1. Denise Quam.- Bailarina china, que trabajó en el show de Tropicana
    en 1957.

R
  1. Raquel.- Bailarina. Para leer más busque Raquel Maceda por la “M”.
  2. Ivette Ramos.- Modelo de los shows de Tropicana, que alcanzó
    notoriedad en el show llamado Diosas de carne basado en la
    mitología griega de abril de 1958.
  3. Regy y Gasulla.- Pareja de baile integrada por Regia Vera y José
    Gasulla.
  4. José Alberto Rey Pérez.- Instructor, bailarín, DJ., coreógrafo. Nació
    en La Habana. Graduado de pedagogía. Perteneció al grupo Irrumpe
    del Teatro Nacional, que dirigía Roberto Blanco. Desde 1996 está
    dedicado a dar a conocer en Hungría los secretos del baile del
    Casino (o Salsa) y sus encantos, y los bailes típicos del Caribe y de
    Latinoamérica. Como profesor de baile ha fundado la academia
    "Salsa Tropical Dance Studios” en Hungría. (Datos extraídos del
    libro “Son y Sazón Cubano” de María Argelia Vizcaíno donde participa
    aportando su receta favorita de la cocina cubana). www.salsadecuba.
    hu
  5. Lina Rivas.- Vedette.
  6. Rosa Carmina Riverón Jiménez.- Bailarina y actriz. Apodada “La
    Diosa de Fuego”. Hizo gran carrera en el cine de México. Rosa
    Carmina Riverón Jiménez nació en La Habana, Cuba, el 19 de
    noviembre de 1929. Junto a su hermana Juanita estudiaron baile en
    una escuela de danza de la capital. Cuando tenía 16 años el famoso
    director cinematográfico español Juan Orol viaja a Cuba, para
    buscar a su nueva protagonista, (debido a que su reciente divorcio
    con la rumbera María Antonieta Pons), terminó también con la
    relación de trabajo. Ella le es recomendada por Enrique Brión,
    locutor de la XEW que fue invitado a Cuba para un evento. Se
    marcha a México con él y la pone a protagonizar la película Una
    mujer de oriente (1946). Formó parte fundamental durante varios
    años del equipo fílmico de Orol en sus mejores filmes del cine de
    gánsteres o cine negro de las décadas de los 1940's y 1950's.
    Trabajó con casas productoras como Clasa Films Mundiales y
    Producciones Rosas Priego, de las que llega también a ser su
    artista exclusiva. Alcanza gran popularidad gracias a su
    temperamento y porte, pero sobre todo, por su imponente presencia
    y estatura poco frecuente en las estrellas de la época [1.77 m.), que
    la hizo destacar del resto de las "rumberas". Participa en numerosas
    producciones fílmicas tales como Tania, la Bella Salvaje (1947), La
    bandida (1948), Gánster contra charros (1949), Cabaret Shanghai
    (1950), Viajera (1951), En carne viva (1952), Estrella sin luz (!953),
    ¡Que idiotas son los hombres! (1953) y La Segunda Mujer (1954).
    Destacan en su filmografía Sandra, la mujer de fuego (1954) y su
    secuela El sindicato del crimen (1955), que son consideradas
    clásicos tanto del cine de rumberas como del cine de gánsteres,
    ambas rodadas en Cuba. Alternó con figuras como Roberto Cañedo,
    Fernando Fernández, Antonio Aguilar, Rafael Baledón, Lilia Prado,
    César Romero, Columba Domínguez, María Elena Marqués, Katy
    Jurado, José Sacristán y Pedro Armendáriz Jr., entre otros. Como
    empresaria de sus propios espectáculos, es pionera, al
    presentarse en directo tanto en plazas de toros, como en estadios a
    lo largo del continente americano en los que alcanza importantes
    éxitos en una época en que la televisión todavía no era considerada
    un medio masivo de comunicación. En 1974, el escritor Mario
    Vargas Llosa la dirige en Pantaleón y las visitadoras basada en su
    novela con mismo título (1974), producción de la Paramount
    Pictures realizada en República Dominicana, en la que es vestida
    por Oscar de la Renta. Esta última, es considerada una de sus
    últimas apariciones relevantes en el cine. En 1981, reapareció en la
    cinta Rastro de muerte, dirigida por Arturo Ripstein. Su última cinta
    fue Esta y l'otra con un solo boleto, en 1983. Ha sido objeto de
    numerosos homenajes, tanto en México, como en el extranjero.
    Caben destacar los que le ofrecieron tanto en la Cinemateca de
    París, como en el Centro George Pompidou de la misma ciudad y en
    el Festival de los Tres Continentes en Nantes, Francia, donde
    consiguió un éxito formidable según la prensa gala al presentarse
    en directo con su espectáculo Rumba, poesía y canto, así como en
    varias universidades y museos de Alemania en donde se han
    exhibido sus películas y vestuario en exposiciones organizadas por
    el escritor y crítico de cine Fernando Muñoz Castillo. El periodista y
    cineasta Manuel Ávila Camacho la rebautizó con el sobrenombre de
    “Su Majestad la Rumba”, pues según el escritor, la actriz y vedette es
    una de las más impactantes presencia artísticas que ha dado Cuba.
    No solo trabajó en México, sino también en España y Cuba. El
    carismático pintor y escultor mexicano José Luis Cuevas ha
    declarado en numerosas ocasiones tanto en prensa como en
    televisión que bautiza a la Zona Rosa de la Ciudad de México en su
    honor.  1Casada en varias ocasiones, su primer marido, Francisco
    Morales Llanes, fue militar y máximo responsable de la "Inteligencia"
    en Cuba durante la Segunda Guerra Mundial. Después contrajo
    nupcias con el polémico productor y director de cine español Juan
    Orol. Su tercer marido fue Ramón de Florez, perteneciente a una
    familia española ligada tanto a la corte de Alfonso XIII, como a la del
    dictador mexicano Porfirio Díaz. En su cuarto y quinto matrimonio se
    unió a empresarios de origen español y libanés respectivamente.
    Era conocida, también, la gran admiración que especialmente
    despertó en los dictadores Rafael Leónidas Trujillo de República
    Dominicana, como en Marcos Pérez Jiménez, de Venezuela. En las
    décadas de los 80's y 90's actúa en algunas telenovelas, siendo la
    última María Mercedes (1992), junto a Thalia. Rosa Carmina es
    considerada como una de las cinco "reinas del trópico" del cine
    mexicano junto a María Antonieta Pons, Meche Barba, Amalia Aguilar
    y Ninón Sevilla. Actualmente vive retirada en Barcelona, España. En
    la cinta biográfica realizada sobre Juan Orol por el cineasta
    Sebastián del Amo, (El fantástico mundo de Juan Orol, 2012), Rosa
    Carmina es interpretada por la actriz mexicana Ximena González
    Rubio. (Fuente Wikipedia.com).
  7. Inez Rita.- Bailarina del Sans Souci.
  8. Rosa Carmina  Riverón Jiménez.- Bailarina y actriz. Hizo gran
    carrera en el cine de México.
  9. Elia Roban.- Modelo y bailarina de Tropicana.
  10. Gladys Robau.- Bailarina folklore español.
  11. Rolando.- Bailadores. Buscar por la “E” de Rolando Espinosa y por
    la “G” a Rolando García.
  12. Efrén Rodríguez.- Bailarín estrella de Tropicana.
  13. Luisita Rodríguez.- Bailarina y modelo de Tropicana y otros centros
    nocturnos de Cuba.
  14. Teresita Rodríguez.- Modelo de los shows de Tropicana, que
    alcanzó notoriedad en el show llamado Diosas de carne basado en
    la mitología griega de abril de 1958.
  15. Gina Romand.- Actriz, bailarina y directora teatral. Nació el 15 de
    febrero de 1938 en La Habana. Fue su nombre real Georgina Garcia
    Tamargo. Muy pequeña vivió en México pues era la hija del
    embajador. Al fallecer prematuramente regresó a Cuba.
    Considerada una de las mujeres más bellas del espectáculo,
    comenzó como vedette estelar del famoso centro nocturno
    "Tropicana" de La Habana. Luego bailó en Las Vegas, Nevada en el
    espectáculo "La Parisien" del Casino de París. Se radicó en México
    a principios de la década de 1950 trabajando en el cine, donde ha
    filmado alrededor de 78 películas. Buscar en el Diccionario de
    Actuación toda su historia.
  16. Alfredo Romero.- Integró la pareja de baile López y Romero junto a
    Conchita López. En el Teatro Shangai que interpretaban una danza
    apache que él hace tiras el traje de ella dejándola desnuda.
  17. Kati Rusy.- Bailarina.
Raquel
Maceda
Caridad
Ortiz
Roxana Martín.- Bailarina que nació en Filipinas y comenzó sus
estudios y carrena como bailarina a la edad de 7 años en Cuba.
M - R
Morera
Jorge Guerrero y bailarines del Palette Club, a su lado derecho (la famosa actriz) Norma Zúñiga.
María
Antonieta
Pons
Gina Romand, revista de America 1964.
Gina Romand, filme Santo vs. la hija de Frankestein, 1972.
Tongolele exótica y sensual

Por José (Pepe) Martel

Un torbellino en la actuación, mujer exótica en su baile que cautivó a multitudes y
fue considerada un ícono dentro del cine mejicano que llegó y triunfó en su Edad
de Oro. Ella fue otras de esas afamadas estrellas de la cinematografía universal
como embajadora  de ritmos y danzas creadas por sus movimientos y un nuevo estilo
de bailes admirado por el público.
Anteriormente hablamos de las cinco rumberas del trópico que además
escenificaron el mambo y el chachachá: María Antonieta Pons, Ninón Sevilla., Rosa
Carmina, Amalia Aguilar (todas cubanas) y la neoyorquina-mejicana, Meche Barba.
Otras destacadas dentro el cine fueron Lilia Prado, artista de la pantalla grande y  
una gran bailarina gran rumbera junto a Silvia Pinal, Ana Bertha Lepe, Ana Luisa
Peluffo, Evangelina Elizondo, Lilia del Valle, Olga Chaviano,  Yadira Jiménez, Mary
Esquivel y Dinorah Judith. En su mayoría descubiertas por el empresario Juan Orol.
¿Quién es Tongolele? Un ser viviente que todavía esporádicamente actúa en
distintos lugares en México. Su nombre, Yolanda Montes Farrington, nacida en
Spokane, Washington, EE.UU. un 3 de enero de 1932. De padre  (español-sueco) y
madre (francesa-inglesa) con abuela materna de  descendencia tailandesa que al
aparecer la contagió de esa magia  del baile oriental que mezclados con la rumba,
mambo y chachachá  fomentaron en Yolanda una creatividad  única en la danza.
En México inició sus primeras piruetas artísticas a los quince años bailando en
teatros convirtiéndose con el tiempo en una excelente bailarina y actriz de cine por
su exclusividad y atractiva personalidad adornada siempre con esos bailes exóticos y
la muestra de un “look” distinto emanado de su linda cabellera negra adornada por
ese ancho mechón blanco y natural de pelo que llegó a cautivar a millones y
millones de hombres  en Latinoamérica, Estados Unidos y el Caribe. En Cuba gustó y
cautivó con sus actuaciones en cabarets y centros nocturnos incluyendo  Tropicana
además de actuaciones en el Teatro América de la capital cubana.
Sus bailes del Kalantán, la Bongala y Su May Key solo exclusivos de ella y con el
tiempo se hicieron inmortales. Los movimientos y contorsiones de su cuerpo  dieron
a Tongolele una legitimidad y dominio único en ese género. Una mujer bonita,
vistosa, atrayente y sensual la llevó a escalar popularidad y fama convertida en una
diosa de carne y hueso.
Hubo una época que no solo Tongolele como las famosas rumberas del trópico
fueron atacadas y censuradas por cierto sector de la sociedad mexicana que bajo la
famosa “Liga de la Decencia” hicieron que ese género de bailes se eliminara del
cine y emigrarán a otros países del continente . Su refugio resultó  la televisión  
preferentemente en las telenovelas. Ya en 1980 desaparecida esa represiva y
extrema Liga de la Decencia hubo una revalorización del trabajo de esas rumberas y
atractivas figuras de esos géneros de la cultura caribeña y tropical.
Hizo varias películas en Hollywood donde se destacó junto a Boris Karloff en “Isle of
the Snake People” y cabe señalar que desde las décadas de los 40´s a los 80´s no
dejó de actuar en la pantalla grande. Sus actuaciones en España, Cuba, República
Dominicana, Puerto Rico y varios países de sur y centro América son siempre
recordadas. Ahora México fue su segunda patria. Ya que todavía actúa en centros
nocturnos y teatros de la capital azteca.
Sus películas, documentales y series en televisión: Documental con Tin Tan (2010),
Ni muy, muy…Ni tan, tan…Simplemente con Tin Tan (2005); Con todo (1998),
Conversando con Cristina Pacheco (1997), Memorias del Cine Mejicano (1993),
Salomé (2001), Las fabulosas del Reventón 2 (1983), Teatro Follies (1983), La
pasión de Isabela (1983-tv), Isle of the Snake People (1971), El crespúsculo de un
Dios (1969), Las mujeres panteras (1967), La muerte es puntual (1967), Amor a ritmo
de Go-go-go (1966), Mujer siempre (1958), Pensión de artistas (1956), El misterio del
Carro Express (1953), ¡Sí! Mi vida (1953), El mensaje de la muerte (1953), ¡Ahí!
Vienen los gorrones (1953), Había una vez un marido (1953), Amor de locura (1953),
Chucho, el Reventado (2952), ¡Mátenme! Porque me muero (1951), The King of
Neighbord (1950), Han matado a Tongolele (1948),  Nocturne of Love (1948) y La
mujer del otro (1948).
Ha sido siempre una mujer de total sensualidad e inigualable belleza, elegante y
llamativa que impresionó a multitudes que la aplaudían por sus bailes exóticos y que
sus movimientos y movimiento de brazos, caderas y glúteos además de convulsionar
sus pechos fueron siempre comprendidos como rumba tropical. Muchos cubanos
pensaron en aquellos tiempos creyeron que ella era cubana y oriunda de Santiago
de Cuba. Una norteamericana con sangre, espíritu y sensualidad caribeña.
     
Miami, Florida, USA.  /  joselmartel@yahoo.com
Yolanda Montes.- Nació el 3 de enero de 1932 (otros historiadores aseguran que
1930) en Spokane, en el estado de Washington. Su padre era español-sueco y su
madre inglésa-francésa-tahitiana. A los 15 años integró el Ballet Internacional de
San Francisco, California. Bailó en el Huracán, famoso cabaret tahitiano y fue
contratada para una gira en una compañía cubana de revistas que trabajaba
habitualmente en el Wilshire Ebbel Theatre de Hollywood. El nombre de Tongolele
lo eligió ella misma para la revista cubana sin saber que se quedaría con él para
siempre.
En 1946 llegó a México. No hablaba español pero pudo trabajar en el Teatro Follies
para pasar más tarde al famoso Tívoli.  Fue contratada frecuentemente para trabajar
en Tropicana de La Habana, el mejor cabaret del mundo en su tiempo y en la
televisión y otros centros y teatros. Se casó en 1956, en Nueva York, con el
percusionista cubano Joaquín González, llamado “El mago del tambor”, quien
trabajó con ella hasta su muerte en 1996. (Recopilación de María Argelia Vizcaíno
basada en una entrevista que ofreció la artista).
Sol Pinelli en 1931 bailando con Buster Keaton, en Hollywood, junto a
los músicos de la orquesta de Ernesto Lecuona.
Rosa Carmina  Riverón Jiménez.- Bailarina y actriz. Hizo gran
carrera en el cine de México.
Aníbal Navarro
Valioso aporte especial enviado para esta página por Célida
P. Villalón

Respecto a Aníbal, es una pena que no se diga que comenzó sus clases
de baile en Pro-Arte Musical, con Alberto Alonso y su primera esposa, la
gran bailarina del Ballet Russe de De Basil, Alexandra Denisova, una
bellísima y joven mujer canadiense, que se cambió su nombre Patricia
Denise, por Denisova, y así adquirió fama en Europa y Australia en los
años 40 y 41. Cuando se hizo cargo con Alberto de la escuela de baile de
Pro-Arte, Aníbal fue uno de los primeros alumnos.
Aníbal hizo su debut en las tablas del Teatro Auditórium en 1942,
interpretando el Lobo del ballet "Peter and the Wolf", con música de
Prokofieff y coreografía de Adolphe Bolm, que con las alumnas pequeñas
de la escuela, subió a la escena en marzo 4 y 6 de 1942, Aníbal también
tomó parte en el ballet "Los Preludios", con música de Liszt, primera obra
coreográfica de Alberto Alonso, que cerró el programa de esa primera
presentación de la escuela de Pro-Arte, que también incluía el ballet "Las
Sílfides" de Fokine, con música de Chopin.
En noviembre de ese mismo año, la escuela volvió a presentar otra
función con dos obras mundiales: "Las Bodas de Aurora", tercer acto de
"La Bella Durmiente", de Petipa, y música de Chaikowski, donde Aníbal
interpretó la difícil variación de "EL Pájaro Azul", con Gloria González
Negreira. Una alumna que mucho prometía, y hoy es conocida en EE.UU.
como Gloria Fokine, por su matrimonio con Leon Fokine, de la ilustre
familia de coreógrafos y profesores rusos.
Esa función terminó con "Petrouchka" de Michel Fokine y música de
Stravinsky, obra que fue premiada ese año como el mejor espectáculo
teatral, por la ARTYC (Asociación de Redactores Teatrales y
Cinematográficos de Cuba). En los roles principales aparecieron
Fernando Alonso, como El Moro, Denisova fue La Bailarina, y Alberto
Alonso encarnó el rol titular del muñeco de paja, papel que puedo decir
sin equivocarme que fue el mejor de su carrera como bailarín.
Aníbal continuó en Pro-Arte hasta 1944, cuando el Original Ballet Russe
de De Basil pasó por La Habana, rumbo a Sur América, y fue contratado,
partiendo con ellos.
Tuve la suerte de ver a Aníbal después de muchos años, en Madrid, en
1984, cuando fui a la capital española a ofrecer una conferencia sobre la
historia de la escuela de Pro-Arte en el Club Cubano, y allí tuve el enorme
gusto de abrazarlo de nuevo. Me contó su vida en detalle, y recordamos
mucho a Pro-Arte. Recuerdo también muy vivamente que fue motivo de
risa para mí cuando se acercó a saludarme la primera vez, y muy
finamente me llamó Madame... Después los dos reímos de buena gana.

Célida P. Villalón.- Crítica de ballet, historiadora, periodista. Prima hermana de
Fernando y Alberto Alonso, famosos bailarines, coreógrafo y maestros, fundadores
del ballet en Cuba. Su afición al ballet la llevó desde muy joven a perseguir el
periodismo y a escribir sobre el tema en distintos periódicos y revistas de Cuba.
Perteneció al personal administrativo de la Sociedad Pro-Arte Musical de La Habana
entre 1941 y 1959, que salió al exilio radicando en Nueva York, continuando
escribiendo en diversos medios.
Sus trabajos se han publicado en la “International Encyclopedia of Dance” (Oxford
University Press, New York, 1996). Es autora del folleto “Historia Concisa del Ballet
en Cuba” (1974) y del libro “Pro-Arte Musical y su Divulgación de Cultura en Cuba”
(Senda Nueva, Ediciones, Nueva Jersey, 1990). Colabora como editora de eventos
especiales en la revista “Temas” y es corresponsal para “Por la Danza”, España
además para en los portales www.danzaballet.com ; Danza Hoy; www.nuevacuba.
com; baracuteycubano.blogspot.com. Premio Elena Mederos 2002, Asociación
Nacional de Mujeres Cubano-Americanas (NACAW, en inglés).
Espere a que termine de cargar
Interesados en promover su
negocio, sus trabajos artísticos,
obras, libros o producciones
discográficas, escriban a

mariaargelia@hotmail.com

Para información extra
llamar al
(561) 758-4316
Material de consulta con Derechos
Reservados conforme a la ley
Queda prohibida la reproducción total o
parcial de todo lo que aparece en esta
página (web. blog, etc.), por cualquier
medio o procedimiento, sin para ello
contar con la autorización previa, expresa y
por escrito de María Argelia Vizcaíno.
Cualquier forma de utilización no
autorizada le será aplicada lo establecido
en la ley federal del derecho de autor.
Información puede encontrar visitando
http://www.copyright.gov/
Por favor, no omita el nombre del
autor ni la fuente de dónde fue
publicado cualquier escrito que
copie y distribuya. Hay que
respetar los derechos de los
autores, que es respetarnos a
nosotros mismos. Gracias.
María Argelia Vizcaíno
e-mail  -  mariaargelia@hotmail.com
DICCIONARIO DE TALENTOS ARTÍSTICOS CUBANOS EN EL EXILIO
Copyright © 2008 María Argelia Vizcaíno
Categoría # V
(Primer Diccionario) Vedettes de la Cuba de ayer, de hoy y del exilio.
Alicia Parlá bailando una rumba en una película de 1933.
Desde Hungría mostrando la cultura
cubana José Alberto Rey.

Opiniones sobre este trabajo pueden ser enviadas
escribiendo a mariaargelia@hotmail.com
autorizando su publicación
Sección constantemente en progreso, visítela próximamente
Adquiera
LIBROS EN
ESPAÑOL
Edición impresa /
eBOOKS (Libros
digitales o
electrónicos)
Colabore con esta página
comprando en su tienda
virtual o un espacio para su
publicidad.
DONACIONES: Su compra puede
ser considerada como una
donación para mantener este
sitio cibernético dedicado a la
preservación cultural.
Alicia Parlá.- La primera actriz y bailarina que dio a conocer los bailes cubanos en
el mundo. También conocida como Alice Parlá y por Marianna. Nació el 29 de
enero de 1914 en La Habana, donde su padre era un médico prominente. En la
década de 1930 fue reconocida como “Reina de la Rumba”, convirtiéndose en una
sensación estadounidense y europea con su baile sensual, que atrajo la atención de
varios miembros de la realeza como el Príncipe de Gales, a su hermano Albert
Duque de York y a la famosa bailarina Josephine Baker, quien aprendió de ella los
bailes cubanos. Frecuentemente se le confunde por su apellido como hija del
famoso aviador Agustín Parlá, o como ha informado el respetado Dr. Cristóbal Díaz
Ayala en la Enciclopedia de la Música, que ella es la bailarina cubana hermana del
famoso y primer aviador Agustín Parlá Orduña nacido en Cayo Hueso el 11 de
octubre de 1887, (quien fue el primer aviador en volar 119 millas desde Cayo Hueso
al Mariel, en Cuba, el 19 de mayo de 1913) pero encuentro algo confusa la
información, ya que en la historia de Alicia jamás se habla de este hermano que
podía ser su padre, que ya era famoso en 1912 y ella nació en 1914, en cambio sí
he confirmado que entre los hijos de Agustín se encuentra una bailarina y profesora
de ballet  llamada Margarita Parlá, nada que ver con lo que bailaba Alicia Parlá.
Margarita tuvo en Brooklyn una compañía de Ballet Flamenco. Posiblemente se
haya confundido a Alicia con Margarita, por ser ambas bailarinas y tener el mismo
apellido.
Según aparece en una reseña del obituario de Alicia en The New York Time,
titulado “Alicia Parla, 84, Dies; Showed the World How to Rumba”, escrito por Robert
McG. Thomas Jr., y publicado el 11 de octubre de 1998: “Durante un período de
inestabilidad política en Cuba en la década de 1920 asistió a una escuela de
monjas en un convento de Cayo Hueso, Florida. Aprovechando que su padre, un
hombre tan estricto se quedó en La Habana, pues nunca habría tolerado la danza
como una carrera. No es que su madre no era estricta, también, pero su padre tenía
otras ideas, insistiendo en que su hija debía obtener una medida de autosuficiencia,
aprendiendo a escribir,hasta que un millonario se presentara. Pero desde que era
una niña su verdadera pasión fue el baile, y cuando un hombre que tenía un estudio
de danza en su edificio de apartamentos se maravilló de su habilidad, comenzó a
forjarse la idea de que en realidad podría convertirse en una profesional. Y
consiguió su oportunidad en 1931 después de que comenzó a trabajar como
vendedora de cigarrillos a los 17 años de edad en el club nocturno Greenwich
Village Inn, bajo la supervisión de su madre, porque aún era adolescente y después
de haberle prometido no dejar nunca que su padre supiera, y concentir que su
madre sirviera como acompañante en el puesto de trabajo, además de haberla
amenazado de que se suicidaría (algo que la señorita Parlá hizo con alarmante
regularidad a lo largo de su vida). Allí fue bailarina suplente que recibía grandes
aplausos, fue cuando vino la noche inevitable que una bailarina española del club
se enfermó y la señorita Parlá se ofreció a tomar su lugar, y, bueno, fue un éxito y le
ganó la confianza de tal manera, que cuando el célebre director de orquesta
cubano Don Modesto Azpiazu hizo un llamado a una bailarina de rumba para un
concierto en el Paramount unas semanas más tarde, la señorita Parlá fue probada,
junto con 150 otras aspirantes, y consiguió el trabajo. Durante los ensayos hacía
pareja con un hombre, pero lo encontró tan torpe y tan vergonzoso que ella
persuadió al Sr. Azpiazu para hacerle bailar solos, alegando que ‘la rumba es muy
sexual y no me gusta hacerlo con un compañero’. La decisión puede haber sido
crucial para permitir la eventual aceptación de la rumba por un mundo puritano, ya
que no es lo mismo ver los giros sensuales de una mujer bailando sola, que por una
pareja juntos que se vería sexualmente sugestivos. Fue ese contrato de Paramount el
que permitió hacer la grabación de Azpiazu de ''El manisero'' (''The Peanut Vendor'')
que lo convierte en un éxito internacional dando inicio a la fiebre de la rumba de la
década de 1930.Después de recorrer los Estados Unidos con la orquesta de Azpiazu
y luego de bailar con otra orquesta en el Tavern on the Green en Central Park, Parlá
(y su madre) se unieron al Sr. Azpiazu en una gira europea en 1932.Fue durante una
presentación en el Monte Carlo que la señorita Parlá llamó la atención de dos
futuros reyes de Inglaterra, Eduardo, el Príncipe de Gales, y su hermano Albert,
Duque de York, que más tarde se convirtió en el rey Jorge VI. Al día siguiente, la
llamó Eduardo a su casa para que le enseñara la rumba, y ella asistió con su madre,
y dijo que él lo hizo, que era muy bueno. Otra de sus conquistas en Monte Carlo, fue
nada menos que Maurice Chevalier, quien le pidió que fuera a Niza con él para
pasar la noche, a lo que ella se negó, recordándole que lo sentía mucho “soy virgen''.
Agrega el articulista del popular periódico newyorquino que su triunfo en Monte
Carlo, cuando se inauguró en París en el mes de julio, Miss Parlá fue preparada,
pero no para lo que sucedió. Cuando hizo su entrada caminando por una gran
escalera y llevando una bufanda de esclavos y un traje decorado en rojo, blanco y
azul, los colores de la bandera cubana, la multitud enloqueció, creyendo que era en
honor de los colores de la bandera francesa y comenzaron a gritar ''Vive La France”.
Más tarde ella supo que era el día de la Toma de la Bastilla y que la multitud lo
había tomado como un homenaje a Francia. Al día siguiente, fue aclamada por los
críticos como la cubana ''Mariana'' (como le llamaron los franceses y en Estados
Unidos) y el nombre se quedó. En cuestión de semanas, se hizo muy popular las
bufandas Mariana, y su traje fue copiado y puesto a la venta en tiendas de moda
francesa.
También relata en el mismo artículo que Miss Parlá había enseñado a Josephine
Baker la rumba y había hecho un viaje a Bruselas, donde el rey Leopoldo estaba tan
encantado con ella que le dio una caja de bombones tan grande que bailó en ella
para él. Después de un regreso triunfal a los Estados Unidos a bordo del Ile de
France en 1933, la señorita Parlá pasó un año bailando en el Mon discoteca de
París, donde fue aclamada por Walter Winchell, el famoso comentarista de radio y
periodista norteamericano.
Finalmente cediendo a los deseos de su padre, regresó a La Habana a finales de
1934 y se casó unos meses más tarde para covertirse en ama de casa. Aún no
contaba 21, pero su reinado como la reina de la rumba había terminado. Su primer
esposo, era el hijo de un rico hacendado, por lo que fue a residir a una zona rural,
donde ella descubre que no podía seguir viviendo en una finca después de que
había visto París. Obtuvo el divorcio y se casó más tarde con Guillermo
Amuchástegui, un famoso jugador de jai alai, que la llevó por todo el mundo, y se
codeó con personajes como Orson Welles y Esther Williams (cuando no estaba en
Cuba, codeándose con Ernest Hemingway).
Encontré que durante su carrera artística, Parlá apareció en dos películas de USA:
The Angry God y The Black Privateer, así como también en varios documentales.
Tuvo el privilegio de trabajar junto a Carlos Gardel en el filme “Espérame” y
subtitulada como “Andanzas de un criollo en Europa” de 1932, en los estudios que
Paramount poseía en Joinville, Francia. Fue junto a la orquesta del maestro Don
Azpiazú, donde Gardel cantó la rumba “Por sus ojos negros”, con música de Azpiazú
y letra de Carlos Lenzi y Alfredo Le Pera. En esa ocasión la reconocida orquesta
estaba integrada por: Julio Cueva, primera trompeta; Pedro Vía, segunda trompeta;
José “Chepin” Socarrás, guitarra y gran atracción por su manera peculiar de tocar y
bailar; Emilio Hospital, violín;  Pedro Guida, clarinete y saxofón; Francisco
González, también clarinete y saxofón; Pedro Tellería, percusión; Álvaro de la Torre,
bongó; Teddy Henríquez, contrabajo; Lozano Morejón, piano; José Pereira como
cantante; Don Azpiazú, director y claves,  y Alicia Parlá presentada como “Mariana”
bailando.
Aparentemente regresó al baile porque posteriormente en México participó en la
película “Esclavitud”, rodada en 1944 junto a Cecile Abreu, Luisita Alfonso y Kali
Karlo, y con la participación de María de los Ángeles Santana, Mirta Silva,
Miguelito Valdés, Sergio Orta. También la revista Billboard del 22 de enero de
1944, en la página 76 escribió sobre su participación en la apertura del Club Sans
Soucí “después de un retraso de dos semanas, abrió la semana pasada. Música de
características de baile cubano. Floorshow primero tuvo a Margarita Maris, Marianna
y Alicia Parlá”, de ese tiempo aparce en una foto junto al maestro Lecuona y la
vedette Rosita Fornés.
En 1948 participó en “The Angry God”, dirigida por Van Campen Heilner, haciendo
el papel de Mapoli y coprotagonizando con Casimiro Ortega y Mario Forastieri. Por
estos datos no entendemos la historia relatada en el obituario, porque al parecer no
se retiró del todo antes de cumplir los 21 años como el escritor cuenta.
Cuando el presidente Batista huye el 31 de diciembre de 1958, Alicia Parlá estaba
casada con un funcionario de su gobierno, así que salió también rápidamente a los
Estados Unidos y se establecieron en Miami, donde pasó 20 años trabajando como
asistente administrativa del hospital Victoria. Su trayectoria fue recogida brevemente
en la Enciclopedia Británica. Falleció de cáncer en su casa en Miami el 6 de
octubre de 1998. (www.britannica.com/EBchecked/topic/444185/Alicia-Parla). Los
servicios fueron ofrecidos por Caballero-Woodlawn Coral Gables Funeral Home. Le
sobreviven su hija, Ileana Comas, su yerno Arturo Comas, una hermana llamada Zilia
P. Navarrete, ambas en Miami; dos nietos Arturo y Alfredo Comas; su sobrina María
Cristina Hellner.
(Recopilación especial de María Argelia Vizcaino especial para
www.mariaargeliavizcaino.com) (Fuente: www.nytimes.
com/1998/10/11/nyregion/alicia-parla-84-dies-showed-the-world-how-to-rumba.html ;  
http://articles.sun-sentinel.com/1998-10-11/news/9810100239_1_rumba-daughter-
queen); Boca Raton News).
+